Cosas raras llamadas poemas

¿Quién soy?

La misma pregunta de todas las noches

Y todas las noches la misma respuesta

Silencio

Y el miedo crece.

 

¿Hacia dónde voy? ¿A que he venido?

Y el miedo crece

¿Quién soy?

 

Cuento los pasos que he caminado,

Las palabras que he dicho,

Las cosas que he hecho,

Los lugares a donde he viajado,

La gente que he conocido,

Los amores perdidos

 

¿Quién soy?

¿A qué vine?

¿Tengo un propósito?

Quiero creer que así es.

 

La misma pregunta

Y si no hay respuesta en la práctica

Soy un pliego vacío

No lo quiero

Hay demasiada tinta para escribir

Y el miedo crece

 

¿Quién soy?

Siento como las lágrimas recorren mi cuerpo

No quiero soledad

No quiero esta ignorancia

No quiero tu piedad

No quiero esto

Y el miedo crece.

 

Veo al espejo y le pregunto a la mujer de enfrente

Ella está más confundida que yo

Con el rostro cansado y la mirada baja me pide que calle

¿Quién soy?

No hay respuesta.

 

El rostro en el espejo me pide que calle,

Que me dé la vuelta

Me dicen que se acabó el tiempo,

Que la lucha ha terminado,

Pero no quiero detenerme,

Me dicen que ya no se puede hacer más,

Les respondo que yo no les creo.

 

Me queda un poco de fe,

La suficiente para seguir caminando,

Me dicen que ya no lo haga,

El camino ha desaparecido,

Me quedan las manos, con eso cavare

Y si es necesario lo hare con los dientes

Y el miedo crece

¿Quién soy?

 

No me ha quedado más que esconderme en las letras

Esta es la parte de la historia donde la heroína muere

Estoy sumamente cansada

Los días han pasado y ya no encuentro el camino

Me siento tan fracasada

No encuentro las palabras,

Las puertas se han cerrado.

 

Lloro de noche y de día,

No encuentro una salida

Le pido a Dios que me ayude,

Porque es mi última opción y la primera también,

Siento que no tiene sentido mi vida.

Estoy cansada,

No se hacia dónde ir.

 

Las opciones se acabaron,

Quise salvar al mundo, mi mundo,

Crear y ayudar,

Pero solamente me hice ilusiones y deseos.

 

No quise ver la realidad,

Y cuando la vi, era horrible,

Ahora frustrada y engañada,

Me he detenido, ya no quiero seguir,

¿Para qué?

 

Los días son largos y el tiempo es mucho,

No se hacia dónde ir,

No tengo opciones, no soy nadie, nada,

No soy capaz de seguir, estoy cansada,

Mucha suerte a los que continúan, yo me bajo en la siguiente estación.

Ya no tengo aliento, estoy cansada, eso es todo.

Ellos son fuertes, emprendedores y soñadores,

Pero mi nombre es uno y está cansado de soñar.

 

Me canse de intentar, me canse de rogar.

Buscaba un pretexto para no seguir,

Encontré muchos, tomé solo uno y me senté.

 

He llegado a amar estas 4 paredes,



TIM

Editado: 19.12.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar