Cmyk

La Revelación

Los viajeros no pueden entender cómo es que volvieron a este bosque, y cómo es posible que el monstruo en realidad sea esa abominable cosa; Kurow cae de rodillas mirando con incredulidad al objeto, los demás se acercan cautelosamente al ninja y Clef coloca su mano en el su hombro para expresar su apoyo, pero Kurow parece no reconocer la presencia del músico ni de ninguno de sus compañeros.

-   Kurow, amigo …   -   Clef no sabe que decir, las chicas permanecen en silencio pero junto al ninja.

Entonces, Kurow recuerda que no está solo y lentamente vuelve su cabeza hacia Clef, el músico lo mira con preocupación al igual que las chicas, no saben como ayudarlo y ciertamente, Kurow no sabe como reaccionar ante esto, él estaba seguro de no volverían a este lugar una vez que los cuatro estuvieran juntos, pero al parecer se equivocó.  Kurow se levanta y se aleja de sus compañeros a pasos agigantados, Mana iba a ir tras el pero Clef la detiene y niega con su cabeza; Kurow no irá a ningún lado sin ellos, solo necesita unos segundos para digerir lo que está ocurriendo.  Después de unos tensos y silenciosos minutos, Clef decide tomar la iniciativa de acercarse al ninja, Mana y Yisu lo siguen de cerca, no pueden evitar sentirse nerviosos por el ninja; ellos saben que está muy enojado y no saben como descargará su frustración.  Después de un sonoro suspiro, Kurow deja caer su cabeza en derrota y comienza a hablar.

-   Supongo que al final es así, esta es nuestra vida; estamos condenados a estar en este lugar por alguna extraña razón.   -   Dice Kurow en un tono amargado y derrotado.  Mana suspira disimuladamente y se acerca al ninja.

-   No tiene que ser así, tal vez volvimos a este lugar porque algo falta, tal vez éste lugar tiene algo más que enseñarnos.   -   Dice Mana mientras alterna su mirada entre el enorme objeto y Kurow.  El ninja la dedica una mirada cansada y sin esperanza.

-   ¿Qué más tiene que mostrarnos este bosque?   -   Pregunta Kurow en un tono bajo y cansado.  Mana y Clef se acercan al ninja, mientras que Yisu revisa su artefacto guía y mira al objeto confundida.

-   No lo sé con certeza, pero sé que ese objeto que tú tanto odias puede darnos la respuesta.   -   Responde Clef en un tono bromista, eso hizo le arrancó una risita a Kurow, aunque sea sarcástica.

Kurow suspira derrotado y se vuelve hacia el músico y la hechicera, se cruza de brazos y los reta con la mirada, espera que ambos les dé una buena explicación del por qué esa cosa puede darles la respuesta.

-   Bien, supongamos que ustedes tienen razón, y ese objeto puede ser la clave de este predicamento.  ¿Cómo podemos descifrar lo que sea que esté tratando de decirnos?   -   Pregunta Kurow de manera desafiante. 

-  ¡Norte!   -   Contesta de repente Yisu.  Los demás la miran confundidos y se dirigen a ella rápidamente.

-   ¿El artefacto te indicó donde está el norte, Yisu?   -   Pregunta Clef, Yisu asiente vigorosamente y señala al enorme objeto frente a ellos.

El ninja, el músico y la hechicera miran al objeto muy confundidos, al principio el artefacto de Yisu señalaba un camino completamente distinto, ahora señala al objeto como el norte; los viajeros no lo entienden.  Pero si ese es el norte entonces no pueden seguir perdiendo más tiempo, Clef es el primero en acercarse seguido de Mana, luego Yisu los sigue y Kurow es el último en acercarse.  Los cuatro miran al objeto como si fueran a enfrentarse a un monstruo, Clef se da cuenta que a un lado hay una puerta abierta y se dirige a ella; Mana, Yisu y Kurow lo siguen de cerca, el ninja no está muy convencido de entrar y le sorprende que la artista haya cambiado de opinión tan pronto el artefacto les mostró el norte.

Al entras, los cuatro ven que hay dos hileras de objetos para sentarse en cada lado, cerca de la puerta hay un objeto para sentarse más grande y está frente a una rueda, todo está en muy mal estado, Clef puede escuchar gritos de terror, Mana puede sentir miedo y dolor, Yisu puede oler a algo que se quema y a sangre, Kurow puede escuchar, sentir y oler todo, está abrumado por la cantidad de sensaciones y es por eso que no le agrada el objeto.  De repente, Clef ve algo en la mitad del lugar, justamente donde está una terrible abolladura una figura muy difusa y transparente está sentada en junto a la ventana, los demás también lo ven y se acercan cautelosamente para no molestarlo; al parecer no se ha percatado de la presencia de los viajeros, solo sigue ahí sentado viendo a través de la ventana de manera meditabunda.  Varias imágenes aparecen en las mentes de los cuatro como fragmentos de vidrios rotos, saben lo que está pasando y al mismo tiempo no tienen idea, saben en donde se encuentran pero al mismo tiempo no, saben quien es esa persona, tiene un nombre pero no lo recuerdan, aún no.

-    Creo que debemos sentarnos en donde se está este espectro.  Creo que todo se va a aclarar cuando lo hagamos.   -   Dice Clef mientras mira a sus compañeros.

La hechicera, la artista asienten estando de acuerdo, pero el ninja no está muy convencido de lo que deben hacer.



Dragon Raine

#15628 en Fantasía
#11685 en Joven Adulto

En el texto hay: viajes, misterio, monstruos

Editado: 19.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar