Contra todo

El refugio

Por un momento me olvide de la compañía que traía hasta que Walter hizo un ruido para recordarme de sus presencias, me apene un poco pues nunca antes había actuado así en público, así que les presente a cada uno, y les conte como nos conocimos y como habiamos llegado hasta aqui, despues de un rato nos mostraron donde nos podíamos quedar, y ahi fue donde pude ver a todos los demas que habiamos ayudado Daniela y yo, al verme corrieron a abrazarme y decir lo preocupados que estuvieron por mi y sobre todo agradecer por lo que que hice y disculparse por su actitud que me llevo hacer algo completamente arriesgado, entramos donde mi hermana dormia y me dio mis pertenencias que se había llevado anterior mente, yo me quedaría con ella en la casa de campaña, junto con Sebastián y la que más me sorprendió junto con Mireya, al parecer ella guio a la mayoría a este lugar y por ser la más fuerte era la líder de aquel refugio, y como este lugar había muchos en todo el mundo y solo se comunicaban para cosa de suma importancia, mientras que Walter, Alondra y Xionara se quedaron en su propia tienda de campaña la cual les di solo la acomodarian en un lugar basio, me dejaron para acomodarme y ayudar a los 3 mientras nos diviertiamos un tado, nos dieron algo de comida y agua, Sebastián se quedó con migo y los chicos.

  • (Halia) porque la gente está así, me refiero, porque no salen en busca de alimento o comida , si siguen así muchos morirán
  • (Sebastián) muy pocas personas lo hacen entre ellos las personas que los trajeron aqui, antes Daniela y yo lo haciamos pero por motivos de seguridad lo demaos de hacer, y la razón por que pocas personas salen es muy simple, miedo de ser encontrados, debido que hay que ir lejos para encontrar comida, salen muy pocos en busca de alimentos por seguridad misma, gracias a la llegada de Daniela pudimos sobrevivir más tiempo pero al acabarse todo que fue hace unos días no hemos podido hacer mucho, y eso que racionamos lomas posible
  • (Halia) ¿cuánto tiempo llevan aquí? A lo que me refiero, al principio me costó mucho encontrar el lugar con los chicos, pero es que tiene algo diferente que me hizo hallarlos
  • (Sebastián) poco tiempo después de que empezó todo, pero no te preocupes todos estamos seguros aquí ya verás.

Se acercó a mí y me abrazo, pero aun así me sentía insegura ahí, algo dentro de mí me decía que tenía que irme, cuando termine de acomodarme Salí a ver como estaban los demás, vi como a Walter, Alondra y Xiomara salían de la tienda muy alegres entre ellos, lo que me agradaba era su unión y la confianza el uno al otro, ellos me saludaron desde lo lejos, estaba por acercarme a donde estaban para ver en que los podía ayudar, hasta que sentí una mano en mi hombro, al voltearme pude ver a Mireya, me hizo una señal para que la siguiera, nos dirigimos al área de almacén que tenían designado, que al parecer estaba protegido, nos metimos y ahí estaba mi novio y mi hermana, eche un vistazo al lugar, no había más que un poco de agua, unas cuantas frutas y estantes y lo que hoy se había recolectado  c la salida de los demás, era toda la comida que quedaba, desierta forma sabia porque estaban ellos y yo ahí y no es que no quisiera ayudarlos pero por un momento me sentí al descubierto, como si todas mi barreras que alguna vez cree se cayeran ante todos y eso era lo que me brindaba seguridad, así que sin pensarlo di un paso a tras di media vuelta con intenciones de marcharme de ahí hasta que ahí la voz de mi hermana.

  • (Daniela) no he dicho nada, prometí que no lo haría
  • (Halia) entonces ¿Por qué me trajeron aquí?
  • (Mireya) Halia sabemos que eres excepcional por nosotros mismos, en el hospital donde trabajábamos siempre donde estabas pasaban cosas inexplicables y aunque siempre intentabas ocultarlo de los demás yo si me daba cuenta que eras tú quien lo hacía.
  • (Sebastián) cuando estábamos en el servicio pasaba lo mismo y después de que llego tu hermana con todo esto supimos que era por ti.

Estaba sin palabras, pues de hecho siempre me había estado exponiendo si lo pensaba bien, siempre arriesgaba demasiado pues al querer ayudar a los demás, demostraba lo que realmente hacía, algo irónico pues era lo que menos quería, pero en mi siempre vivía ese desea de ser un apoyo, entonces decidí ayudarlos, además la condiciones eran deplorables lo viera quien lo viera y si no los ayudaba pronto este lugar sería un caos.

  • (Halia) entiendo quieren que les de la comida para las personas de aquí -todos asintieron con la cabeza- bien lo hare pero con una condición, no dirán nada de lo que me vean hacer a nadie, no al menos por ahora.

Los 3 aceptaron mis condiciones, asique mande a que trajeran las provisiones que tenía Walter, pues pudimos conseguir semillas de distintas plantas, agua y quedaba aun un poco de carne, pude ver que tenían un contenedor enorme donde debería haber agua pero solo quedaba una pequeña jarra, con mis poderes pude llenar ese contenedor hasta 3 veces por encima de su capacidad, les pedí que trajeran tierra en contenedores para las semillas, lo cual pudimos sacar, frutas, verduras, cereales, leguminosas, legumbres para comer, personalmente fui a casar una gran ave, la cual la pude duplicar varias veces, para poder comer todos, pusimos realizar un guisado con todo, después con la madera que me trajeron realice platos y vasos para usarlos, también realice una gran mesa para poder poner todo lo hecho y compartirlo con todos, esto sería una sorpresa para todos debido a que pusimos un campo de energía para guardar el olor.

  • (Daniela) Sabes extrañaba ver tus extrañas asañas, más que nada a ti, creo que esto está sirviendo como una lección para todos
  • (Halia) puede que sea así pero aún así se acciones de quienes tienen el control ahora tampoco son los correctas



Naydelin Rost

#2702 en Ciencia ficción
#11038 en Fantasía
#2285 en Magia

En el texto hay: conflictos, primer amor, decepción

Editado: 07.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar