Amor de media noche

Capitulo 4

Ese día me encontré con maría en el centro comercial, habíamos estado caminando por mucho tiempo viendo vestidos y zapatos, no lograba entender el porqué mi amiga se encontraba tan emocionada con el cierre del semestres, si este año nosotros seriamos los protagonistas del evento ya que  era nuestro último año de preparatoria y prácticamente el evento seria por nosotros pero tampoco era para tanto o al menos así lo veía yo. 

Durante todo el tiempo que estuvimos en el centro comercial no pude dejar de pensar en Ángel y en lo que había pasado la noche anterior, tampoco lograba olvidar su mensaje el cual me tenía muy intrigada, no sabía qué hacer tendría que hablarlo con alguien y ver su opinión al respecto así que decidí hablarlo con maría, además que aun tenía que preguntar el porqué había dado mi numero de teléfono. 

—Oie maría puedo preguntarte una cosa— llame su atención

—si claro te escucho—no sabía como empezar a hablar así que comencé por lo mas obvio

—tú le diste mi numero de teléfono a Ángel, no te estoy reclamando ni nada solo me gustaría saber si fuiste tú y el porqué se lo diste — maría me quedo viendo seriamente 

—si yo se lo di, el porqué  pues bueno de repente llego y me pidió tu numero y pues amiga pensé que sería bueno que hicieras otras cosas aparte de estudiar ya tu sabes—me dijo moviendo las cejas de arriba hacia abajo, enserio que mi amiga no tenía compostura era una enamorada empedernida, no pude evitar sonreír

—bueno pro promete que si alguien más te pide mi numero  me preguntaras primero.

—o vamos me dirás que ese bombón no te gusta ni aunque sea un poquito, así chiquito, por favor amiga estoy empezando a creer que necesitas lentes urgentemente

No pude evitar empezar a reír enserio maría estaba loca — bueno feo no es, pero no lo digo por eso y lo sabes bien, aparte anoche me mando mensaje y no solo eso cuando me mando el mensaje era porque ya estaba afuera de mi casa y era casi media noche

—Bueno eso sí que no me lo esperaba, nunca pensé que hiciera algo como ir a tu casa— comen maría mientras analizaba lo que le decía

—Y no solo eso me llevo a un lugar que no conocía antes, la verdad era un lugar bonito pero no dejaba de ser extraño

—no me digas que saliste con él a esa hora, que bueno que solo se te hace lindo no quisiera ni imaginarme si en verdad te gustara, además estábamos en que era extraño el que fuera a tu casa y ahora me dices que fuiste con él a donde quería, empieso a creer que la extraña aquí eres tú. 

 —maría — dije tratando de que se callara, era mi mejor amiga pero no podía negar que había veces que hablaba mucho — digamos que me gano la curiosidad.

—bueno te entiendo en ese punto a mí también me hubiese ganado la curiosidad y dime que paso en esa escapada romanticona que tuvieron

—pues solo llegamos, nos sentamos y ahí estuvimos un buen rato la verdad no hablamos mucho lo raro estuvo cuando me dejo en mi casa, después de que se fue me llego un mensaje como agradecimiento y la manera en cómo me llamo fue muy rara fue como tener un deja vu me entiendes

—umm eso intento, a ver dime que fue eso extraño que te dijo por mensaje

—bueno el me llamo muñequita y lo sé es algo muy tonto  realmente pero eso me hizo recordar a cosas del pasado, tu sabes que alguien de ese pasado también me llamaba asi

María se quedo pensativa, había cosas de mi pasado cosas que nadie sabía o al menos solo tres personas sabíamos a este punto y esperaba que así siguiera siendo.

—puede ser una coincidencia muchas personas suelen decir ese apodo y es que mírate realmente pareces una muñequita

—lo se te dije que era algo muy estúpido y que me hizo recordar cosas

—tú crees que el sepa algo, no se creo que es muy poco probable pero podemos investigar.

Me quede pensando por unos segundo en cuanta posibilidad había que dos personas te llamaran de la misma manera osea si había mucha, pero tomando en cuenta que no muchas personas sabían que él me llamaba así limita mucho esa probabilidad, a veces sentía que ya me estaba volviendo loca de tonto pensar en estas cosas

—hay que investigarlo—menciono de repente maría— en realidad no sabemos nada de él solo lo que  comento y pensándolo bien es extraño que te haya buscado de esa manera así que podemos investigarlo y ver si realmente fue una casualidad o no, le comentare a Samuel el nos ayudara

—ok yo igual tratare de investigar, es muy probable que el vuelva a buscarme así que podre hacerle preguntas

—sí pero por favor ten mucho cuidado, no sabemos qué es lo que quiere en realidad

—no te preocupes, bueno ya buscaste tu vestido ideal porque yo estoy que muero de hambre y si veo un vestido mas te juro que me lo comeré

María solo sonrió mientras negaba con la cabeza ella sabía que esto para mí era una tortura pero aun así me traía a pasar horas aquí.  Luego de dar un par de vueltas mas y de ir a comer regrese a mi casa,  me senté en el sofá de la sala para ver una película y no pude evitar pensar en todo lo que habíamos platicado hoy, el plan ya estaba trazado, investigaríamos a Ángel y si era verdad lo que dijo y el motivo por el que estaba aquí. 



Brendau

#2749 en Thriller
#1540 en Misterio
#1125 en Suspenso

En el texto hay: traiciones y mentiras, amor sexo, muertes dramas

Editado: 13.10.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar