Decisiones irreversibles

Capitulo 11

- Lautaro, no se que pasa por tu cabeza pero... las cosas mejoraran si dices la verdad - dijo Karen siendo positiva.

- La verdad puede destruir mas de lo que puede reparar, ya viste como reaccionaron cuendo les conte sobre lo que paso - dije señalando la casa donde nos hospedamos.

- Eso es porque les mentiste y por varios años, ¿como esperabas que reaccionaran?¿Bien? - dijo Karen molesta pero luego se calmo - Escucha, se que la honestidad no es tu fuerte pero yo se que eres mas de lo que crees.

- No sabes nada sobre mi... o por lo menos nada de lo que no dejo que veas - dije bajando la cabeza.

- Entonces dejame ver mas, dejame formar parte de algo mas grande - dijo Karen insistente - Dime la verda, de lo que sea, lo soportare.

- ¿Lo que sea? - dije haciendo otra pregunta que seguramente lo cambiara todo - ¿Incluso si se trata de tu madre?

- ¿Que sabes de ella? - dijo Karen intrigada.

- Mucho mas que nuestro padre, eso te lo aseguro - dije mirando a mi hermana a los ojos - Pero debes prometerme que no diras nada a nadie, no por el momento.

- Te lo prometo - dijo Karen sellando su futuro.

Comence a relatarle sobre como la conozco, de sus origenes, de lo que ella es y lo que me hizo, lo que he hecho por ella, TODO. Cuando termine ella estaba llorando, repentinamente se fue corriendo a la casa y yo la segui pero caminando, se que ella necesita tiempo para asimilar la realidad. Cuando entro, todas las miradas se posan en ti.

- ¿Que le paso a Karen? - pregunto Derek.

- Ella quiso que le dijera la verdad y lo hice, ahora necesita tiempo para asimilar lo que le dije - dije tomando una manzana del bol de la mesa frente al sofa - Hablando de la verdad, hay cosas que debemos discutir.

POV Karen

No lo puedo creer, simplemente no puedo. Que mi madre sea... que tenga tantos años... me parece irreal. Ahora estoy en mi cuarto, encima de mi cama, en posicion fetal, llorando. Solo espero que no culpen a Lautaro de lo que paso, el no tiene la culpa, yo fui la que exigio la verdad. En cierto momento siento que alguien se sienta a mi lado, me parece raro ya que no escuche que abrieran la puerta y cuando me atrevo a mirar, casi me termino cayendo de la cama. Hay una mujer vestida de negro mirandome de manera extraña, ni se quien es.

- ¿Te conozco? - dije, ella empezo a limpiar las lagrimas de mis ojos.

- Karen... mi niña - dijo la mujer empezando a llorar, entonces me doy cuenta de quien es.

- ¿M-Madre? - dije con un nudo en la garganta, ella me abraza.

- Si, soy yo - dijo con la voz entrecortada, siento sus lagrimas mojando mi hombro - Lamento haber tardado tanto en venir a verte, no sabia como me recibirias.

- No te preocupes - dije rompiendo el abrazo - Pero dime, ¿es verdad? Lo que dijo Lautaro...

- Me temo que si, mi vida - dijo mi madre secando sus propias lagrimas - ¿Pero puedes culparme? Mi vida se derrumbo de un dia para el otro.

- No puedo creer que fueran tan crueles contigo... que mataran a tu hijo por creer que eras bruja - dije entre triste y enojada.

- E hice todo lo posible para encontrarlo... incluso convertirme en... esto - dijo mi madre señalandose a si misma - La venganza no era suficiente para mi, necesitaba encontrar a mi hijo y darle todo lo que no pude en ese tiempo.

- Es bueno que lo hayas hecho pero... ¿por que siento que Lautaro tiene mas en mente que una vida contigo?¿Por que quiere vengarse de ese hombre? - pregunte, ella me miro sorprendida.

- ¿Desde cuando lo sabes? - dice ella un poco atemorizada - Dime que no le dijiste a nadie.



Antonella Mignone

#13526 en Fantasía
#2818 en Magia
#1973 en Paranormal

En el texto hay: traicion, amor y venganza

Editado: 27.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar