Doloroso amor

20

Sofía queda perpleja ante la pregunta pues ya le había comentado de porque se quiere separar de Ernesto, o acaso lo olvido por semejante golpe que le ha causado.

- Ya te lo he dicho que no me pudiste atención - menciona Sofía ante la pregunta tan absurda de él.

- Si te aseguro que escuche todo con atención, pero es cierto todo lo que me dijiste hace un momento - Sofía aviente con la cabeza dando una respuesta afirmativa - no puedo creerlo Sofía - se levanta bruscamente del sofá y camina al escritorio y se sienta en la silla mientras maldice en voz baja.

- Pues créelo Steven, es cierto el idiota no le quiere y yo que tanto me desvivía para que me quisiese tan solo un poco y no nada de nada amigo me mandó a volar, pero sabes algo - Steven negó - tomaré mi puesto en el bufet y me las pagarán solo necesito que tú me hagas mi acta de divorcio.

Steven suelta un sonoro suspiro juntando sus dos manos enganchando las una sobre la otra - está bien te ayudaré a divorciarte de él, ahora será exprés o... - no término de hablar ya que Sofía ni le dejo terminar de conjugar su oración.

- Lo más pronto posible - dijo mientras dejaba las palmas de sus manos sobre el escritorio.

- Está bien te llamo en cuanto esté el acta de acuerdo.

- Si, bueno me voy adiós y gracias.

- De nada - Sofía se levanta del asiento y comienza a caminar a la puerta para así salir cuando Steven le llama - Sofía.

- ¿Si? - voltea a medio camino para no darle la espalda.

- Adiós - y le sonrió, la chica le devuelve el gesto y camina a la puerta.

Steven siente como su estómago se contrajo ante el justo de Sofía, sus manos sudaron, su ritmo cardíaco se elevó, la presión de su cerebro llegó a tope para darse cuenta que comenzó a sentir una pequeña atracción por Sofía, sabía que está mal ella aún está casada y lo peor de todo con el estúpido de su mejor amigo.

Él quiere ganarse el corazón dañado de Sofía y ayudarla a repararlo y claro que lo va hacer, todo lo que esté en sus manos y ganarse el corazón de ella.

Si esperar más busca la manera de redactar el documento y hacerlo lo más pronto posible y divorciar a ese par, pero cuando se enamoró, pues cuando fue la fiesta de compromiso.

Flash back

Era una noche muy estrellada y Steven iba en camino a dónde sería la fiesta de compromiso de su amigo, jamás se imaginó que se casaría con una chica menor que él, claro pues tenía su novia Rosa, pero que lo hizo cambiar de parecer, entonces recuerda la conversación y todo está más que claro nadie conocía a la chica más que esa vez, pero él estaba tan adormilado que no puso atención al televisor.

Llegando al punto de reunión baja entregándole las llaves de su coche a un botones y este le da una ficha para que cuando salga se lo regresen.

Entrando con todas las ganas del mundo y con una sonrisa en su rostro, tomando una copa de champagne de aquellos meseros que la llevan en pequeñas bandejas circulares.

Tomando un poco de su copa a lo lejos ve a una dama con un vestido que se le pegaba al cuerpo, su cabello estaba totalmente lacio, sus labios eran apetitosos, su maquillaje era lo más natural posible y eso le encanta de las mujeres. Dispuesto acercarse a ella cuando se cruza con Ernesto.

- Hey Steven, creí que no vendrías.

- Estuviste equivocado como faltaría a la fiesta de mi mejor amigo, solo una vez se casa en la vida.

- Si lamentablemente no es con la mujer que deseo.

- Como hombre sí ha de ser guapa ¿No?

- No lo sé ni me importa - menciona aquel tipo con recelo y coraje.

- Porque...- no continuo ya que el padre de Ernesto le llamó.

Volteando a buscar a la dama que había visto hace un rato, pero, está ya no se encontraba, se deprimió un poco al no verle de nuevo. Su atención se centró en su copa de champagne hasta que el padre de su amigo suena una de si copas y dice.

- Buenas noches a todos ustedes por venir a tan importante evento - dice el hombre un poco emocionado por lo que está por suceder.

Steven solo observaba mientras escuchaba atentamente cada palabra que salía de la boca del hombre. 

- Bueno ahora la razón del porque este evento es porque nuestro querido hijo contraerá nupcias con la joven Sofía Alfaro - al terminar de decir aquello aplaudió estirando la mano y continuando con algunas palabras dirigidas a la chica - ven Sofía.

Los ojos de Steven estaban abiertos a más no poder, su ritmo cardíaco subió a cien, las palmas de sus manos comenzó a sudar.

Ernesto en compañía de la chica se quedaron frente a todos delante del escenario, es la chica que vio hace unos instantes que le ha llamado la atención.
No puede ser siempre tiene que ser así, nunca será su día de suerte que una chica no escoja a su amigo.

Soltando un suspiro resignado toma el liquido de la copa y sale de aquel salón sin entender y con melancolía instalada en su pecho.

Llega al estacionamiento donde entrega la ficha que anteriormente se le dió y recibiendo las llaves de su auto se sube en el y comienza a manejar fuera del lugar, la velocidad era un poco velos, pero moderada y así llega a la carretera y acelera un pocoas llegando a su  departamento.

Subiendo por el elevador llega a su destino abriendo la puerta se adentra quitándose sus zapatos y saco aventandolo por donde sea que callera no le importaba, lo único que tenía intereses al llegar a su cuarto y darse en baño y relajarse, que es lo que hizo en esa fiesta, pues nadamás que recordar que siempre estará soltero.

Soltando una risa amarga solo se adentra más en la bañera imaginando se cómo serían las cosas si esa bella chica se casará con él, pero solo son sueños ¿No?, No habría oportunidad alguna de ninguna manera.



Irlandamariz

Editado: 05.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar