Acepto

19

Especial Jenny y Beth parte 1

 

—John —lo llamo.

El gira y me sonríe.

—Mande —besa mi mejilla

Recuerdo muy bien el día cuando Tom me comentó que ya sabía con quién iba a casarse. Estábamos en mi casa viendo una película, una actividad que solíamos compartir de dos a tres veces a la semana, a la mitad de esta toma el control remoto y le da pausa.

Pero después del "Beth me voy a casar" mi cerebro dejo de procesar todo lo demás, me dijo que la había visto en una fiesta la noche anterior, estaba muy entusiasmado e ilusionado. Tal como podía estar un niño también. Quería hacerlo cambiar de opinión lo intenté, unos meses antes había comenzado a sentir algo por Tom, creí que el sentía lo mismo, pero esa tarde me di cuenta de mi error. Con los meses intente de todo para eliminar esa ilusión por ella, por Dios éramos niños y faltaban años, tenía que intentarlo. Pero nada cambio, todo estaba igual, en especial en el día de su boda.

¿Como me veo Beth? —estaba ahí de pie frente a mí con una sonrisa que no había visto jamás y llevamos años, muchos años de amistad.

Anni es muy afortunada —me acerco a él y acomodo su moño del cuello.

Mi corazón iba a mil por hora, quería detener todo y llevarme a Tom lejos, pero ella amaba y era real, no podía arruinar su día. Jamás haría, lo amo y quiero que sea feliz, aún si no es conmigo.

—Estoy nervioso —camina hasta un espejo y arregla su ropa, aunque esta perfecto.

—Ya estás aquí, debes estar tranquilo, solo respira —camino hasta él.

—No puedo evitarlo —gira sonriendo, cuando fija su mirada en mí, su sonrisa desapareció.

—¿Que? —pregunto.

Un paso hacia a mí, me abraza fuerte y yo le hago lo mismo, la menos por una última vez siendo soltero y libre para mí de pensar en tener una oportunidad.

—Hay un hombre para ti Beth, debes buscarlo y tal vez no esté tan lejos como piensas, estoy seguro de que serás feliz con él, te conozco y eres una mujer fuerte y eres hermosa, te mereces a alguien especial.

—Entonces lo sabes —me aferró más a sus brazos.

—Soy lento, pero termine entendiendo las indirectas.

—Menos mal.

Me separa de el

—Beth yo te quiero mucho y en verdad no quiero perderte —dice triste— aunque lo entendería, todo esto para ti no debe ser fácil, está aquí, apoyándome incondicionalmente sin pedir nada a cambio.

—No te preocupes Tom, yo entendí hace tiempo que algo entre nosotros no era una posibilidad y está bien, en verdad, no digo que no me afecte para nada, pero si me siento feliz por ti, de corazón.

—Eres asombrosa y perfecta —besa mi frente— no sabes cuán importante eres para mí.

Lo abrazo.

—Tu también lo eres para mí

—Solo alguien igual de especial te va a merecer, ni más ni menos.

—Gracias —beso su mejilla.

Escuchamos unos golpes en la puerta.

—¿Sí? Pase — dice Tom

—Hola —dice una chica un poco tímida al entrar— soy Jenny, amiga de Anni, ella te está buscando, pide si puedes ir ahora —se dirige a Tom.

—Voy.

Los tres salimos del cuarto, veo como Tom acompaña a la chica por el pasillo, yo me quedo ahí observando.

—Te ves hermosa —escucho a mi lado— muy hermosa.

—Oh —me sonrojo— gracias John —giro hacia a él y acomodo él no sé qué de su ropa, solo lo hago— tú también estás muy atractivo.

Cuando la ceremonia termino, fue cuando me prometí a mí misma seguir adelante, ese día fue el cierre de mis sentimientos por Tom, aunque claro, todo a su tiempo.

—Este sábado... Yo me preguntaba si tenías algo que hacer.

—No, estoy libre ¿Los chicos están planeando una salida? —Mira hacia donde están ellos conversando.



Maria.A

Editado: 30.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar