Carta al viento [editando]

Inicia la escritura

Recién llegaba de la escuela. Hoy fue nuestro primer día, llevo toda la vida en el mismo instituto, y casi siempre ha sido con los mismos compañeros. Pero en la mayoría de los casos, es en once cuando llegan más nuevos, y este año no fue la excepción. Entre los nuevos, hubo una persona que, a mi parecer, destacó más que las demás. Era una chica pequeña, de cabello largo y rizado, con una pecas tiernas que rodeaban su rostro, unos anteojos algo tiernos y una mirada perdida. Ella no se hizo notar, se presentó

-Gente, atención por favor. -Se levantó la maestra- Demos la bienvenida a la nueva estudiante. ¿Puedes decirnos como te llamas?

-Eh, claro. Hola a todos. Mi nombre es Alejandra. -Después de decir eso, se fue hacia los puestos de atrás y se sentó-

Eso fue como lo único rescatable del primer día. El resto fue demasiado aburrido.

Se quedó callada el resto de la clase, yo quería hablar con ella, pero siempre he sido una persona demasiado tímida, así que, empecé a escribir una carta:

"Apenas empieza el año, y sé que no me conoces. Recién llegas al colegio, y espero que tengas una amena bienvenida. Realmente espero conocerte más para formar una buena amistad. Incluso si se puede, más que eso. No tengo mucho que decir. Pero realmente tu manera de llegar, me pareció impactante...
Espero algún día poder conocerte bien
Firma: Paulo"

Doblé la carta, y al dorso coloqué:
"Para: Alejandra, la chica nueva"
Y la coloqué en el primer cajón de mi escritorio, el cual estaba vacío...

Al otro día, en clase, fue un día común y corriente. Pero en clase de química nos separaron en equipos para hacer un experimento. 

-Paulo, y Alejandra -Empezó a hablar el profesor de química- Ustedes harán el experimento juntos.

Al llegar al laboratorio, actué lo más maduro que pude intentando impresionarla.

-Entonces, ¿Tenemos que hacer química? -Dijo de una forma demasiado pícara-

-Em, sí. Tenemos que hacer un ácido.

Ella simplemente suspiró y ahí supe que mi intención de actuar maduro no estaba funcionando de la mejor manera. Me dispuse a hacer el experimento.
Puse los elementos en una especie de vaso de vidrio y los dejé a la intemperie para ver como reaccionaba. Eso empezó a soltar un humo, y nosotros salimos. El experimento había sido hecho con éxito. Tenía en mente que de pronto la había impresionado, y decidí irme, ya que esta era la última clase que teníamos.
Al llegar a casa, volví a empezar otra carta

"Soy un idiota, un completo IDIOTA.
Tuve la gran oportunidad de darte una buena impresión hoy, y lo único que hice fue el ridículo. Justo ahora, no sé que haré para poder impresionarte. Lo único que sé es que tendrá que ser colosal...
¿Sabes? En serio quiero saber más de ti, y no arruinarlo.
Firma: Paulo"

Y nuevamente coloqué al dorso:
"Para: Alejandra, la chica nueva"
Y la coloqué junto a la otra, en el cajón.

 



MoGaPa

#18531 en Novela romántica
#11924 en Otros
#812 en Novela histórica

En el texto hay: escuela, amoros, cartas

Editado: 25.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar