De Shinki a Diosa [noragami y Tú]

#13 - Dolor

Espero esten teniendo una buena semana mis queridos conejitos, como están? Espero que super, yo les mando un abrazo enorme enorme lleno de energía!!

↭↭↭↭↭↭↭↭↭↭

- Buenos días – Pronunció Katsumi llegando al comedor, vestía un short azul, una polera estilo musculosa dejando ver su cuerpo ya levemente más tonificado, pantuflas y con su morado cabello despeinado ­- ¿Ya comió Doug? –

- Su nombre es Rei, y sí, Maiki ya le dio de comer, pero se fue – Respondió la Diosa mientras seguía desayunando.

- Cierto, Rei, me alegro de que ya haya comido – Sin más se sentó alrededor de la mesa mientras Maiki le daba su desayuno – Gracias, ¿Sabes donde está? –

- No – Respondió Maiki mirando a su Diosa ante las acciones de su hermano mayor - ¿Onisan, tienes algo más que decir? –

- No que yo sepa – Respondió indiferente Katsumi.

- El maldito colmo – Susurró la Diosa poniéndose de pie y saliendo enfadada del comedor.

- ¿Qué fue eso? – Habló indiferente Katsumi.

- Broma, ¿Verdad? – Respondió enojado Maicomi - ¿Te das cuenta de que fue quien más sufrió todo este tiempo? Los primeros días fueron los más dolorosos, puede que haya olvidado tu presencia a causa de las cadenas, pero eso no quita el hecho de que noche tras noche sufría inconscientemente porque no estabas a su lado, ella sufrió mucho, tanto que ni siquiera me gusta recordarlo, ¿Cómo crees que ella reaccionó ayer en el momento que dijiste que querías renunciar? ¿Qué crees que sintió cuando se besaron? Dime, ¿Cómo crees que hora se siente sabiendo que sin importar lo que haga te sigue importante más otra persona? No digo que esté mal, es normal estar preocupado aún más ahora que está a tu lado, que volviera a vivir, pero un gracias... Un maldito "gracias" era suficiente para evitar esto, un "te extrañé" es suficiente para hacerle saber que su sufrimiento no fue en vano, un... Un jodido "te amo" Katsumi, es todo lo que estos siglos a estado esperando – Maiki enfadado se fue junto a su Diosa dejando a todos los presentes anonadados.

Yato sabiendo que su relación es similar a la de su amiga se acercó a Katsu y se lo llevó al patio del templo.

(...)

- _____-sama –

- Dime Maiki –

- ¿Cómo se encuentra? –

- No lo sé, estoy feliz de poder darle una oportunidad a Rei de poder reinventarse, de poder vivir junto a su hermano, pero por otro lado está Katsumi, a pesar de todo lo que ha pasado sólo quiero estar entre sus brazos al igual que ayer, me sorprendí muchísimo cuando me besó, pero lo disfruté por que lo esperé durante ciclos... Pero también quiero golpearlo, quiero hacer que sufra su castigo por siempre irse, por decir que se quería ir, por... ¡Por todo eso y más!, porque él... -

- Él no quería decir eso en realidad... Yo lo obligué – Llegó Rei junto a donde los menores estaban – Aniki dijo esas palabras porque le dije que era la única manera de librarlos a ustedes de las cadenas, le dije que si decía eso podría salvarlos, pero no era así, ni siquiera yo sabía cómo liberarlos... Yo... Yo quiero pedirte perdón por... -

- Descuida - _____ camino junto a Rei y lo abrazó suavemente – No me importa tu pasado, no me importa que hayas manipulado Ayakashis, lo que me importa es darte una oportunidad, una nueva vida, no tienes que pedir perdón por tus actos, vive... Vive con ellos y págalos, págalos cargando con ellos y dándole vuelta a ellos, dale la mano a quien no te la dio, porque yo te la di a ti, te la di para que vivieras, para que así, y sólo así cumplieras todos tus sueños... - La Diosa soltó el abrazo, pero le quedó mirando fijamente – Pero si quieres ser libre, lo aceptaré, si quieres irte porque sientes que no encajas, lo aceptaré, aceptaré cualquiera sea tu decisión y te apoyaré –

Esta le sonrió, acaricio su cabello y se fueron junto a Maiki a su habitación ya que debía de cambiar su ropa, dejaron nuevamente sólo a Rei quien siguió su andar a su habitación temporaria.

(...)

- ¿Qué crees que estás haciendo idiota? –

- Yato Baka, no eres el indicado para reprocharme respecto a eso, ¿No crees? –

- Puede que no, pero yo soy un Dios, y no fui yo quien besó a su Diosa el día de ayer –

- No me lo recuerdes, sabes que le pasa a ella cuando pienso en ella – Katsumi avergonzado tapó su rostro en un intento fallido de no pensar en su Diosa – Tampoco es toda culpa mía, quiero decir, ¿A quien rayos se le ocurre vestirse de ese modo sabiendo lo que siento? –

- ¿No te has preguntado si todo lo que dijo el enano era verdad? ____-chan sufrió en las noches mientras no estabas, ella te nombraba entre sus sueños, ¿De verdad seguirás haciendo lo mismo? –

- ¿Lo mismo? ¿Yato Baka a que te refieres? –

- A que ayer la besaste, no retrocedas, sabes que también le gustas, ¿Qué harás ahora? –

- Yo... -

- ¡Onisan! – Katsumi no logró terminar de hablar ya que un fuerte ruido y un agitado grito se escuchó desde dentro del templo, ambos chicos corrieron dentro del templo encontrando a Mio y a Mei empapadas de merengue mientras la máquina seguía funcionando tirada en el suelo – Onisan... ayuda... - Mei tenía una mano sangrando a causa del corte que se hizo con la máquina de cocina, rápidamente Katsu vendó la mano mientras Yato apagaba la máquina, ante la buya _____ también llegó corriendo, traía el cabello mojado y estaba su chaleco a medio cerrar - _____-sama – Llamó llorando Mei mientras Katsu seguía tapando la herida.

- Descuida querida, ya va a pasar - _____ apartó suavemente las manos de Katsumi tomando la de Mio, cerró sus ojos y con brillo en sus manos la herida de la Shinki fue completamente sanada, ya no sangraba y no había rastro de corte – Listo, se que dolió, pero ya no está más – La Diosa le sonrió y la menor la abrazó.



Akame

Editado: 23.12.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar