Dorad 2

Cap. 124: Ella

Ofir: (sentado al frente de la flor)

Curandero: (se acerca a él) líder Ofir, he oído que Plomad ya está en el calabozo de los demonios colibrís, lo que significa que Dorad resultó victoriosa contra su enemigo

Ofir: (sonríe) oíste Kurt, ella ganó

Curandero: también traigo una carta que un soldado me entregó

Ofir: (recibe la carta y la lee) no es posible, esa mujer ya está aquí

Curandero: (atemorizado) no me diga que habla de

Ofir: exacto, exigen mi presencia está noche, y si me niego estaré arrepentido toda mi vida, ¿por qué justamente ahora?

Curandero: (hace una reverenda) toda la aldea le dará apoyo (se va rápidamente)

Ofir: se le hace bien escapar (dice y da un pequeño suspiro)

……………….

Gerald: (entra al despacho de Vahid) terminé con el entrenamiento, ahora dime

Vahid: dos cositas hermanito, la primera, la reina gavilán está moviendo sus piezas, quizás necesitemos ayuda de Dorad

Gerald: dejemos de depender mucho de ese superhéroe, apenas salió de una batalla

Vahid: (sonríe) así que ya te has enterado, me es comprensible, sin embargo, esta batalla tiene mucho que ver con ella

Gerald: ¿cuáles son los movimientos?

Vahid: intenta abrir un portal al mundo humano, sabes muy bien que a pesar de saber esto, no podemos acusarla sin las pruebas necesarias, incluso, los propios demonios colibrís no pueden hacer nada y recurrieron a Plomad

Gerald: me encargaré de recolectar todas las pruebas para hundirla al calabozo

Vahid: la segunda cosita, ella nos ha exigido nuestra presencia esta noche, y sabes que no podemos faltar (le entrega la carta)

Gerald: (la lee y la coloca sobre el escritorio de Vahid) si eso es todo, me retiro a mi despacho (se va)

Vahid: (lo mira irse) hay hermanito, ¿cuándo me dará una cuñada?

Soldada fiel: ni siquiera usted se ha casado (pensó)

……………….

Marx: (sentado en un rincón de la sala de los refugiados)

Kaiet: (se acerca a él con dos tazones de sopa) morirás marginado (le da un tazón y se sienta a lado de él)

Marx: (mira la sopa) yo soy su cómplice, pero no recibí ningún castigo, en cambio él

Kaiet: Marx, no hagas que el esfuerzo de ellos sea en vano (toma un poco de sopa) además, nosotros no somos de este mundo, así que debemos volver

Marx: eso sonó muy egoísta, hice demasiado daño al obtener la sangre del sublíder Gerald

Kaiet: si estás arrepentido, con eso basta, hay una cosa que me enseñaron los humanos (lo mira) tienes que pensar solo en ti y en lo que te beneficia

Marx: es sorprendente que un demonio haya resistido con ese tipo de ideal (toma un poco de sopa) está caliente

Rous: (se acerca a ellos) ¿cuándo volverán?

Marx: ¿piensas venir con nosotros?

Rous: (se sienta a lado de él) a pesar de ser purificada, soy soldada fiel de una princesa, muérete de envidia

Marx: lastimosamente no me muero de envidia

Kaiet: ¿de qué reino eres Marx?

Marx: (nervioso) escape de los lobos del este cuando era apenas un cachorro, y si vuelvo, se que estaré muerto

Rous: me da lástima tu situación (toma un poco de su sopa) rico

Kaiet: entiendo, pero sabes que no te permitiré quedarte ¿no?

Marx: lo tengo claro (mira el tazón de sopa) solo quiero despedirme de él



Mile16

Editado: 15.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar