Amor Odioso.

Capítulo 2.

C2: "Instituto Crowell."

A la mañana siguiente, ya es mi primer día de clases, por lo cual me alisto para asistir a mi penúltimo año de secundaria.
Dos tormentosos años más, y pues regresar a lo mismo de siempre, ser la chica rara, gordita y nerd.
No es que sea nerd, amo el desmadre pero cuando es de estudiar se estudia. Se llama responsabilidad.
Odienme si quieren pero es la verdad, soy responsable y ademas mi sobrepeso se debe a una enfermedad extraña que afecta las hormonas del cuerpo.
La medicación es efectiva, pero sus efectos secundarios son horribles, créanme no es bonito estar todo el rato con ganas de vomitar, dolores de cabeza e incluso no es bonito saber que se te cae el cabello debido a medicamentos, claro no se cae mucho como las quimioterapias, pero se cae.

Mis padres son muy sobre-protectores, no permiten que yo vaya a fiestas con otras personas que no sean los amigos que ellos conocen.

Cuando ya estoy lista, me dispongo a salir, me despido de mi madre y de mi padre con un encarecido beso y un fuerte abrazo, en cada gesto quiero decirte que los quiero.
Salgo de casa y se me hace extraño no ver a Josy aquí esperándome, será mejor marcarle por si se retrasó, cuando estaba por oprimir el botón verde de llamada, su grito de toma por sorpresa y verla corriendo no es ninguna novedad, tarde otra vez.

— ¡Corre perra corre! — dice al pasar como un cohete a mi lado.
Y ahí vamos de nuevo, corriendo por nuestras vidas, y aunque en realidad no era la gran cosa, dos perros venían atrás de nosotras...

— Los perdimos — dice mi amiga jadeando del cansancio.
— Y ahora que hiciste loca— ¿Yo? Nada... — eso no me lo creo pero ahora hay otro problema y es que tenemos que apurarnos y gracias a ella estamos a 20 minutos del colegio y lo digo así en 20 minutos por que volvemos a correr.

Ah pesar de ser gordita el entrenamiento me ayuda bastante, tengo que hacer físico aparte de tomar las medicaciones para estar estable.

Llegamos, luego de una buena caminata y hasta maratón se podría decir.

— Estamos en la misma aula así que esperemos que los demás también. — justo al terminar de hablar escuchamos a los chicos llamarnos.
Sí, somos cinco mejores amigos.
Josy, la cual invade mi casa cuando le plazca.
Elizabeth, o mejor dicho Betty como le decimos todos, es una amiga de la infancia; siempre esta cuando se la necesita ademas de ser muy buena en el ámbito de estudios e investigación.
Apolo, nuestro dulce mejor amigo, que no os engañe es mas fuerte de lo que aparenta.
Y por ultimo pero no menos importante, Cristhian, O mejor dicho Cris, nuestro amigo de la infancia y al igual que Apolo es dulce pero rudo cuando le conviene a diferencia de Apolo, Cris es un rompe corazones sin igual.

— El cuartel reunido de nuevo. — dice Josy.
— Chicas cuando tiempo sin verlas. — Apolo y Cris hablan al unísono.
— No sean exagerados recién la semana ante pasada fuimos de paseo al parque acuático. — dice Betty.

— Buen punto, que les parece si organizamos otra salida... — ¡Alto ahí, Asseneth! — ¿Qué? yo solo decía una simple opinión. — trate de que voz sonara mas dulce de lo normal, es un poco difícil persuadirlas pero casi siempre lo logro.

De pronto un grito muy agudo impacta nuestros oídos, no hay que pregunta sabemos de quien proviene semejante grito. Karem y su grupo de amigas están idiotizadas viendo la entrada del instituto como si hubiera algo importante ahí, por curiosidad nuestras miradas ven hacia la entrada y ahí vemos a un grupo de chicos, entrando como galanes y puedo jurar que hasta efectos especiales hacen, la luz les favorece y las chicas se le cae la baba al ver a esos chicos.
Pero ahí es cuando llega mi turno de abrir mis ojos y mi boca hasta no poder más.
El idiota arrogante esta en el lado izquierdo de ese grupo de chicos, joder lo que faltaba ver a este tipejo hasta en la sopa, muy disimuladamente me volteo y voy a mi aula de clases dejando a los chicos atrás y sin que noten que me fui. Si mi suerte hoy es buena ese grupo de chicos tiene que estar en segundo o tercer año superior, lo cual sería muy frustrante saber que están en segundo. 

Por favor, que él no este en segundo...
Reviso el listado en la pared del area de información...
Y sí, literalmente tenía mucha mala suerte.
Preciso estaba en mi clase.
Ok, al mal tiempo buena cara.
Solo espero que no se siente justo a lado mío.

Ok, ya estoy alucinando, puede que el ni note que existo, y yo aquí creando películas en mi cabeza, que locura.

Busqué mi aula y al entrar busqué un asiento disponible y justo divisé uno al fondo al lado de la ventana, asiento favorito muy disponible.
Como es de costumbre quien llega primero guarda lugares, aquí en este instituto los lugares son de 2 personas, así que le guardé el asiento de al lado a Josy, que ya estaba demorando en llegar.
Y al frente iría Betty, y los chicos conociéndolos les separe lugar al lado de Josy, los dos asientos siguientes.

Teniendo todo planificado y en orden saque mi celular y me puse a jugar un rato hasta esperar que lleguen los chicos, aunque siempre vigilo sus puestos.
Ya mismo se acaba esta hora y el docente aún no llega, como siempre nunca hay clases a la primer hora el primer dia de clases.



arleth_flor24

Editado: 25.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar