Amor Inconcluso

CAPITULO XXVI

Otro sábado donde no tengo ganas de levantarme de cama, son las 5:00 am, debo darme prisa o no llegaré a tiempo a mi primera clase.

Ya estoy en mi primera hora de clases y la verdad hoy no quiero saber nada, tengo un sueño horrible, apenas escucho a mi profe a lo lejos, cuando se me están cerrando los ojos siento un golpe en mis costillas por parte de mi compañera vale
-¿Que te pasa? 
-No quiero hacer nada, tengo sueño
-Algo te pasa, porque es una de tus clases favoritas
-No me pasa nada, mejor pongamos cuidado al profe, por que sino, nos pones ejercicios de castigo- sonrio y trato de prestar atención

Se preguntarán por que estoy así, lo que sucede es que hoy no podré ir al pueblo ya que se me dificulta estar allá, por que le prometí a mis amigos salir como siempre lo hacemos, además hace días no me veo con ellos y pues también quería estar con Ían, pero debo darnos espacio porque solo somos amigos y no tenemos nada más allá de la amistad, ya me voy a deprimir sola, mejor me concentro en las clases o me ganaré un castigo tonto.

-Eka, despierta - siento un golpe en la cabeza
-Bruta casi me tumbas la cabeza- le lanzo una mirada de rabia a Tatiana
-Perdón doña exagerada - suelta una carcajada- vamos a comer algo es hora del receso
-¿Donde está Caro? 
-se fué a hacer la fila y pues nos está esperando, andando muevelo y mientras me vas contando que te pasa en esa cabecita
-No pasa nada, que exagerada, sólo que no dormí casi, pensando de donde voy a sacar la Plata para el recuperatorio 
-Claro es eso y yo mido 1.80 y soy modelo-No puedo contener mi risa ante sí sarcasmo

Ya terminaron las clases y estamos sentadas conversando, esperando que vengan por caro, mientras Tatiana está haciendo voces chistosas, en esas suena mi célular

Aló? 
-Hola cómo estás? 
-Ah bien y vos? - es el pesado de Gabriel que no vino a clase y me llama a mi
-Bien, te quiero preguntar que hicieron hoy
-Lo mismo de todos los sábados vimos unos temas y luego trabajos prácticos, y debes llamar al profe de doblaje, debo dejarte chao- No lo dejé contestar, que pesado este chico, miro a las chicas y están muertas de la risa
-Llama al profe-Dice Tatiana imitando mi voz- Pobre Gabriel no lo dejaste ni decir si tenía el número del profe-no podía ni hablar la muy tonta de la risa que tenía

-Bueno chicas las dejo se cuidan-se despide Caro-Eka no se me olvida que no contaste nada de Ían hoy así, que estamos pendientes-Yo me despido de ella ignorando lo que dijo

-Bueno Poderosa vamos a tomar algo antes que te vayas para tú casa-La miro con cara de no tengo plata- Yo invito hoy, la próxima invitas vos



ALDANA

#22857 en Novela romántica
#8588 en Joven Adulto

En el texto hay: amor, chica fria, locura y asesinatos

Editado: 11.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar