Crónicas Tzargarianas I: El Albor De Un Imperio

Capítulo 95: ¡Nuevas Órdenes!

En alguna parte del bosque negro Kinneret, en las afueras de la ciudad de Fronda.

Campamento de la Resistencia primeras horas de la mañana.

Ariel terminaba sus labores matutinas, el espeso y negruzco bosque ese día estaba más frío y húmedo que de costumbre, Ariel mira entre un claro de la niebla a lo lejos y observa una silueta conocida que se divisaba por su seguro caminar, era Marun, su comandante, el erguido hombre que camina firme que le habla a una serie de nuevos reclutas orientándolos y dándole diversas órdenes; Ariel lo mira de arriba a abajo, lo estudia era diferente a Dan Yaneo, su asesinado esposo, que era un hombre más rechoncho como su hermano Mogul, Marun era un hombre de porte, inspira autoridad en sus hombres por lo que Ariel lo sigue mirando interesada, en eso siente un leve pero sorpresivo empujón.

─Vaya que no te vea mucho que te va a pillar.

─Aya, desde cuando me estás mirando así? ─contestó con la pregunta toda ruborizada y nerviosa la pelirroja.

─Todo el tiempo como para tener que advertir a una amiga que no mire más de la cuenta.

─¿De qué me tienes que advertir?

─Marun es un hombre atormentado Ariel, ¿alguna vez te comentó por qué está con la resistencia?

─No, no lo ha hecho, ¿sabes el por qué amiga? ─Ariel trata de ahondar en el misterio de Marun.

Aya toma una bocanada de aire mientras piensa y le pone una mano encima del hombro a su compañera para decirle:

─Marun no habla mucho de ello, pero tuvo que cumplir ciertas órdenes de parte de sus superiores de la policía política que ahora lo avergüenzan, fue tanto que hizo que su esposa se suicidara de la pena, ella estaba embarazada de su primer hijo, sin embargo si él no te lo ha dicho no debo ser yo quien te lo cuente, ¡que él lo haga!

─Aya, no me puedes dejar así, tienes que contarme más ─replicó Ariel.

─¡Olvídalo!, no te comenté nada, solo te advierto que él no está para interesarse en relaciones amorosas.

Pero Ariel responde molesta:

─¿Qué te crees? yo no ando detrás de relaciones amorosas. acabo hace poco de perder a mi esposo y mi hijo.

─Ariel, es como todos aquí en el campamento, todos han pedido a alguien en esta maldita lucha, pero se te ve en los ojos, te interesa Marun, soy una mujer que también está enamorada, tal vez aún no lo sabes o no lo admites pero te está interesando el comandante del campamento, como tu compañera solo te digo que no te apresures, Marun tiene fuertes heridas y como su amiga no me gustaría que lo dañen, o que tú que ya me caes bien no te correspondan, en otras palabras, es posible que terminen decepcionados y trabajando juntos pueda afectar el juicio en el desempeño de las misiones.

Ariel mira para abajo pensativa y solo responde como desinteresada.

─No sé de donde sacas eso, yo solo estoy mirando a Marun porque me inspira respeto.

─Si, como no, ¡ya te lo creo! ─ironizó la rubia corpulenta.

Mientras las mujeres discutían, Soleg se acerca a Marun que había terminado de hablar con los chicos.

─¡Llegó un mensaje del cuartel general, Comandante!

Marun toma el papel y lo lee.

─Ya ordenan que nos movilicemos. Debemos ir a Legna a apoyar al comando que está allá en una misión.

─¿Legna? ¿Para qué clase de misión? ¿Todo el personal?

─Dicen que me lleve a los guerreros más hábiles, es para sabotear una vía férrea, es la que sale de Fronda hacia los puertos de Legna, han enviado equipos militares pesados desde el norte en Anoria, los importan de Koralia, son equipos con adaptaciones koralianas, cuando tuve la reunión virtual, me informaron que hubo una batalla contra los zenobianos, los rumores son ciertos, perdimos una fortaleza marina en mano de los zenobianos y ahora quieren vengarse, pero debemos sabotearlos porque quieren meter a la población frondana en una inútil guerra, la misión es apoyar al comandante de Legna ya que es novato y nosotros tenemos más habilidades.

Pero Soleg se mantiene pensativo y Marun nota la cara de extrañeza que pone su hombre de confianza.

─¿Qué ocurre Soleg?

─¡Marun, algo no está bien en ese plan! ─dudó.

─Solo iremos a apoyar al comandante local.

─Pero Podríamos nosotros desde aquí sabotear esas vías.

─No, ya que muchos pasaron inadvertidos, hubo una falla de información pero ya la confirmaron, el equipo pesado de las forjas blindadas de Fronda están en Legna. La idea es evitar que usen ese arsenal contra otra nación y que nos involucren en una guerra externa.

─Marun, te insisto, algo no está bien en este plan. Siento una corazonada que no me pinta bien.

─Soleg, son órdenes del alto mando de la Resistencia, debemos cumplirlas. Si no estás de acuerdo entonces deberás irte, pero no quiero que lo hagas, sin embargo el Alto Mando nos podría dejar de prestar apoyo.

─Marun, el Alto Mando nunca nos apoya, solo nos da órdenes de hacer esto o aquello, pero no les veo contundencia en influir contra los usurpadores de Fronda.

─Amigo, somos soldados, los del Alto Mando también lo son, pero los políticos al final son los que decidirán esto, mientras tanto nuestro trabajo es hacer la vida imposible a los usurpadores frondanos, y si en Legna tienen un plan para hacerse más ricos saqueando, yo sentiré que es un deber arruinarle los planes y llevar a la tumba algún que otro colaboracionista de la dictadura usurpadora.

Soleg suspira preocupado, pero le dice:

─Tengo que cuidarte el trasero amigo, Insisto que no me gusta esto pero iremos allá.

─Bien, así me gusta Soleg, reúne a los más expertos y llevaremos a Aya y Ariel.

─¿Ariel? la novata.

─Deberá aprender algo, pero en verdad no quiero que ella se involucre mucho en esto, sé que parte de su familia ya está en Zenobia, en Legna tendrá una oportunidad de marcharse en el puente clandestino. Hablé de nuevo con el Doctor Ahira Enán y me exigió que la llevara así sea a rastras a Zenobia.



srosuna

#1963 en Ciencia ficción
#11804 en Otros
#1709 en Aventura

En el texto hay: cienciaficcion, ficcion, aventura espacial

Editado: 31.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar