Creepypastas mas terrorificas

Los ojos rojos

Mi nombre es Alina Laffayette y soy una estudiante comun solo que soy de gran promedio académico que cursa en  la universidad la carrera de psicologia especializada en transtornos de la personalidad, mi sueño era trabajar en los casos de psicologìa forense analizando los perfiles psicológicos de los criminales para poder identificar patrones comunes y tempranos que pudieran ayudar a prevenir esa clase de conductas psicopàticas o  sociopàticas en un futuro, generando asi un tratamiento clínico efectivo que evitara que las personas con tendencias violentas se convirtieran en asesinos y trataran de integrarse a la sociedad canalizando su mala energia a un pasatiempo o a un trabajo.

Cierto día en el tercer semestre, en clase de Análisis de los transtornos de la personalidad, estaba sentada en mi silla, nuestra universidad es una universidad católica de las primeras que habia en la epoca del Virreinato de la Nueva España, asi que nos separan a mujeres y a hombres y no era común que hubiera interaccion entre los dos generos, estaba mal visto y podrian expulsarte si te atrapaban con un chico  ya no digamos en algun otro escenario, eso estaba estrictamente prohibido.

Me gustaba porque el sistema de enseñanza es de los mejores del país, a muchas personas no les gusta el sistema academico que es el catòlico, yo no soy una persona religiosa en extremo, mis padres insistieron en internarme en una universidad de este tipo para que no me pasara lo que a las tipicas chicas universitarias, que se van de fiesta y alcohol etcetera, en realidad eso a mi no me importaba solo que con el pasar de los meses me di cuenta de la gran calidad educativa, ademas a mi me resulta sumamente profesional, nuestros profesores eran muy profesionales, tuve un profesor el psicologia economica, llamado Kraker, nacido en Bremen, Alemania, uno de los mejores profesores que he tenido, en fin eran muy eficientes dando su clase y explicando su punto.

Un dia estabamos en clase de Psicologia forense, cuando note algo extraño en la mirada de una compañera de clase, se llamaba Gracia, le iba a pedir un lapiz porque olvide traer el mio ese dia cuando vi algon extraño en sus ojos

De pronto como por una fraccion de segundo la mire a los ojos y en sus pupilas pude ver que cambiaron de color a un tono rojizo sangre y despues de eso volvieron a la normalidad

Yo podrè a veces lelgar con sueño a la universidad pero estoy completamente segura cuando estoy teniendo un sueño lucido y algo es real

Eso se veia horriblemente real. Fingi no darme cuenta de que notè eso, ytrate de tomar una bocanada de aire y por dentro senti un miedo que no habia sentido antes, hice un esfuerzo por no demostrarlo con expresiones pero estaba aterrorizada por dentro, yo continue con anotando las instrucciones del profesor pero note que la mano me temblaba,

Ese dia llegue a casa y traté de olvidar , me intenté de convencer a mi misma que no era real que eso solo fue producto de mi imaginacion que debia haber sido por nhaber tomado una dosis mayor a la habitual de cafeina o de alguna pastilla para la menta que tomaba en esos tiempos, me dormi 

Al dia siguiente me senté en otro lugar en el salón de clases, no podía estar cerca de Gracia en ese momento, me sente hasta adelante junto a mi compañera de clase Adelina, trate de continuar escuchando la clase de la maestra pero en ese momento Adelina me voltea a ver casi como mecanicamente y me pide un boligrafo color negro, yo busque en mi estuche pero no halle ningun boligrafo negro, asi que me excusè y la vltee a ver diciendole que no tenía, cuando ella dice esta bien y antes de voltearse me dirige una mirada perdida en la cual  acance a ver por unos milisegundos como se formaba una capa roja en la pupila de sus ojos, yo solo me volteé a otro lado tratando de no tener esasensacion de nuevo, de terror puro de no sentirse en control de la situaciòn, comencé a creer que me estaba volviendo loca, no podia ser verdad, tal vez estaba aun dormida en la cama y nada de esto habia sido real

Pedi permiso para ir al baño, y me sentè en el inodoro para poder meditar un poco en lo que habia pasado, tome un espejo y trate de ver mi rostro para ver si mi expresion delataba que estaba nerviosa, no queria verme nerviosa en la clase donde la mayor parte de os maestros son psicologos, es algo contradictorio, pero a mi no me gusta estar del otro lado del papel, es decir, ser la que es examinada no me agrada.

Respiré lentamente dos veces, para poder recuperar la calma, y regrese a clase a sentarme en otro asiento, cuando de pronto encontrè en esa silla una nota de papel escrito con algo que parecia  tinta roja que decia

"todo va a estar bien" pero escrito de una manera torcida, como por alguien de esos que no sabe escribir bien.

En vez de sentir paz sentí incertidumbre.

Ese dìa cuando llegue a casa no podia comer, y mis esperanzas de que todo esto era una clase de sueño se desvanecieron cuando todo parecia seguir siendo lo mismo en casa, esa noche no acepte comida, no quise cenar, estaba en realidad muy desconcertada con lo que venia ocurriendo.

Al dia siguiente entre al pasillo que comunica los salones de la facultad, pero para mi sorpresa notè que no habia nadie, y algo peor, parecia que los salones hunbieran sido abandonados hace años, había polvo y libretas rotas por doquier tiradas, parecia como mas una pesadilla, entre a mi salón donde se supone que estaria tomando clase de Psicologia clìnica pero no habia nadie ni siquiera el maestro, camine y note que el clima era lleno de viento, y las nnubes estaban cargadas de lluvia, parecia que fuera a llover en cualquier momento, en este punto ya no entendia nada, comencè a buscar ayuda, encontre un papel, escrito en tinta roja que decia " ya es hora de dormir".

Comencè a correr cuando me percaté que había una sombra que me seguia, al principio no la note pero luego se hizo mas evidente, solo se veia con el punto ciego de mi ojo, pero lo veia como a tres metros de distancia, era como una neblina, comence a correr y me escondi en lo que parecia ser el salòn de musica coral del la Universidad Catòlica, tome un crucifijo que tenia de collar y comence a rezar en silencio



Hector Jainz Aguiñaga

#19 en Terror
#739 en Otros
#190 en Relatos cortos

En el texto hay: terror creepypastas

Editado: 07.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar