El Círculo De Marsias

Capítulo 18

Marsias se encontraba en Westhampton Room viendo el retrato de sus padres. Su padre ya habían muerto y su madre seis años después por la misma enfermedad: cólera.

Estaba elegantemente vestido de gris, ya que esta noche era la presentación de Becky a la reina y posteriormente el baile en el palacio de Buckingham. Eso le sacó un suspiro.

Hace una semana no veía a su mujer, esta se había ido a vivir a la residencia de la duquesa viuda y no podía recibir visitas. A Marsias le enfurecía de sobremanera que su familia que su familia estuviera aturdiendo a su mujer a cada instante; Lilian le había contado la discusión que tuvo Becky con la duquesa y eso lo enojó, ninguno de ellos tenía el derecho de hablarle así. Pero no había podido ni siquiera tener unas palabras con esa desagradable mujer porque se negaba a abrirle la puerta. Pudo tranquilizarse cuando Becky le había mandado la siguiente nota:

"Mi amor no te preocupes por mí. Yo decidí venir a la casa de la vieja cascarrabias y no recibir visitas hasta terminar mis lecciones. Nos vemos en una semana.

Con amor, Becky"

Se recordó así mismo que tendría unas palabras con su mujer. Ella no decide si quiere verlo o no, él era su esposo y ejercía ciertos derechos sobre ella.

—¿Los extrañas?

Marsias dio media vuelta al escuchar la voz de Georgia.

—Siempre.

—No conocí a mi padre pero madre fue buena conmigo

Marsias se acercó a ella y le dio un beso en la frente—nuestra madre te amaba mucho, eras su favorita.

Georgia asintió—Marsias...

—¿Sí hermosa?

—Yo...

En ese momento se escucharon los golpes de la puerta y marco apareció con su expresión adusta. A continuación hizo una reverencia.

—Milord, mi lady, Su excelencia los espera en el vestíbulo

Marsias asintió-ya vamos para allá. ¿Qué me decías cariño?

Esta negó con la cabeza—después te lo digo, no es importante. Será mejor que no hagamos esperar a Wolf, sabes lo irritable que se pone

Marsias suspiró—Sí lo sé

Ambos salieron tomados de las manos-me contaron que rechazaste la proposición de matrimonio de aquel vizconde

—Ni siquiera tuve la oportunidad, Wolf lo hizo por mí

—Wolfram sabe que ya no tiene autoridad sobre ti en ese aspecto, hace cuatro años dejaste de estar bajo su tutela

—Dile eso a Wolf

—Claro que se lo diré

Georgia suspiró—de igual forma no iba a casarme con ese hombre, sólo me quería porque soy la hermana del duque de Westhampton

—Entonces Wolf hizo bien en descartarlo por ti

—Aja

Ambos llegaron al vestíbulo. Allí se encontraban Westhampton vestido todo de negro, Lady Agatha con un vestido de color magenta y Iuola que llevaba un vestido sencillo manga larga color crema, esta no iba a asistir pero estaba allí para despedir a Becky.

Wolfram acarició el mango de su monóculo—Marsias, tú y Georgia irán conmigo en mí carruaje, Lady Marsias irá con la duquesa en otra

—¿Dónde está Uriel? —preguntó Georgia

—dijo que tenía que hacer algo importante. Llegará por su cuenta al palacio—informó Iuola

—¿Dónde está mi mujer? —preguntó Marsias

—Aquí estoy

Marsias dio media vuelta. Becky estaba en lo alto de la escalera con un vestido azul lapislázuli de mangas largas, el escote del vestido no era pronunciado pero sus pechos asomaban una buena parte puesto que Becky los tenía muy grandes, su cabello estaba envuelto en perlas, sus rizos se desprendían por doquier dándole un toque tierno y su cabello estaba más claro de lo habitual. A Marsias lo dejó desconcertado la mirada de Becky, la mirada de ella carecía de su brillo natural, fue reemplazada por dos esmeraldas frías. La mirada de un aristócrata.

***

<<La diversión se expresa con sonrisas delicadas. La risa es demasiado ordinaria>> Becky repasaba cada uno de los puntos importantes para ser una dama mientras bajaba las escaleras.

<<Las damas elegantes contienen la lengua>>

Esta bajaba las escaleras lentamente.

<<La desdicha sólo es para aquellos que carecen de cultura>>

Marsias la miraba con el ceño fruncido, no sabía cómo interpretar eso así que se limitó a alzar la barbilla.

<<Las damas elegantes enfrentan los obstáculos con gracia y elegancia>>

Al bajar su marido la recibió.

<<Una dama siempre tiene cortesía y se dirige a todos con propiedad>>

Becky le hizo una reverencia a su esposo—Buenas noches, milord

Su esposo la ignoró y se dirigió a su hermano y a su abuela.

—¿Qué significa esto?-preguntó Marsias bruscamente—¿Qué le han hecho a mi esposa?

El duque se llevó el monóculo al ojo pero fue Lady Agatha quien le respondió. —la convertí en una dama. Los resultados fueron satisfactorios ¿acaso no lo ves, Marsias? Es toda una marquesa



Rosmery AH

#1208 en Novela romántica
#367 en Otros
#90 en Novela histórica

En el texto hay: amor puro, nobleza, prostitutas

Editado: 07.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar