Daniel

DANIEL

No quería asistir a esa fiesta, no estaba de ánimos de soportar gente feliz y borracha a mí alrededor es una mala combinación para mi mal humor que cargaba ese día… 

Y es que estaba viviendo ese típico día en donde todo sale mal.

Aunque últimamente casi todos mis días eran horribles pero este viernes en especial sería patéticamente horrible. 

Y es que mi mente está en las nubes por culpa de Daniel el hombre que llegó para adueñarse de cada pensamiento y rincón de mi mente, todo el día estoy pensando en él y en la noche es peor una verdadera tortura sueño con el imaginando cosas que nunca sucederán pero mi mente se las ingenia para echar a volar la imaginación. 

Lo más malo y patético de está situación, es que él, Daniel, pasa por completo de mí ni siquiera sabe de mi atribulada existencia.  
En eso estaba este viernes, plácidamente soñando con Daniel cuando sobresaltada despierto al no sentir la alarma y vaya otra vez que dormí…

Y así empieza el peor día de mí vida primero me quedé dormida, ni hablar de desayunar luego  al salir de casa mi vecina de enfrente estaba muy enojada y me reclamó y me dió la lata de que mi gato se iba a dormir a su terraza y molestaba a su perrito y como era de esperarse llegué tarde a mi trabajo pero llegué dos horas tarde donde muy amablemente me advirtieron (nótese el sarcasmo)  que una falta más y quedaba sin trabajo y, en verdad, no podía darme ese lujo además con la tardanza no prepare nada de comer y aunque recién estaba a mitad de mes ya no tenia ni un peso sólo me quedaba para la locomoción…asi que será un largo día y mi estomago ruge

- uff esto no es vida me quejo-  en la bodeguita de la zapatería encontré una botella vacía y la rellené con agua así que con mi mejor cara salí a disfrutarla a la plaza que está en frente porque ni casino ni un lugar decente hay para descansar… salgo de mi trabajo tratando de ver las cosas desde una óptica más positiva. Iba tratando de sonreírme a mi misma y tratando de convencerme de que estaba pasando por una mala racha pero como el día iba mal tenía que ponerse aún peor…  tropecé con un señor y me caí en plena calle y como iba bebiendo el agua de la botella, cayó todo el liquido sobre mí y al apoyar las manos en el piso me ensucie con tierra la cual se me pegó al uniforme dándome un aspecto deplorable lo cual fue motivo de otro regaño más en la zapatería… Suspiro hondo varias veces contando hasta mil si es posible, apretando los labios y trato continuar mi tarde laboral lo mejor posible, por suerte es viernes y no me toca trabajar mañana sábado 

Ya ha terminado mi fatídica jornada de día viernes cuando Mirta una hermosa chica, rubia de ojos verdes, que trabaja en el local de al lado me recuerda de la fiesta que haría Meli una compañera de su trabajo… aunque no tenía ganas de ir decidí asistir para distraerme además era cerca de mi casa a lo cual podría irme si no me sentía a gusto además me daban el aventón así que me ahorraría el pasaje… algo es algo ¿no?

Al llegar a la fiesta me doy cuenta que hay bastante gente y me apena un poco mi apariencia pero paso de ello y me dirijo junto a Mirta a la cocina donde esta Meli que está terminando de preparar bocadillos y demás cosas para comer. Con mucha alegría nos recibe y agradece el que fuéramos, inmediatamente nos ofrece de comer y nos dice que  de beber pidamos lo que querramos que había bar abierto toda la noche, así que estaría más que entretenido. 

De pronto me vi rodeada de mucha gente. Me dí cuenta que habíamos muchas conocidas asi que estaba más en confianza así que con varias copas demás junto a otras chicas que ubico de los locales vecinos de donde trabajo… nos dispusimos a disfrutar de la noche 


Estábamos con Mirta, Meli y otras muchachas todas saltando, gritando y bailando en plena pista de baile pero en mi caso no por gusto, me sentía tan estresada que necesitaba desahogarme de tanta tensión y vaya que me hacia falta olvidarme un poco de mi mala suerte que me acompañaba últimamente


Varios tragos y varias canciones después, me fui a sentar sola y descansar un poco. Cuando en medio de la pista veo al hombre que me ha robado la cordura y está noche  se ve más guapo que nunca, se ve lindo, varonil ósea se ve como todo un adonis y dios griego mezclado. Está rodeado de muchas chicas hermosas que están tratando de llamar su atención… me dan ganas de ir a golpearlas a todas pero sólo me dedico a mirarlo como una boba . Es tan llamativo que es imposible no morbosearlo… en eso llega Mirta y se sienta a mi lado pero esta sólo se dedica a revisar su celular. En eso miro nuevamente al objeto de mis deseos y ese hombre estaba mirando en mi dirección y al verme me sonrió y yo me ruborizo completamente y no sé si es porque hay mucha gente o es por la presencia de él que siento que la temperatura sube rápidamente en el lugar


Después de todo no fue tan mala idea venir a la fiesta- pienso- pues hizo que mi día terminara bien y olvidara todo lo malo que viví en su mayoría.



fanyfev

#15284 en Otros
#5476 en Relatos cortos
#23216 en Novela romántica

En el texto hay: amorimposible, amornocorrespondido, amor

Editado: 23.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar