Bellas Artes

Feliz Cumpleaños

Ya habían pasado las vacaciones de Navidad, y de Año Nuevo, por lo que ya se habían acabado las vacaciones.

Pasaron varios meses, y estábamos cerca de acabar el año, y para graduarnos.

Hoy era el cumpleaños de Miguel, pero me di cuenta de que no sabía mucho sobre sus gustos, así que no sabía que comprarle, por lo que le compré un perfume.

Salí de mi apartamento,  y vi que Miguel estaba afuera, con su moto.

-Hola- dijo 

-Hola- dije- te compré un regalo decumpleaños- dije

-No tenías por que hacerlo-

-Si, si que tenía- dije sonriendo y le entregue el regalo.

-¿Un perfume?-

-Si, no sabía lo que te gustaba, así que se me ocurrió regalarte algo neutro- dije encogiéndome de hombros.

-¿Es una manera sutil de decirme de que no te gusta mi olor?-

-No, como crees-

-Solo digo-

-Si no me gustara tu olor no me acercara a ti- dije eso y lo besé.

El se quedó quieto sin saber que había pasado, así que aproveche para ponerme el casco y subirme a la moto.

-Oye, se supone que iríamos en la mía- dijo el

-Demasiado tarde- dije y arranqué, a lo que el sonrió y me siguió en su moto.

                                                                                          ***

Habían acabado las clases, y nos reunimos todos en la puerta de la preparatoria.

-¡Feliz cumpleaños!- dijeron Adelia y David-

-Gracias chicos- dijo Miguel sonriendo.

-Tenemos un plan- dijo David, -ya que no pudimos ir a acampar la otra vez, pensé que podríamos ir en tu cumpleaños-

Todos me miraron a mi.

-¿Qué?- pregunte

-Si tu estas de acuerdo- 

-Es el cumpleaños de Miguel, no el mio- dije sonriendo

-Por mi esta bien- dijo tratando de contener una sonrisa.

El era así, no le gustaba mostrar sus sentimientos, pero en el fondo era dulce y cariñoso.

-¿Entonces donde nos encontramos?-

-Yo digo que en casa de Miguel, dentro de unas 3 horas-

Yo miré a David, teníamos que trabajar, pero creo que el me leyó la mente porque dijo:

-La llamó después para decirle que no podremos ir- dijo sonriendo, y yo asentí.

-Bien, entonces en casa de Miguel dentro de 3 horas- dije para que estuviera claro, y todos asintieron.

                                                                                           ***

Estábamos todos en casa de Miguel, metiendo las cosas necesarias para irnos, cuando llegó Elisa.

-Hola chicos- dijo fingiendo alegrarse vernos

-¡Feliz cumpleaños!- dijo emocionada y fue corriendo hacia Miguel para darle un abrazo, pero en ese momento me puse al lado de Miguel y fingí una tosecita.

-Se te olvida que yo estoy aquí- dije fríamente.

-Si... -dijo ella

-Vamos chicas, no se pelen- dijo Miguel

-Ya quisiera que se pelearan por mi- dijo David a lo que Adelia le dio un golpe ne el hombro.

-¿Y quien te invito a ti?- le pregunté a Elisa

-Nadie, pero yo voy a ir con ustedes- dijo alegremente, metió sus cosas y se subió a la furgoneta-

Yo suspiré, y subí junto con Adelia a la última fila de asientos, que era la cuarta, ya que Elisa se había subido en la fila de asientos que estaban detrás del conductor. Miguel se subió en el asiento del conductor, y David a su lado.

En ese momento pensé, este va a ser un viaje bastante largo, y suspiré, Adelia me miró, y puso una cara de:

No podemos hacer nada



Patricia Freire

#10033 en Novela romántica

En el texto hay: romance, amistad, dolor

Editado: 13.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar