Anécdotas Secretariales

Anécdotas para reír o llorar

Cuantas veces el tan llamado presupuesto, debe alcanzar para los gastos del jefe, de sus preferidos, pero para ti NO HAY PRESUPUESTO, pero te exigen tener lo que el presupuesto dice que no hay... gastas de lo tuyo sabiendo que no vas a recibir retribución...

A cuantas no les ha pasado que debemos de tener de todo, hasta aguja e hijo, porque si se nos descose la basta de la falda y no tenemos debemos usar los tan amados y odiados corchetes... no nos queda otra.... 

El tan amado y odiado presupuesto, que alcanza para comprarle una silla mejor y muuuy cara al regalón que le sabe todas las movidas y fraudes a tu jefe, pero a ti, que tu silla te rompe todas las pantis no hay presupuesto... Da pena, y cuando entregas la carta de renuncia buscando algo mejor tienen a la hija de uno de sus colegas que estaba buscando trabajo lista para tu puesto, todo era un acoso laboral, que si nos ponemos a demandar a cada uno los abogados se harían más ricos de lo que son.

(Anexo a saber en Chile: De acuerdo con lo establecido en el inciso segundo del art. 2º del Código del Trabajo, modificado por la ley Nº 20.607 (publicada en el Diario Oficial de fecha 08.08.12), el acoso laboral es toda conducta que constituya agresión u hostigamiento reiterados, ejercida por el empleador o por uno o más trabajadores, en contra de otro u otros trabajadores, por cualquier medio, y que tenga como resultado para el o los afectados su menoscabo, maltrato o humillación, o bien que amenace o perjudique su situación laboral o sus oportunidades en el empleo. La norma legal señala además que el acoso laboral es contrario a la dignidad de la persona. Por su parte, la Dirección del Trabajo ha llegado a establecer mediante Ord. 3519/034 de 09.08.2012 que acoso laboral es ""...todo acto que implique una agresión física por parte del empleador o de uno o más trabajadores, hacia otro u otros dependientes o que sea contraria al derecho que les asiste a estos últimos, así como las molestias o burlas insistentes en su contra, además de la incitación a hacer algo, siempre que todas dichas conductas se practiquen en forma reiterada, cualquiera sea el medio por el cual se someta a los afectados a tales agresiones u hostigamientos y siempre que de ello resulte mengua o descrédito en su honra o fama, o atenten contra su dignidad, ocasionen malos tratos de palabra u obra, o bien, se traduzcan en una amenaza o perjuicio de la situación laboral u oportunidades de empleo de dichos afectados.
(VER: Artículo 2 inciso 2 Código del Trabajo; Dictamen 3519/034 de 09.08.2012))

Cuantas de nosotras no odiamos cuando nuestros jefes se sienten en nuestra silla y ordene a su gusto nuestro rincón, la gran razón que no encuentra lo que busca y para él es más ordenado así... Realmente que le importa a ese hijo.....de ..... está bien que me pague un sueldo, que sea su oficina..pero es mi espacio... ¿qué piensan ustedes??, sobre todo si ahora somos nosotras la que no encontramos nada y todo está fuera de nuestro alcance.

Los pantalones a las caderas, pucha que algunas nos vemos o veíamos bien en su tiempo, pero los más baratos que alcanzaban a nuestro presupuesto los cierres son de pésima categoría... En chile salieron un montón de esos, precio económico, buena tela, pero los cierres.... gracias a Dios que existen las agujas e hilos... también las tijeras para ir al baño....

Que tal los casos de jefes complicados que te dicen algo para hacer. Tomas apuntes, se lo lees esta conforme (INCLUSO LE SACAS LA FIRMA) y después te dice que no dijo eso… Una sonrisa y mirada tierna echándonos la culpa para conservar el trabajo por cada deuda hace que tapes la firma de tu jefe en la aprobación de lo que te pidió, igual la firma de cada paso que hiciste de la carta, trabajo, etc. hasta llegar al resultado final, y cuando lo entregas en físico te dice enojado YO NO PEDI ESO.

Quien a trabajado en este oficio sabe lo dificil que es cuando atiendes público, pero mas cuando estas sola, te acusan de robo y amenazan con golpearte con un paraguas, llamas al guardia pero no hace nada por que este tipo es pariente de uno de los accionistas... Y TU INTEGRIDAD COMO MUJER Y PERSONA QUE!!

Que tal de las jefas que les gusta los feos, son casadas con pediatras e invita un cafe a tu pareja...y no es solo café y se jacta de ello, sin saber de que el musculoso es tu pareja...Como debemos actuar, acallamos nuestro yo interno por el dinero que necesitas, sobretodo al ver que tu pareja es infiel... Lo peor es cuando te desahogas con tu supuesto amigo, sin saber que es amigo del tal Apadizon, esposo de tu jefa.

A quien no le a tocado reccepcionar dinero... Somos más cuidadosa con el ajeno que con el nuestro, pero cuando tu jefe saca, sin que el dueño sepa y lo descubres en más de una ocasión y con lo pillas retando a la otra secretaria que dio el informe de una de sus movidas sin saber que el dueño no sabia... No es tan peor cuando descubres a tu jefa quejandose con el vendedor de que llegas más temprano que ella y no puede robar el dinero de la caja fuerte.

En fin, entre tallas y acosos hay muchos desde el que tu futuro jefe no se fije en tu curriculum, sino en tu escote que no es escote... hasta los que son amables  y te tratan como seres humanos y no como basura que tiene que tenerte todo. O los otros que tienen sintoma de mamitis, que hasta la basura quiere que le saques teniendo gente para ello.

¡Espero que se hayan reído un poco y que tengan una linda semana!



paola quilodran

Editado: 26.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar