Amor Robado. Saga Salamina Nº 3

Capítulo 7

Azucena escuchaba con gran tristeza las palabras de Julio, ella estaba locamente enamorada de él, por eso al escucharlo ella sintió como un cuchillo le atravesaba el corazón produciendo un profundo dolor más el nudo le apretaba fuertemente la garganta, el cual lo bajo con mucha fuerza, y pestañeaba tan rápido para disipar las lágrimas que estaban por salir y dejarla en evidencia.

_ Eso mismo le dije yo _ obligo a las comisuras de sus delgados labios a elevarse y disimular la mejor de las sonrisas _ Debe ser que él se siente celoso de ti.

_ Pues que no piense mal, y..... tu qué piensas de eso, te molesta que digan que tú y yo somos pareja_ Julio estaba muy confundido al respecto, tenía la necesidad imperiosa de verla y hablar con ella, era algo inexplicable en él, era muy consciente de que Azucena es una joven inexperta y la respetaba mucho, pero al verla siempre con Jeison Duran que tenía fama de que él se acostaba con cuanta jovencita le fuera posible, hasta rumores de que su grupo de amigos se apostaban la virginidad de las adolescentes y llevaban cuentas, lo molestaba de manera alarmante.

_ Nunca me he imaginado que seas mi pareja_ "Mentirosa" _ se reprendió a sí misma, solo piensas en eso. _ Rosa me dijo que se casa en dos meses, y que lo harán en la iglesia del pueblo y luego por el civil ¿Es verdad?

_ Si, ella ya lo tiene planeado _ Julio no se dio ni cuenta en que momento los planes de noviazgo se convirtió en compromiso matrimonial, y eso lo mantenía preocupado _ Mis padres son pastores lo mejor sería que ellos nos casaran.

_ ¿Una boda en el rancho? _ murmuro pensativa _ seria divino.

_ ¿Te gustaría vivir en un rancho?_ le pregunto él mientras tomaba un poco de la bebida. Él recordaba la expresión de fastidio cuando se lo pregunto a Rosa, ella deseaba irse a vivir en Santa Lucia donde él trabajaba como guía de turismo y muy posible llegara a ser el administrador del hotel Las aguas; no quería saber nada de rancho ni de animales.

_ ¡Sería genial! _ grito emocionada_ correr descalza, montar a caballo, tener varios hijos y jugar con ellos y que su padre le enseñe muchas cosas para cuando hereden sepan cómo hacer las cosas_ hablaba sin darse cuenta de lo claro que dejaba ver sus sentimientos.

_ ¿Quieres tener hijos? _Julio se sintió en las nubes, al escucharla hablar e imaginando cada una de sus palabras _ ¿Ya les tienes nombres? _ se refirió a los hijos.

_ Hum no, pero me fijaría en los nombres de los padres de mi marido_ lo miro con ojos brillantes, e imaginó que él era su marido.

_ ¿Cómo así? _ Él tenía mucha curiosidad.

_ Mira por ejemplo si tuviéramos a nuestra primera hija, ella se llamaría Yalena, porque tu mamá se llama Yadira Helena_ rio de la locura al darse cuenta de lo que estaba diciendo se sonrojó _ Lo siento solo estoy hablando estupideces.

_ No son estupideces _ le tomo la mano con cariño, pero luego la soltó porque estaba muy confundido por lo que sentía _ Nadie sabe lo que Dios quiere para cada uno de sus hijos_ filosofo cristianamente_ ¡La vida da tantas vueltas!

Ella lo miro y sacudió la cabeza tratando de sacar las imágenes tan hermosas de sus hijos con Julio, serian así de igual a él morenos de cabellos azabaches y brillantes, ojos grandes y marrones. Suspiro  con tristeza y dolor.  Solo  eran sueños y nada más.

_Si la verdad es que en el camino hay muchas paradas. Se  levantó y miro a lo lejos y decidió tomar la decisión más equivocada en la vida.

_ Tu eres mi amigo ¿Verdad?_ ella le sonrió _ sólo a ti te voy a contar. En la fiesta de la próxima semana, Jeison y yo vamos a formalizar nuestro noviazgo, quien quite que tú y yo nos casemos el mismo día.

_ ¿Cómo?_ Julio sintió que un ácido le subía desde el estómago y le llenaba la boca_ Eres demasiado joven, para pensar en casarte, por lo menos termina la universidad.

Ella lo miro, Rosa ni siquiera fue a la universidad solo hizo un cursillo de manejo contable, y le iba bien.

_ Pero yo quiero tener experiencia en la vida _ se mostró risueña para quitarle la aspereza de lo que estaba diciendo.

_ ¡El sexo fuera del matrimonio no está bien! _ declaro firmemente Julio, no la quería ver con nadie y tampoco que tuviera experiencias con otro.

_ Pero tú tienes sexo con mi hermana, ella me lo dijo la otra noche_ ella le reprocho su mojigatez_ ¡No me vengas con mentiras!_  ella se sentía muy celosa desde que Rosa le dijo esa palabras.

_ Jamás me he acostado con Rosa y si lo hago lo haré dentro del matrimonio_ le corrigió furioso, cómo Rosa se ponía a decir lo que no estaba pasando entre ellos dos, además eso era intimidad. Y la verdad es que Rosa no despertaba su libido, él asumía que se debía a la crianza en los valores a la cual él siempre estuvo sometido, pero entonces... ¿Por qué se sentía así con Azucena, por ella, él sentía ganas de besarla y hasta de llegar más lejos?

_ Bueno la verdad es que Jeison me prometió para esa noche las estrellas y yo quiero verlas _ se refería al sexo.

_ ¡No, no lo harás! _ la tomo de los hombros y la miro a los ojos _ No lo harás, te lo prohíbo_ respiraba furia en esos momentos.



Miky

Editado: 10.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar