Crónicas Tzargarianas I: El Albor De Un Imperio

Capítulo 99: Intervención Real.

Despacho Privado del Rey, horas de la mañana.

─Majestad eso todo lo que le tengo que decir.

─Eminencia, lo que usted me está informando me ha dejado sin palabras.

─Si Majestad, el kohan superior de la zona, Elam, fue muy descriptivo y me pidió encarecidamente su intervención en el asunto, intentaron todo ante un juez del condado, pero falló a favor del Conde Enor y está amenazando ahora a todo el consejo del gobierno civil la ciudad e incluso hasta a los clanes y la nobleza menor que la conforman, por ende, también a la población civil, Majestad.

─Kohan Superior Gamaliel, tenga por seguro que tendré en cuenta todo lo que me dijo, ahora le pediré que me deje un momento a solas para pensar con claridad la decisión que voy a tomar al respecto.

─Gracias Majestad, a pesar de su juventud, es usted un hombre sabio ante todo y corregirá las injusticias en su reino.

─Vaya tranquilo Eminencia, los súbditos de Kund”Nar sabrán lo que haré tomando en cuenta sus palabras Kohan Superior.

Gamaliel se retira de la presencia del Rey Vhalir, este inmediatamente llama al General Joab quien no tarda en llegar ante el Rey.

─¡Majestad, Aquí estoy!

─General Joab, qué sabe usted de la situación del Tzaring en Kund”Nar.

─Quería conversar esto con usted desde hace un tiempo Majestad, he recibido informes que nuestra casta está siendo muy ofendida por las recientes actitudes y decisiones de Conde Enor, su primo.

─¿Dígame que clases de actitudes? por favor hable honestamente, Enor será mi primo pero no significa que si hace algo incorrecto lo voy a defender, todo lo contrario lo exhortaré pero si sigue en su actitud lo corregiré de la forma que sea necesaria, todas las opciones están en la mesa ─señaló seriamente Vhalir al General.

─¡Mi Rey!, el Conde Enor ha hecho que los tzaring traten de ser como es él.

─¿Y cómo es él? Sea más claro General.

─Ya sabe Majestad ─Joab mueve la cabeza de un lado para otro como tratando de indicar algo sobreentendido─, quiere que los tzaring sea de su gusto personal, o seré claro, incitarlos a ser de su preferencia sexual.

─¿Quiere un tzaring homosexual, eso es lo qué quieres decir Joab?

─Usted lo acaba de decir Majestad, pero en esencia eso es.

Vhalir se levanta de su asiento y se molesta entrengándole un papel al escritorio al frente de Joab.

─¿Es que mi primo está loco?, ¿se le subió el título de noble a la cabeza?

─Señor, esa es la causa de que muchos tzaring pidan la baja o el cambio, todos van a donde Ismail que los ha estado recibiendo con los brazos abiertos, por ello el personal militar en Kund”Nar ha bajado considerablemente.

─Y es entendible el movimiento, hace poco le instruimos a Ismail que envíe un refuerzo de marina para Kund”Nar, ¿Qué sabes de eso Joab?

─Han retrasado eso, pero tengo entendido según el informe que recibí que estaban en movimiento una flota y se apostaría en la bahía de Kund”Nar, Majestad.

¿Sabes quién es el de mayor rango?

Joab revisa un dispositivo portátil y busca un nombre, al tenelo le responde al Rey.

─Hay varios oficiales, pero Ismail encomendó como Comandante de esa flota compuesta por marinos y tropa terrestre al Mayor General Malik.

─¿Mayor General Malik?, ¿lo conoces?

─No, pero es un Mayor General, su ficha dice que es natural de Kund”Nar, no tiene nada relevante o extraordinario en su hoja, solo que hace un tiempo solicitó el traslado a Ursh”Nar, eso fue cuando su tío Falid cayó en desgracia médica y Enor asumió el mando interinamente, desde ese tiempo está con el Conde Ismail pero creo que es muy fiel a su tío Ismail.

─Bien, si Ismail confía en él no tengo por ahora porqué contrariarlo, si no hay otro de mayor rango, entonces informa a ese Mayor que por ahora estará al mando de todo el tzaring de Kund”Nar, de todo, tropas terrestres, marina, aeroespacial, policía civil y militar, bomberos y toda cosa que se uniforme en Kund”Nar bajo la casta tzaring. Enor queda desautorizado y Malik estará al mando hasta que yo mande a alguien para sustituirlo ¿Algo que agregar u opinar General Joab?

─Majestad, creo que esta será la mejor decisión que han de recibir los tzaring del lugar.

─Bien, entonces ponte en contacto con ese... ¡Mayor…, Malik!

─Solamente una cosa más, Majestad.

─¿Dime?

─¿A quién enviará?

─A la persona que estoy seguro, que usted estimado General, al verla, todo el tzaring de Kund”Nar respetará sin duda alguna y la enviaré con rango ratificado, con total libertad de acción, solo usted estará por encima de ella.

─¿A la vizcondesa Alina?

─Si, a ella misma.

─¡Sabia decisión! Mi rey, ─respondió con firmeza el viejo General─ Alina goza del respeto del tzaring tanto de allá como de la Guardia Real aquí.

─Si, ahora me tocará hacerla llamar, me extrañaba mucho que se haya quedado aquí en la capital y no haya ido a su hogar, pensé que era por estar con Maya, pero por lo visto, no es la única razón. Bueno General, creo que ya tiene sus órdenes.

─¡Mi Rey, las cumpliré de inmediato!

Vhalir se queda solo revisando algunas notas, firma decretos y revisa otros asuntos de gobierno, y recibe a otras personalidades del alto gobierno, por medio de sus asistentes solicita que Alina se presente ante él, pasan un par de horas y ella llega ante su primo, el Rey.

─Mi Rey ha solicitado mi presencia.

Vhalir mira a los asistentes y les dice:

─¡Salgan todos!, tengo que hablar en privado.

Los asistentes salen de la presencia del Rey y una vez solos, le dice a Alina.

─Dejemos las formalidades, somos familia y nos conocemos desde toda la vida. Tengo planes para tu futuro inmediato pero antes, debo hacerte unas preguntas prima.

─Vhalir, tú y yo no tenemos secretos entre nosotros, ¿qué ocurre?



srosuna

#1964 en Ciencia ficción
#11876 en Otros
#1722 en Aventura

En el texto hay: cienciaficcion, ficcion, aventura espacial

Editado: 31.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar