Crónicas Tzargarianas I: El Albor De Un Imperio

Capítulo 103 Copa de la Traición.

Capítulo 103 Copa de la Traición.

─Esto es lo malo de casarse con un rey ─burló Maya acostada semidesnuda acostada en la cama.

─No soy cualquier rey ─señaló mientras por sugerencia de Maya, Vhalir accedió a cambiarse el nuevo traje por uno más tradicional para la cena.

»Soy aleshiano, debo lucir como aleshiano, así que Maya, yo alternaré con el nuevo ropaje que me mandarás a hacer varios uniformes y quiero que te mandes a hacer unos para ti, quiero verte como te verías en el espacio.

─¡Ya me viste! Me tuviste más de un mes en el espacio.

─Pero te quiero volver a ver de nuevo como mi reina del espacio.

─Ya mandé a hacer unos para mí, solo que no estarán listos para hoy, la premura era para ti amor.

─¡Inaceptable! mi reina debe vestir como lo pide su rey.

─Vhalir, hoy me voy a poner un vestido de noche, al estilo si no te molesta, un estilo más frondano, quiero recordar Fronda.

─Hoy te puedes vestir como quieras, estamos en una época de cambios ─señalo.

La mesas empezaban a llenarse con los invitados especiales, la comida comenzó a ser servida, el personal de servicio y de protocolo guiaban a los invitados que llegaban a tomar su lugar respectivo. La mesa principal, las más vistosa y la más grande de todas estaba adornada de acuerdo a las características reales de quienes serían los comensales, a los reyes le acompañarían los condes de cada provincia, entre ellos estaría también Ismail y su familia.

En tanto en la habitación real, los reyes aún seguían preparándose para unirse a la fiesta.

─Estamos listos amor, mira como quedé vestida.

Maya tenía puesto un vestido largo, esta vez lucía más sensual, de color gris plateado con delicados dobleces y era muy escotado sin mangas con sus brazos desnudos al igual que sus hombros, sin ningún emblema de casta, su cabello suelto de lado a lado le daba una apariencia que tal vez los muy conservadores aleshianos no estarían acostumbrados. Estaba vestida elegantemente a la usanza de una noche de gala frondana.

─Impresionarás hoy a mucha gente amor mío ─enfatizó Vhalir─, todos te admirarán y murmurarán pero no me importa, es la nueva etapa del Reino.

Sin embargo, Vhalir quiere dar la mejor sorpresa.

─Maya, vamos a romper de nuevo el protocolo, todos abajo deben esperar a que yo me siente para empezar a comer, deben estar servidas todas la mesas y nosotros aún aquí, no quiero hacer esperar a mis invitados.

─Pero no te entiendo.

─Tú solo toma algo más de tiempo en bajar al comedor, lo harás por el balcón norte, estarás frente a mí, me verás cuando te coloques frente a la gran escalera y todos te verán, en ese momento yo me levantaré y elevaré la copa exigiendo un brindis en honor a ti, en ese momento yo anunciaré tu embarazo y todos tomarán mientras tu haces tu entrada triunfal.

─¡Vhalir, eso es mucho!

─Ten en cuenta que dentro de tu vientre está el fruto de nuestro amor, en ese momento bajarás elegantemente por la escalera y todos te admirarán y te felicitarán. Es mi deseo y me tienes que cumplir esta petición que hace el rey a su reina. Entrarás cuando te mande a llamar ¿De acuerdo?

Maya accede con una tierna sonrisa.

Vhalir sale de la habitación y se va con su guardia personal, hace su entrada desde otra puerta. El coronel Abner le pregunta:

─¿Majestad, y la reina?

─Ella bajará en un rato, me tomaré algo de tiempo para esto, tengo un anuncio importante que hacerle a la nobleza del reino.

─¿Algo más importante que lo que dijo hoy?

Vhalir aprovecha que está solo con Abner mientras el otro guardia le indica al anunciador que el Rey haría su entrada por la puerta inferior sur del salón y le confiesa.

─Abner eres mi amigo, desde hace muchos años me has cuidado las espaldas, pero ya creo que ahora deben haber cambios y te tengo una nueva asignación.

─Mi Rey, acaso le he fallado en algo que lo haya molestado.

─Todo lo contrario Abner, el ascenso de comandante de la guardia del palacio se lo pedí al General Joab para que se encargue mejor del Tzaring, sin embargo te creo a ti más capaz que el viejo general y por ello al terminar todo esto, te daré rango de Mayor General de la Guardia Real, y esto lo hago porque debo decirte que estarás más pendiente de mi familia.

─Siempre he estado pendiente de usted y de la reina... ¡A menos que...!

Vhalir sonríe de forma pícara.

─¡Majestad! ¿Va a ser padre?

Vhalir afirma con el rostro muy lentamente.

─Si Abner, viene un heredero al trono, por eso quiero que ahora tengas más poder para cuidar a mi familia, Maya debe tener toda la seguridad posible, voy a tener un hijo, Abner eres el primero al que le digo esto.

─¡Majestad, esto es una gran noticia! ─dijo emocionado el coronel─.¡Lo felicito!

Los dos amigos se abrazan y Vhalir le dice:

─Callado Abner, esto lo anunciaré en un momento, Maya está preparándose y entrará triunfalmente por la escalera norte, necesito a todo el personal de seguridad que la conduzca, pero ten claro, que si algo me pasa mientras Maya está embarazada, Maya deberá asumir el reinado hasta que mi hijo o hija tenga la edad suficiente para gobernar.

─¡Majestad! deje de decir esas cosas.

─Solo es prevención mi amigo, yo sé porque digo estas cosas, son para el futuro de nuestra nación, no sabes la abundancia que nos espera, pero todavía no puedo contarla. Solo te pido aquí entre nosotros tu juramento que jurarás defender a Maya ante todo si algo me llegase a ocurrir.

─No tiene porque pedirlo Majestad.

─¡Jurámelo!

Abner alza su cabeza y le dice:

─¡Lo juro por la sangre de mis ancestros mi Rey! Yo Abner Bani, cumpliré mi lo que usted me pide por su familia.

El general Joab se aparece repentinamente y había escuchado lo último.

─Mi Rey, ¿qué clase de juramento es este?



srosuna

#1962 en Ciencia ficción
#11799 en Otros
#1709 en Aventura

En el texto hay: cienciaficcion, ficcion, aventura espacial

Editado: 31.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar