Amor Inconcluso

CAPITULO XXXVI

Estamos acostados en  mi cama mirándonos fijamente, él solo pasa sus dedos por mi rostro, como tratando de grabárselo, ninguno dice ni una palabra, solo escuchamos la música que suena de fondo, es una canción de Shakira Inevitable mi favorita, mientras suena yo solo puedo pensar que decir en este momento porque después de su confesión y de lo que me contó Hank, trato de unir las dos versiones para encontrar una solución en la cual ambos nos veamos beneficiados, pero la verdad es que no encuentra una que sea viable, ya que las que se me han ocurrido ambos terminamos con el corazón roto, siento como muerden mi labio de forma juguetona y eso hace que vuelva mi mente a este momento.

-Me gustaría saber que es lo que tanto da vuelta en tu cabeza- le sonrío y le doy un beso suave

-Muchas cosas por las que estoy pasando y que no encuentro como encajarlas todas, para ponerle un orden y un cómo- le digo mirándolo a los ojos, él se queda callado pensando, ladea un poco la cabeza es un vicio que tiene el cada vez que analiza algo

-Simple, debes ver que prioridades son las que tienes y cual de tus preocupaciones encajan en ellas, para que no te estreses-guiña un ojo y vuelve a acariciar mi rostro, le tomo la mano para que no me distraiga

-Una de las cosas que más me andan en la mente es TÚ, eres un enigma total para mí, quiero poder ayudarte pero no me dejas, también está la propuesta de mi tía de irme a estudiar al extranjero por un año, mi periodo final de la carrera, todo lo tengo revuelto en mi vida siento que pierdo el control en todo

-Pues conmigo no te gastes yo no valgo nada para que alguien como tú te gastes en mí, yo sé que no soy beneficioso para nadie, solo traigo preocupación a todo el que me rodea, así que no te preocupes por mí- me levanto de la cama, lo miro no puedo entender como alguien puede tener un concepto tan horrible de sí mismo

-Sabes algo, para mi eres una persona súper importante, eres el único que escucha mis ocurrencias por más tontas que sean, te ríes conmigo así estés mal, te preocupas por los que te rodean, pero no entiendo cuáles  son tus ganas  de azotarte de por vida, entiende lo que te paso no fué culpa tuya, era algo que lastimosamente debía suceder, no somos dueños del destino, eras un niño cuando te pasó, así que debes superarlo y tratar de vivir, Mírame cuando te hablo-automáticamente me mira respóndeme ¿sabes que es lo que veo cuando te observo?

-un chico normal, pero no sabes lo malo que puedo ser para ti

-NOOO, eso no es lo que veo, lo que veo es un chico gentil, risueño como un niño pequeño, pero también veo un hombre con carácter, con opinión y sobretodo con amor para todos, menos para él mismo, ahí es donde fallas, estás tan encerrado en ti que no comprendes lo que te has perdido, me dices que me quieres, que me amas, pero me das esos sentimientos a medias-puedo ver como sus ojos se llenan de lágrimas que no deja salir- y lo peor de todo es que yo te amo así como eres, pero hasta que no sepas como darlo todo, no sé cómo vamos a poder avanzar

-Pero si te doy todo tú te iras, a estudiar al extranjero me olvidaras y yo quedaré de nuevo roto, entonces para que repararme-todo me lo dice voz rota, y mirando el suelo

-Sabes algo, eso lo podemos solucionar pero tú sigues buscando obstáculos para salir de ese agujero de miseria en el que te sientes cómodo- me acercó a el lo beso de una forma muy carnal el responde de la misma manera, cuando nos falta el aire nos separamos- te amo tanto que duele, pero no rogaré porque me des todo tu amor, así que si me amas como dices lucha por mi.-me paso y salgo de mi habitación, agarro las llaves de la moto de Axel y me voy de la casa, dejando un Ían confundido y lleno de emociones, mientras yo busco aire para poder hacer mi próximo movimiento.



ALDANA

#23007 en Novela romántica
#8664 en Joven Adulto

En el texto hay: amor, chica fria, locura y asesinatos

Editado: 11.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar