Alexitimia

Capítulo 5: Hogar.

Caminaba con mi madre después de venir de clases            

Caminaba con mi madre después de venir de clases. Ese día todos mis compañeros habían llevado a sus mascotas, cuando me preguntaron por la mía, yo les dije que simplemente no les veía el uso práctico.

-¿Por qué las personas crían animales? Lo único que hacen es orinar, hacer popó, dormir y comer las tareas.- Le pregunto a ella, tratando de imitar una cara de asco.

-Miles, no digas eso.- Lo dice mientras acaricia mi cabello- Cuando alguien decide traer a su casa a una mascota, ella le da compañía, lo alegra con sus ocurrencias y lo consuela cuando se siente triste. Esa mascota llega a ser un hogar.

-Entonces, ¿yo no tengo un hogar?

-Yo soy el tuyo, mientras me tengas a mí, siempre tendrás un hogar.

-Y, ¿si algún día me dejas?

Levanto la mirada y noto que está triste, es ahí cuando me doy cuenta que no debí haber dicho eso.

-Bueno, si algún día pasa eso, llegará algo o alguien que se convertirá en tu nuevo hogar, vivirán aventuras juntos, reirán y también sufrirán.- Se detiene, baja hasta mi altura y me mira directamente a los ojos- Pero Miles recuerda que para que ese ser sea tu hogar, primero, lo debes dejar entrar.

****

Eleonor está en la puerta de mi departamento. Cuando ella me ve, se asusta un poco y luce confundida.

-¿Qué haces aquí?

-Yo vivo aquí.- Le respondo.-¿Y tú?

-Yo también he alquilado este lugar, justo acabo de hablar con la casera y me dio esta dirección.

-Tenemos que solucionar esto con ella, dame un momento para llamarla.- Trato de cerrar la puerta y Eleonor, antes de hacerlo pone su pie para que quede abierta.

-Espera, ¿puedo entrar?. Está lloviendo afuera y recién salí del hospital, tengo miedo de enfermarme.

-No, lo siento.- Cierro la puerta.

Lo sé, fui un poco duro pero no estoy acostumbrado a que invadan así mi espacio personal.

Trato varias veces de llamar a la casera, nunca me contesta. Pienso que la mejor opción es intentarlo otra vez mañana. Así que salgo a buscar a Eleonor para informarle que regrese otro día, en eso escucho parte de su conversación por teléfono.

-Sí, mamita Rosa, ya llegué a la ciudad. Todo es muy hermoso y me estoy divirtiendo mucho. ¿Cómo estás ?¿Te está tratando bien el doctor? No te olvides de tomar tus pastillas. Las he dejado anotadas todas en el refrigerador. Más bien te tengo que dejar porque estoy acomodando mis cosas, cuando vengas vas a ver bien bonita mi casita.

Cuando termina la conversación, ella empieza a llorar. Eso me confunde porque hace unos momentos se veía tan feliz, ¿por qué le miente a su abuela?. Eso es lo extraño de las personas, tratan de alegrar a los demás cuando ellas están rotas por dentro.

Aclaro mi garganta fuertemente para llamar su atención. Ella, al darse cuenta de mi presencia, se seca las lágrimas y otra vez sonríe como si nada hubiera pasado.

-Entonces, ¿qué te dijo?

-No me contesta.- Le respondo.

-Ah.- Se vuelve a sentar en las escaleras mientras mira el vacío.

-¿Te vas a quedar ahí?

-Sí, no tengo donde ir pero no te preocupes no creo que la casera se demore tanto.

La forma en la que me mira ahora me hace recordar al rostro de los perritos cuando quieren que los adoptes, en sus miradas hay desesperación mezclada con esperanza. Siempre quise saber como se sentiría tener uno en casa.

-Puedes esperar adentro.- Le señalo la puerta y ella velozmente entra y se sienta en el mueble mientras observa al rededor.

-Guau, tu departamento es muy...¿sencillo?

-¿Te pedí tu opinión? Espera aquí mientras vuelvo a llamar a la señora, por favor no toques nada.

Después de algunos minutos por fin la casera se digna a contestar. Cuando lo hace, me suplica que espere porque ha habido una confusión y han alquilado este departamento pensando que estaba desocupado.

-Eleonor dice la...

Cuando la veo ella está durmiendo plácidamente acostada en el mueble. Me debato entre despertarla o no, al final decido no hacerlo pues llego a la conclusión de que, al fin y al cabo, le debo la vida y lo correcto es devolverle el favor con esto.



bananatoxica

#7300 en Joven Adulto
#12026 en Otros
#1803 en Humor

En el texto hay: doctor, alexitimia, humor

Editado: 20.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar