Crossoverse - Another Universe And a Unknown World

SS | Mi última esperanza

Short Story (Historia Corta) | Mi última esperanza

 

 

Día 1: Mi llegada

 

Una vez ya haber escapado de la ciudad sin mucho botín el cual atesorar me introduje sin llamar la atención a la ciudad más peligrosa de todas las que visité; Infinytopia, liderada por la gobernante Ballery Frysstkant, una chica solitaria la cual no conozco en absoluto; los rumores de antiguos visitantes mencionan que es muy amable con sus ciudadanos, sin embargo nadie habla sobre su comportamiento cuando se encuentra sola o acompañada de algún amigo. Ya que uno se comporta diferente cuando tiene que dirigirse hacia muchas personas, lo llamo fingir sonreir.

 

O tal vez solo lo nombre así porque realmente no soy feliz y generalizo a todos por algo que solo me pasa.

 

Vaya, realmente necesito un corte de cabello, aunque pensándolo bien me sería útil para ocultar mi parche en el ojo.

 

Bueno, hora de buscar un lugar donde quedarme a pasar la noche, no pienso gastar lo que tengo en un techo, sería un desperdicio si puedo encontrar un lugar gratuito donde quedarme, quizás un cobertizo bastaría.

 

Por ahora me concentraré en comprar comida, mucha, mucha comida.

 

 

Día 2: Un lugar para quedarme

 

Por fin ubiqué una extraña casa donde quedarme y no estaba muy lejos de la salida, así que podía irme fácilmente si surge un problema.

 

Según los adultos con los que hablé pude encontrarla, "nadie entraría allí a menos que estuviera loco" decían, parecían tenerle miedo a algo relacionado con mi refugio.

 

El lugar no estaba tan desordenado, parece que su último dueño se llevó casi todo a excepción de una cocina de metal polvorienta, aunque no creo que está funcione.

 

Tampoco me atreví a revisar todos los cuartos, mi miedo a la oscuridad no se compara con nadie, prefiero mil veces dormir con un fokus en mi rostro que observar un agujero oscuro,muy oscuro.

 

Demasiado oscuro.

 

Después de lo que ocurrió aquel día con mi familia.

 

...Ya me empiezo a sentir mal, prefiero no volver a recordar. Nunca más.

 

Contado el poco dinero que obtuve luego de cambiar los objetos robados de la otra ciudad solo pude conseguir unas cuantas monedas de plata, las cuales ya me gasté ayer. ¿Qué esperaba? Me fascina la leche con pan, algo simple pero delicioso, tal vez me acostumbré mucho a consumirlo.

 

Ahora solo me quedan las sobras, unos pequeños pedazos de trigo y una botella  media llena de leche.

 

Todavía me sirve.

 

 

Día 3: Aburrido y hambriento.

 

Soy un tonto, preferí guardar lo que me restaba de la leche en vez de tomármelo en ese instante, ahora solo tengo un gran charco junto a los vidrios rotos de la botella, al día siguiente desperté hambriento y soñoliento, para luego intentar abrir torpemente la botella, tropezando y así soltándola para luego caer y destruirse en el suelo.

 

Lo único que me quedó fueron los trozos de galletas, supongo que me forzaré a guardarlas para más adelante, un día sin comer no me hará tanto daño.

 

...

 

Ahora, estoy realmente aburrido, sin nada que hacer, estaba pensando en actuar y quitarle algo a quien me encuentre por el camino. Aunque ya tenía un objetivo preciso, un hombre que vendía galletas, quisiera probar una.

 

No me queda nada más que esperar a su descuido, siempre lo veo colocando su dinero en un saco pequeño; si es el único lugar donde almacena todas sus ganancias entonces solo esperaré al momento adecuado, una simple distracción y listo, tengo suerte de que mi capucha comprada en la anterior ciudad oculte todo mi rostro, sino los  resultados podrían variar más. 

 

Vaya... Estar solo si que es aburrido, a veces me arrepiento de haberle revelado la verdad a Zeta, tal vez todavía estaría a mi lado si me hubiera mantenido callado.

 

 

Día 4: Un extraño suceso

 

¿¡Que es esto!? ¿¡Que ocurrió aquí!? ¿¡Estoy soñando!? 

 

No, no puede ser, esto nunca antes lo había visto, en ninguna ciudad que visité ocurrió algo tan extraño. 

 

Para comenzar, casi para atardecer ayer iba andando buscando sobras o botín, lamentablemente me devoré lo que tenía reservado aún cuando juré no hacerlo; pero ese no es el punto, cuando estaba allí de la nada el cielo se rompió ¡Se rompió! La deformación de color extraña se mantuvo allí un instante, luego salió un objeto grande aterrizando en la ciudad, estaba muy lejos como para llegar allí, aún así mi curiosidad impulsó a dirigirme hasta allí.

 

Andaba camino hasta allí tomando de ruta "la central" hasta allá, por los caminos principales, a unos metros de llegar noté que la gobernante Ballery sujetaba a un chico de casi su misma edad, o eso me parecía, estaban caminando cuando de la nada un fuerte sonido me alertó, este provenía de la parte donde el cielo se rompió, para luego expulsar una luz sin dejarme ver.

 

Inmediatamente me di cuenta de que ya no me encontraba sobre el suelo, fui llevado hasta arriba junto a muchos de los ciudadanos, estaba cerca al castillo de la gobernante Ballery. Cuando en ese instante lo vi, era el mismo chico sujetando a la gobernante desde una de las torres de su castillo, parecía intentar salvarla de caer, claro, que no tuve mucho tiempo porque también caí al instante sin saber que ocurrió después.

 

Lo más probable era que la suelte, pero por curiosidad usé la habilidad de mi visión en él, aquí es donde vine la parte extraña. Inmediatamente sonó una voz interior en mi, producto de haber utilizado mi visión en él.

 

"Jetsum..."

 

Él era, ese era su nombre.



Jasson C

#1564 en Fantasía
#709 en Thriller

En el texto hay: superpoderes, thriller, gore

Editado: 18.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar