Ayudando a mi ex

Capítulo I

Pov's Hoseok:

La hora de la escuela ya había acabado, o tal vez por unas horas. Sólo dejaba un pequeño tiempo entre los estudiantes y maestros. Para mí era un poco normal ver a los chicos corriendo por atrás de un balón de fútbol americano. También era un poco normal ver como las chicas se acomodaban del cabello y se retocaba con eso labiales brillosos que llevaban en sus bolsas.

Yo solo me sentaba a bajo de un árbol para leer aquel libro que estaba entre mis brazos, me agache para poder extender aquella pequeña manta que ponía abajo de mí, en algunas ocasiones el pasto manchaba mi ropa. Una vez que ya estaba listo me agache para poder sentarme sobre ella y empezar mi lectura diaria. Me recosté sobre el árbol que estaba atrás de mí para después abrir el libro que estaba entre mis manos. Con cierta delicadeza abrí el libro y con las yemas de mis dedos hicieron roce con cada página, buscando en la lectura en la que me había quedado ahora en la mañana. Mi libro no hablaba sobre acción o otras cosas que a la gente normalmente le guste leer.

Mi libro trataba sobre el "Romanticismo". Era un tema muy lindo a mi ver, me encantan mucho este tipo de libros, creo que ya había leído todo tipo de libros de dicho tema.

El aire pego sobre mi cabello haciendo que esté se revolviera, yo solo pase mi mano encima de mi cabello, acomodando los mechones que estaban enfrente de mi cara. Solo sonreía, era hermoso sentir está brisa en mi cara. Las hojas del árbol también cayeron sobre mi libro, tome las hojas y las puse aún lado para seguir leyendo este libro tan interesante.

—¡Hoseok! —un chico de cabello negro se acercó a mí con la respiración totalmente agitada, pareciera que estaba corriendo o yo que sé

—¿YoonGi?, ¿Qué haces aquí? —pregunté un poco curioso, para ser sincero mi corazón latía muy rápido y las mariposas no tardaron en aparecer

—Vengo a hablar contigo —se acercó a donde yo estaba y se agachó, haciendo que quedara sentado junto conmigo. Yo solo lo mire, estaba muy ansioso por lo que pasaría después —¿Cómo enamoro a un chico? —mi sonrisa dejo de existir completamente

Solo pude sentir como me enterraban un cuchillo directo al corazón, no sabía cómo tomar la pregunta. Me sentí mal, pude sentir como mi mundo caía sobre mí, yo quedé dudoso no sabía qué hacer en esta situación.

Solo mordí mis labios para no llorar, YoonGi no tenía que saber que esto me estaba afectando demasiado, talle mis ojos desesperadamente, luego levanté la mirada y lo ví. Esas pequeñas facciones que me encantan de él: Sus ojos, sus labios, su nariz, así es, yo aún seguía enamorado de él.

—Bueno verás —mordí repetidamente mi labio, no sabía cómo tomar esto, en verdad estaba muy sorprendido —Te enseñaré algunos tips que use contigo —añadí con mi voz quebrada, estaba aguantando las ganas de llorar aquí

—Por favor ayúdame —yoongi me suplico, yo solo asentí, creí que sí escuchaba mi vos se daría cuenta que yo quería llorar y mucho

—Okey YoonGi, te ayudaré —le di una sonrisa, pero no cualquier sonrisa, era una en la que yo demostraba mi dolor y él no lo noto

Tenía mi corazón en la mano, estaba triste, no podía tragarme esa pequeña parte donde YoonGi me pedía ayuda. Estaba totalmente en shock pero que podía hacer, lo hecho, hecho esta. Cerré mi pequeño libro y mire a YoonGi, ambos nos quedamos viendo pero no dijimos ninguna palabra.

El silencio era el que nos comía en esta ocasión, solo podíamos escuchar como charlaban las personas y como corrían algunas de ellas. Yo desvié mi vista a la cancha, sabía que sí seguía viendo a YoonGi jamás lo superaría. Creo que mis tips ya no lo ayudarán más, supongo que él ya es de otra persona.

"Alguna vez fueron suyos pero ya no lo somos más. Creo que ambos nos quedamos sin dueños." —pensé

—¿Cuándo comenzamos? —pregunto un poco ansioso, fue algo que noté muy rápido, sabía cómo eran las facciones de Yoongi, por cualquiera cosa las reconocería

—No sé —murmure, no sabía si ayudar a YoonGi a conquistar a una nueva persona, mi corazón estaba hecho en pequeños fragmentos. No sabía cómo iba a a pegarlos —¿Qué te parece el domingo por la tarde? —añadí un poco dolido, deseaba poder viajar al tiempo y eliminar lo ocurrido

—Me parece más que perfecto —él sonrió dejando ver su hermosa dentadura blanca, se levantó de la pequeña manta en la que estábamos sentados a hace un par de segundos —Te veo después —añadió para luego correr junto a un par de chicos

No aguante más y llore, llore como un niño pequeño, me importaba un carajo sí me veían o no. Creo que YoonGi era un descarado, ¿Cómo se le ocurría venir a pedir ayuda después de lo que me hizo?. Sólo él sabía por qué lo hacía.

Deseaba que esto fuese un mal sueño, repetidamente pellizqué mi brazo, deseaba que este sueño llamado realidad dejará de existir por unos minutos o segundos. Estaba sufriendo, jamás creí que sufría de esta manera.

—Todo esto es real—pensé, mientras mis lágrimas caían por mis mejillas coloradas, eran rojas muy rojas, tal vez no me podía ver en este momento pero sentía que lloraba como si yo llevase un mar dentro de mí. Las lágrimas no paraba de salir de mí, ¡Joder!, de seguro me veo ridículo. Levanté mi cabeza para ver quien estaba enfrente de mí y por suerte no había nadie. Seque mis lágrimas, di un suspiro profundo.

—!Hoseok!, ¿Qué haces aquí? —pregunto una persona, la cual consideraba como mi mejor amigo, agachó la mirada y vio mis mejillas coloradas y mis ojos rojos —¿Por qué lloraba? —pregunto él de manera incrédula

—NamJoon, me siento mal, ¿Podrás llevarme a casa? —pregunte —Quiero estar solo, necesito estar solo —ordene, El mayo solo me vio para después asentir con su cabeza

—Primero antes que nada, dime que fue lo que pasó entre tú y Yoongi? —nuevamente pregunto, yo solo intentaba evitarla, pero era más que obvio que nunca se podría evitar



Unachicaigualati

Editado: 20.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar