Creepypastas mas terrorificas

La puerta cruje

Es la madrugada a las 12 de la noche, el aire tiene un toque frio y algo de brisa, Alex estaba en cama viendo tratando de conciliar, el sueño, pero no podía, la ola de pensamientos le recorría la mente cruelmente como un tornado de ideas, pensaba en su familia, en su escuela, en el final de su serie favorita que había visto ayer, pero no lograba conciliar, el sueño, Alex salió de su cama, vio a su alrededor el cielo a través de su ventana y vio como ese día casi no había estrellas ni luna "lastima" pensó dentro de si, esperaba encontrar al menos una luna menguante para poder deleitar su vista, amaba ver las noches oscuras llenas de estrellas donde se podía ver la luz de la luna chocar con los arboles a lo lejos, mientras se sentía una ambiente fresco y un viento que acariciaba el rostro, ese clima era mejor, Alex siempre había preferido el frío al calor, le daba más paz, según él,

 

Alex ese día se levantó de su cama y salió a caminar al cielo nublado nocturno, vivía en una zona rural y vivía poca gente por ahí, su casa estaba a 100 metros de la casa más próxima porque tenían un jardín enorme cubierto con vallas metálicas electrificadas que rodeaban la casa, salió y camino por la calle viendo el paisaje nocturno, caminando por el asfalto escuchó los grillos, la casa del vecino Freissern estaba construida con un estilo arquitectónico imperial, con sus amplios muros de roca pintada de azul y blanco, elegantes esculturas de ángeles en las puertas de la reja y a lo lejos se veían los arbustos salpicados de gesticulas de agua por el clima fresco

 

Alex caminó pensando ese día en cómo iba a afrontar el hecho de que pronto sería enviado a luchar la quinta guerra entre reinos, iba a pelear por su país, ahora era mayor de edad y su padre había decidió que su hijo tenía que ser soldado, pues según él, era demasiado indisciplinado para la universidad, su padre había sido teniente de cuadra de la nación de Bassia, y le había resultado fácil hacer maniobras para hacer ascender la carrera militar de su hijo sin duda,

 

Alex camino durante largo rato sintiendo la tierra y lodo sobre el asfalto, vio a sus lados y vio perros que lo veían un momento y se iban caminando, vio arboles de 4 metros de largo y enormes forrajes de un tamaño inmenso, eran famosos los árboles frutales del campo de Bassia, a lo lejos vio una inmensa construcción de madera que parecía una vieja casa construida en los años de la edad de los descubrimientos, se acercó a la puerta para percatarse que estaba abandonada de hace mucho tiempo, y se acercó, para ver los acabados de madera, y entonces escucho algo, la puerta crujió por dentro, no era un sonido de golpe, la puerta había crujido de repente, como si el sonido proviniera de dentro de la puerta, Alex se sobresaltó y pensó "mierda"

 

Alex sintió una curiosidad más grande que su miedo, reunió valor y decidió entrar a la casa, sus pisadas resonaban en la madera vieja, y había telarañas por todas partes, sintió la madera que tenía talladas esculturas incorporadas a la pared, todo se veía con una luz tenue, las cortinas estaban rasgadas en la sala, y los muebles parecían carcomidos ya por las polillas y la humedad, Alex pisó algo de metal, lo tomo en sus manos y vio que era un catalejo de marinero ya oxidado, hecho de hierro de hace muchos años, fue al baño que estaba construido de madera, y en ese momento una figura que parecía hecha de sombras negras y de hilos de algodón negro emergió de la puerta, Alex sintió como un escalofrió le recorrió el cuerpo y tomo un palo de escoba para intentar defenderse en reflejo, la sombra negra tenía dos ojos que parecían luces encendidas, y los hilos negros surgían de el como si fueran tentáculos de aire, Alex se acercó y le asesto un golpe con todas sus fuerzas a la sombra, quien se deshizo por un momento convirtiéndose en una sombra en el sueño, Alex corrió hacia la puerta y en la entrada se encontró de nuevo con la sombra, quien se levantó cubriendo toda la puerta con su cuerpo, Alex trato de golpearlo tres veces con la escoba pero estas veces la sombra esquivo sus golpes hasta que logro tomar el mango de la escoba y se lo arrebato,

 

En ese momento Alex comenzó a oír una voz dentro de su cabeza, mientras un nube negra de niebla comenzaba a tratar de rodearlo como humo, mientras el daba manotazos para que no lo rodeara por completo comenzó a oler un olor nauseabundo como a algo podrido, comenzó a toser y los ojos le comenzaron a llorar automáticamente por el humo denso que se colaba que no venía de sus propios pensamientos, se oyó primero un sonido ininteligible y luego escucho "no debiste entrar a mi casa" Alex busco con la vista rápidamente algo con lo que pudiera golpear a la sombra para quitarla de la puerta, recordó que tenía una linterna y la apunto al rostro de la sombra, esta emitió un chillido grotesco como de un cerdo herido y salió humo de su rostro, Alex dio un brinco y golpeó en la cara a la sombra que se desvaneció, sin pensarlo corrió corrió como nunca en la vida, mientras su corazón latía al mil por hora, corrió lejos de esa casa maldita.



Hector Jainz Aguiñaga

#9 en Terror
#528 en Otros
#133 en Relatos cortos

En el texto hay: terror creepypastas

Editado: 07.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar