Dos Dimensiones

Capitulo XVII

 

Estuvimos andando en el auto como alrededor de una hora y media, tal vez más, estuvo todo el camino en profundo silencio solo se escuchaba uno que otro carro y uno que otro mensaje que le llegaba al uno de los tipos del coche, seguro su jefe estaba preguntando cómo iba todo. Poco a poco los ruidos de la ciudad fueron disminuyendo hasta podía creer que nos llevaron fuera de la misma.

El auto se detuvo, abrieron las puertas, me llevaron poco a poco caminando por un lugar aún desconocido para mí con el pasamontañas aún puesto.

-A este lo llevas por allá, el jefe no los quiere juntos –Me paré en seco, un empujón de uno de los tipos me hizo seguir caminando.

Subí las escaleras, era unas 10, sentí que cerraron unas puertas detrás de mí, me pareció escuchar a un animal galopando ¿Podía ser eso posible?

-Arrodíllate –Lo hice.

-¿Qué es esto?

-La chica que nos pidió que le trajéramos jefe.

-¿La chica que les pedí que  me trajeran? ¡¿ACASO ESTAN LOCOS?! –Sus zapatos chirreaban, creía que en cualquier momento me saltaría uno en la cara –Dije específicamente que solo lo quería a él –Los tipos empezaron a cuchichear entre sí -¿Saben cuánto tiempo he estado planeando esto? Y vienen ustedes y lo arruinan en menos de un día, debería de despedirlos a todos en estos momentos.

-Bueno jefe, si no quiere que ella esté aquí ya sabe, podríamos eliminarla.

-¿ELIMINARLA? –Parecía mas furioso aún –Todo lo que planeé lo hice por ella, para tenerla a ella y ¿tú me dices que la elimine?

Tenerme a mí, se parecía a la obsesión que tenia por Steven pero más enferma.

-Déjenme a solas con ella –Escuché los pasos caminando y cerrando la puerta a los lejos, quise pedirles que se quedaran, que no me dejaran allí con quien sabe que enfermo me habré encontrado ahora.

Me quitó el pasamontañas con tal delicadeza que me conmocioné.

-Tranquila no quiero hacerte daño –Sus ojos negros parecían ser sinceros, llevaba una camisa blanca con una corbata negra con rayitas blancas finas, tenía unos lentes negros grandes y el cabello marrón perfectamente peinado de lado izquierdo. Me pareció haberlo visto antes.

-¿Seguro debes estarte preguntándome donde me has visto antes no es así?

Observé más tiempo su cara, nada me hizo recordar.

-Bueno déjame decirte que me has visto varias veces, seguro no las recordarás, seguro fueron de poca importancia en tu vida –Se levantó, empecé a sentir que escucharía un monologo –La primera vez que nos vimos fue cuando fui a tu primer evento de una exposición de arte de fotos, tus cuadros eran excepcionales, bastante caros sin embargo pero no me importó gastarme una buena parte de mis ahorros en uno de ellos, cuando lo compré te acercaste a mí y tuvimos una plática bastante agradable –Se apoyo en la pared, en una posición que no parecía cómoda -Fue ahí cuando no solo me obsesioné con tus obras si no también con tu encantadora forma de pensar–Fue al fondo de la gran habitación, donde unas pequeñas ventanas rectangulares eran la única fuente de luz natural, había algo al fondo algo que él estaba tocando, que acercó a mí con todo el tiempo que se pudo tomar en hacerlo, cada paso que daba sonaba en el espacio. Traía algo debajo de una manta azul oscuro  que se veía bastante limpia para estar en un cuarto así por lo que supuse que no habría de estado mucho tiempo aquí, la trajo para que yo específicamente la viera.

Arrancó la manta de un solo tirón, era un cuadro con un fondo verde, en el medio de este hay girasol, un hermoso girasol. Pero no es lo único que llama la atención en ese cuadro, atrás el cielo parece enfadado, las nubes están realmente oscuras como si en cualquier momento fuera a caer una buena lluvia, lo que me hace ver que detrás del girasol de amarillo intenso, hay uno que otro girasol caído, otros de color gris y otros que tienen un amarillo no tan resaltante.

-Muchos pensaron que solo lo compré por el bello paisaje del cuadro, es decir no los culpo, el paisaje que se ve allí es hermoso. Pero no vieron más allá de eso, solo se enfocaron en el hermoso girasol del centro, en cambio tu, tomaste esta foto y resaltaste los puntos que valían la pena ser resaltados algo que si solo alguien se tomara un mínimo de tiempo en analizarlo puede que llegasen a una conclusión parecida a la mía o por lo menos con que intentasen llegar a un análisis quien sabe, ni yo había podido suponer lo que significaba este cuadro hasta que tú misma me la explicaste. –Pasa un dedo minuciosamente por el centro del girasol.

-El titulo del cuadro se llamaba “Vidas” pero no por lo que la mayoría de gente piensa, cualquiera pensaría que solo es porque las plantas son parte de la vida pero no es así, al principio pensaba que era una representación de la sociedad, sabes algunos girasoles están hechos para brillar otros no, pero me dijiste algo muy curioso.

-Me dijiste que yo tenía una buena teoría pero en realidad esa foto significaba cada vida que vivías, en algunas de tus vidas tal vez serias un personaje resaltante, otras simplemente pasaste desapercibido. Como si existiéramos en otro universo o dimensión aparte de este. Tal vez tu en esta dimensión eras ese girasol del centro que llama la atención pero a lo mejor en otras era ese pequeño girasol –Señala un girasol que se ve algo apagado a diferencia del resto de girasoles –Uno que seguro habría pasado desapercibido.

-Definitivamente uno de mis cuadros favoritos –Volvió a poner el cuadro donde estaba.

-No sé si haya otra vida más allá de esta o la posibilidad que hay de ser un girasol menospreciado a uno importante pero aprecio mucho el hecho de alguien se tome la molestia de tomarse enserio mis cuadros, tanto o más de lo que yo me los tomo.

Eso me dejó pensando que si en esta vida era el girasol del centro.

¿Cuál era en mi otra vida?

¿Había hecho ese cuadro sabiendo que en cualquier momento vendría la yo de la otra dimensión?



#12363 en Fantasía
#2631 en Magia

En el texto hay: bruja, amor

Editado: 10.06.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.