Ecos del silcencio

•05•

--Esta niña solo trae problemas a casa.

--Eso no es verdad, la culpa no fue suya.

--¿Como que no? Tenía a un buen hombre a su lado y lo fastidia todo acusándolo de esas patrañas.

--Te recuerdo que ese buen hombre como lo llamas, pudo haber matado a su prima.

--Eso es mentira.

--¿Porque defiendes a una persona que apenas conoces?

--Porque esa chica era problemática y todos lo saben. Menos mal que murió antes de que Akua se hiciera mayor de edad, de lo contrario no se en que la habría convertido con tanta influencia que tenia sobre ella.

--No se como puedes hablar asi.

--Por su culpa ahora esta familia se ira a pique, ¿Es que a caso no le dijiste que estuviera con el, que lo tuviera contento?

--Eres....

--¿Acaso no ves lo que esta pasando? Teníamos un negocio, el iba a ayudar a recuperarnos y ahora.... Dime. ¿Ahora que? ¿Tu pagaras todo esto? ¿Serás tu la que saque a la familia hacia delante? ¡ La que vive en peluquerías y tiendas caras, la que mantiene una manicura pulcra y no hace ningún esfuerzo por trabajar?- se lo reprocho.- no me vengas con tus ideales, porque no me valen.

Akua bajaba las escaleras despacio dirigiéndose hacía la cocina por un poco de agua. Después de unos días en el hospital para eliminar el veneno de su cuerpo por fin había vuelto a casa y aunque en realidad deseaba morir, ya no encontraba excusas, por ahora.

--¡Ha estado a punto de suicidarse por una maldita teoría! ¿A caso no lo ves? Se esta volviendo loca esta cría.

--¡Es tu hija!

--¡Es una niñata que no da ni una!

--Tu hija a pasado meses viviendo al lado de un posible asesino y lo único que te preocupa es que ella no pueda encontrar a alguien bueno. ¡ Eres increíble!

--Como se enteren los medios de esto, hundirá nuestra reputación.

--¡No tienes ni puta idea de lo que le pudo haber hecho para que intentara quitarse la vida! ¡¿ A caso te has preguntado la razón ?¡ ¿ Has pensado que quizás lo hizo como una única forma de escapar? ¿ Y si la maltrataba? ¿ Y si le hizo algo horrible?- grito su madre mientras Akua frenaba y permanecía tras la puerta escuchando- ¿Acaso no viste los moretones que escondía en sus piernas y brazos? ¿No te fijaste las marcas que tiene en el cuello y la herida de su rostro? ¿Tan ciego estás como pare no darte cuenta que tu hija vivía con un maltratador?- le pegunto con rabia sin dejar de mirarlo- podría haber sufrido lo que no está escrito en estos meses- callo de pronto sintiendo el dolor en su pecho- ¡Y lo único que te preocupa es que hablen mal o bien de esta familia!

--Miente- dijo el- No sabe lo que quiere y solo miente, va terminal muy mal y no estaré allí para verlo.

--Eres un maldito...

--No importa mama- interrumpió entrando Akua.

--¿Cuanto tiempo llevas allí?- le pregunto su padre.

--El suficiente como para darme cuenta de algunas cosas.

--Mira niña, no me vengas con esas.

--No importa papa. Todo se vera muy pronto y saldrá a la luz la verdad.

--No te atrevas a..

--No te preocupes papa- su voz sonó dura- antes muerta que ensuciar tu precioso apellido- dijo eso  último  y se dio la vuelta para marcharse. El siempre era tan frío con ella, ya no le extrañaba nada.

--No he terminado jovencita.

--Que raro.

-- Te quedan unas semanas para terminar el curso, espero que lo hagas bien y luego te vas a ir un tiempo.

--¿A donde?

--Ya veremos.

--No puedes apartarla de nosotros cuando...- comenzó a protestar Victoria.

--Es mejor así- interrumpió el a su mujer y madre de Akua.

--Pero...

--No importa mama- la interrumpió Akua - prefiero irme lejos a pasar un día más en esta casa- afirmo y salió de la habitación con infinitas ganas de llorar.

Hacer como si nada hubiera pasado resultaba tremendamente difícil y más para Akua que seguir aterrada por los recientes suceso. En esos momento no supo que fue lo que la llevo a actuar de aquella manera ni las razones exactas más que las obvias. El había matado a su prima y ahora se encontraba reponiéndose mil veces al día mentalmente.

El agente de Policia Darner negaba cada vez que ella venia para ser interrogada y le recordaba cuan estúpida y suicida había sido ella, pero ¿Qué importaba?

--Iba a morir de igual modo, agente- repetía ella igual- por lo menos me lo habría llevado conmigo.

--Las cosas no funcionan así- aseguro el hombre.

--Estoy de acuerdo, pero si piensa decirme que debía confiar en el cuerpo policial, le recuerdo que su compañero dijo...

--Era un infiltrado- hablo el hombre lo más calmado posible- trabajaba para Gabriel y ciertamente no tengo excusa ni razón para decirle que deba confiar. Pero lo que hizo fue suicida.

--No le quito la razón. ¿ Y ahora que?

--Con suerte se pudrirá en la cárcel.

--¿Y que hago yo?

--Intenta volver a la vida normal. Haz como si no hubiera pasado y sobre todo olvida. Trata de recuperar el tiempo y ser feliz. Desde este momento nosotros seremos los que nos encargaremos de todo- aseguro el y la joven frunció el ceño notoriamente-¿ Que sucede?

--La última vez que dijo eso, las cosas no salieron bien.

--Esta vez yo mismo haré todo lo posible porque se cumpla lo que digo- aseguro Darner y Akua se levanto despacio y tras asentir en forma de despedida, desapareció tras la puerta del despacho con el corazón aún en un puño.

--No entiendo que te sucede- afirmo Amera mientras observaba a la joven cuya verde mirada estaba perdida en algún lugar de la habitación.

--Nada.

--¿Nada? Desapareces durante casi un mes en plena época de estudio. No das noticias ni explicaciones de nada y ahora vuelves así- la señalo- más delgada, seria y con la mente en otro mundo. Y me dices que no sucede ¿ nada?

--Por favor- le pidió la joven- solo necesito olvidar- pero no giro la cabeza para mirara a su amiga.



Green_tango

Editado: 30.04.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar