Atracción Destructiva

Capítulo siete

Skyler:

—¿Por qué le dijiste eso a Nate? —pregunté, curiosa. 

—¿A qué te refieres?

—Sabes de qué hablo, no finjas —repliqué. 

—No es un buen chico —contestó.

Elevé las cejas. 

—¿Por qué no?

—Porque no lo es. No lo conoces. 

—¿Y tú sí? ¿Has sido su amigo o algo por el estilo...? —divagué. Por alguna razón no quería que me juntara con él, así que yo quería saber la razón. 

—No, jamás sería amigo de algo como él —respondió con asco—. Es un mujeriego, y le siento la intención de que seas su nueva presa. 

—¿Le sientes la intención? ¿Acaso ves el futuro o algo parecido? Sólo se quería sentar conmigo. Y además, ¿cómo es eso de que no serías amigo de "algo" como él? ¿A qué te refieres con eso?

—Olvídalo. 

—Quiero saber —insistí. 

—Pero yo quiero que lo olvides. 

—Actúas como si supieras muchas cosas de las personas. Lo estás juzgando y ni siquiera lo conoces. 

—Conozco lo suficiente de él y su familia como para saber que no es bueno que te acerques a él. 

—¿Qué tiene que ver su familia, Jason? Me dijiste que no quieres que se acerque a mí porque me tomará como una presa. 

—Olvídalo... —negó con la cabeza—. Tienes razón, no tiene nada que ver. 

—¿Me dirás...? —empecé a decir pero el me interrumpió. 

—Es bastante mujeriego y le hace daño a las chicas, ese el el por qué —confesó—. Ya te dije—parecía algo impacientado. 

—Ah... Bueno, pero si te hace sentir más tranquilo, te aseguro que no tendré nada con él. No me interesa, de verdad. 

—Sí, pero Chase sí te interesa, y él es igual que Nate. 

—Chase no me interesa en lo absoluto —negué. Claro que no me interesaba, o bueno, eso es lo que pensaba. Sí, tenía su atractivo, su parte oscura que llamaba la atención, pero eso no significaba que me gustara o me interesara la idea de tener algo con él. Jason, sin duda, era demasiado amable y tenía aire encantador, pero la verdad, no me gustaba que insinuara cosas sin saber. 

—No te agrada que te diga ciertas cosas, se nota —me dijo, embozando una sonrisa. 

—¿Eres psíquico?

Rió para luego negar. 

—Qué tontería —formuló cuando entramos al salón. Algunos alumnos ya se encontraban sentados, algunos parados, y otros ni siquiera habían llegado. Me senté al final de la fila en contra la pared junto a Jason, y no tocamos más el tema que estábamos hablando. 

El perfume de un chico en frente mío captó mi atención por unos segundos, era uno que se me hacía muy familiar. Lo miré y observé su espalda; era ancha y bien formada. Su pelo era color castaño y había que admitir que se veía bien por atrás. 

Dirigí mi mirada a Jason y vi que él también me miraba. 

—No mires así —murmuró. 

—No he hecho nada malo, ¿ahora qué te pasa, Jason? —pregunté. Era medio molesto por algunos instantes. 

—Eres media imprudente con las miradas, ¿te has dado cuenta? 

—¿Qué? Oye, te pareces a mi hermano Luke. Ambos son super exagerados —negué—. No se dará cuenta. 

—Siempre lo hace. 

No quise responder nada de nada y simplemente me quedé mirándolo.

Qué cosas raras decía. Cada palabra que formulaba me dejaba confundida, y cuando le pedía argumentos me decía que lo olvidara o simplemente no se explicaba bien. 

No sé qué era lo que tenía. Se mostraba como si conociera a la gente, como si supiera lo que pasaba dentro de sus mentes, las intensiones que tenían y lo que era cierto y lo que no. 

Me removí incómoda. Estar en silencio era molesto.

—Bueno... y... ¿cómo vas con las notas de la escuela? —pregunté, y el chico que estaba en frente se rió. Dirigí mi mirada hacia él y luego volví a divisar mi mirada en mi acompañante, quien dejó de mirar al muchacho de espalda ancha para volverse a mí.

—Sky, recién es el primer día de clases, no te puedo decir cómo voy con las notas si apenas hemos escrito algunas cosas en los cuadernos. 

—Cierto... Es que... Es que quiero hacer conversación y no sé qué decir. Aún faltan un par de minutos para que el profesor llegue, me gustaría hablar de algo. 

—Bueno... empezaré yo a hacerte una pregunta, y luego tú me haces otra, ¿quieres?

Interesante...

Asentí. 

—¿Cuándo cumples los dieciocho?

—Enero siete. ¿Tú?



Denise Arcilio

#10967 en Fantasía
#23193 en Novela romántica

En el texto hay: vampiros, hombres lobo, hechiceros

Editado: 15.05.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar