Crónicas Tzargarianas I: El Albor De Un Imperio

Parte 2: El Reino de Aleshia.

 

Aleshia, un continente desértico en casi toda su extensión, al sur una cadena montañosa que crea una sombra orográfica que impide la entrada de los fríos vientos del sur dándole ese aspecto desértico, largo de norte a sur, sin embargo al norte sig...

«El desierto, es un gran enemigo, pero puede ser un gran aliado, depende de cómo uses los recursos, si no los desperdicias y los aprovechas oportunamente, con mucha sabiduría. Reuben... Primer Rey de Aleshia »

«El desierto, es un gran enemigo, pero puede ser un gran aliado, depende de cómo uses los recursos, si no los desperdicias y los aprovechas oportunamente, con mucha sabiduría. Reuben... Primer Rey de Aleshia »

Aleshia, un continente desértico en casi toda su extensión, al sur una cadena montañosa que crea una sombra orográfica que impide la entrada de los fríos vientos del sur dándole ese aspecto desértico, largo de norte a sur, ancho de este a oeste,  al norte sigue siendo algo caluroso pero no tanto como al centro, las grandes llanuras desérticas llenas de arena, dunas, azotadas por gigantescas, impetuosas y temporales tormentas de arenas .
La economía aleshiana tiene como principal recurso las explotaciones de hidrocarburos y producción de oleaginosas, también tiene una fuerte ganadería de bestias desérticas como dromedarios y otros equinos adaptados al desierto, esto le permitió elevar su economía antes de la exploración espacial y luego la explotación de recursos en Khalaris la llevaron a ser una nación casi autosuficiente.
El aspecto cultural de los aleshianos es parecido a la cultura propia de pueblos desérticos, túnicas y otros tipos de vestimentas para sobrellevar la radiación estelar, esto podría recordar a los pueblos árabes de la Tierra. De cultura conservadora, los aleshianos son muy orgullosos, impetuosos, decididos y felices de su nación, a pesar de ello, las aleshianas son mujeres tradicionalistas, encargadas de las labores de sus hogares y sus hijos, dejan que su marido sea el jefe de la casa, aunque esto no significa sumisión ni que la mujer era de menor rango, sino que la mujer estaba dedicada a funciones específicas del que hacer cotidiano aleshiano, no obstante, el hombre simbolizaba la dirección y el don de mando, aunque hubo mujeres en la historia aleshiana que ostentaron cargos de dirección, pero muy pocas ocasiones. Se podían ver algunas en cargos militares, en direcciones administrativas, o como artistas, pero no era muy común verlas a diario.

La monarquía siempre fue ejercida por hombres, desde el primer Rey, y los diversos señores nobles,  siempre fueron condes, siendo la mujeres nobles simples consortes, que de manera informal ejercieron influencia en las decisiones de sus maridos. Aunque siempre fueron hombres que gobernaron Aleshia, no existía ninguna ley que impidiera que una mujer ejerciera estos cargos de mando, quizás en su costumbre, no la creían necesaria, no creían que pudiera pasar, o se les olvidó a los reyes y legisladores aleshianos esta salvedad. Aunque se hace la salvedad que la nación aleshiana tenía una costumbre machista, esta no vejaba o discriminaba a la mujer.

A esta nación algo conservadora, algo machista, gobernada por una monarquía absoluta compartida por una nobleza feudal, llega nuestra protagonista.

 



srosuna

#1965 en Ciencia ficción
#11788 en Otros
#1703 en Aventura

En el texto hay: cienciaficcion, ficcion, aventura espacial

Editado: 31.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar