Dulce venganza (edición)

Aclaraciones y agradecimientos

Para empezar, quiero agradecerles a todos aquellos que tuvieron la paciencia perfecta para esperar las actualizaciones de esta novela. Soy super lenta para estructurar y armar la novela, pues me gusta que las cosas, más o menos, tengan coherencia. 

Quiero agradecerle a Kath por darme su apoyo incondicional y hacerme ver que esta historia no es cualquier historia. Al principio yo la veía como cualquier otra nove cliché sin futuro, pero la verdad es que ella me ayudó a entender muchas cosas y a darle ese valor especial que tanto entrega. No importa que no tenga futuro, porque a mi me hizo cambiar por entero y me ayudó a ver realidades que hasta ahora no comprendía. 

 

También quiero agradecerle a todos esos que me siguen por aquí, por las redes y que me apoyan. Estar aquí no es fácil, a diario nos enfrentamos a mucho, y, sin dudas, no habría podido atravesar este año sin ustedes y su ayuda, la que me envían a diario de todas las formas posibles. 

 

Y por último, quiero aclarar algunos puntos importantes:

 

1. Muchas chicas me han preguntado: ¿Cómo sería Florence Díaz? ¿Existe alguna modelo que pueda mostrarnos  como es? No, la verdad es que no existe una modelo específica  que pueda ayudarnos a identificarla, porque todas somos Flor. Desde el día uno imaginé así a esta protagonista insegura, quería que todas fuéramos ella y que nos viéramos reflejadas en sus inseguridades, miedos y anhelos. 

#TodasSomosFlorence

Tal vez no todas lo son ahora, pero todas lo fueron, lo son o lo serán. Para las mamás que tienen hijas, también tendrán Florence en sus vidas y es importante que sepan lidiar con ellas.

 

2. Esto es un borrador, significa que con el tiempo iré editando y corrigiendo esos fallos que dejó la trama. Tampoco soy perfecta ni nada por el estilo, así que siempre quedarán errores que yo no pueda ver. Sí ustedes han visto algún detalle específico, estaría muy agradecida de que me ayudaran a modificar eso. Pueden escribirme a la redes sociales. 

 

3. NO voy a vender esta novela. Sí bien antes había dicho que la pondría en venta una vez que estuviera completa, prefiero dejarla gratis porque sé que, como dije arriba, que todas somos Florence y que necesitamos una guía como Kaled y Azul en nuestros caminos de transformación.

 

4. Recuerden que para seguir un poco más de la vida de Wilma, deben leer Elevador, donde se cuenta un breve capítulo de su vida que colisiona con las dos novelas. Elevador también es gratis.

 

5. Algunas chicas me han preguntado si Wilma y Mirko tendrán su propia novela. Por ahora no voy a confirmar nada, y solo lo haré cuando me sienta segura de armar bien esa trama.

 

6. Para las personas que siguen sin entender muy bien qué le pasaba a Wilma, les cuento: ella sufría de una enfermedad hereditaria llamada Huntington que afecta a las neuronas, las degenera con el transcurso del tiempo.

Los síntomas son muy variables, pueden sufrir alucinaciones, cambios de humor, irritabilidad, malhumor, incluso paranoia. Por eso en Elevador notamos cambios de humor en ella, de pronto es muy amargada, después muy pacífica e incluso la hemos visto muy apasionada. 

Respecto al cuerpo, la personas que sufren de Huntington realizan muecas extrañas, giran la cabeza y la posición de los ojos, sus piernas y brazos tiemblan, a veces tienen movimientos muy lentos, marcha inestable. (Sufren de dolor y sacudones  que no pueden controlar, por eso la abuela de Flor, Azul, lograba calmarla con su misteriosa magia). 

Con el paso de los años, la demencia empeora, por eso Wilma le dice a Kaled que se internará en una Clínica porque no quiere que la gente la vea vieja y loca. Después de eso viene la pérdida de la memoria, cambio bruscos en la personalidad, pausas al hablar, ansiedad, estrés, desorientación.

La mayoría de ellos muere algunos años después, y muchos de ellos se suicidan. 

 

7. Las personas que me han preguntado que le pasa a Noel, hijo de Wilma y Mirko, la respuesta está arriba. La enfermedad de Huntington es hereditaria, y Azul la detectó desde la primera vez que vio a Noel. 

 

8. Para las personas que me preguntan porque Azul no pudo salvar a Wilma, solo quiero decirles que: lo que ya está muerto, muchas veces no se puede salvar. Les recuerdo que ella se rindió y solo luchó un poco más para ver nacer a su hijo Noel. 

Ahora, otras preguntas me han llegado: ¿Azul salvará a Noel?  Ustedes leyeron en el epílogo que ella estaba realizando un acto de valentía con él, significa qué, le está entregando a través de esa sanación, sus últimos rayos de vida, y yo creo que sí podrá salvarlo, pero bajo el costo de su vida. 



Caro Yimes

#29 en Otros
#11 en Humor
#32 en Fantasía
#3 en Magia

En el texto hay: cambio de cuerpos, amor y odio, jefe y asistente

Editado: 10.12.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar