el color de tus ojos

capitulo 11

Andres

Llegue a mi casa después de esa extraña cita triple que tuvo con Susana e Isaac, el cuerpo estaba agotado, fue una salida normal, solo que jamás había visto a Isaac y Susana juntos, ella había averiguado hace mucho tiempo sobre su homosexualidad.
Como fue que ella lo descubrió, le costaba recordar los hechos que llevaron en confiar en susana.
Solo tenia unos fragmentos de eso, pero no estaba seguro que tan cierto eran esos recuerdos, Susana no era un mujer fea, de hecho tenia su encanto, simplemente era muy retraída y le encantaba desvelarse, claro ya iba recordando un poco por que se hicieron amigos, ella estaba enamorada de el hace dos años, y fue a confesárselo, pero antes que pudiera responder ella lo beso, obviamente no fue agradable ya a esa altura sabia que era gay, ella lo beso con pasión y al ser tan bajita tuvo que estar bastante tiempo de puntillas, pero cuando abrió los ojos se percato que yo no los había cerrado, y me pregunto ¿te gusta alguien?, quien en su sano juicio te besa y luego te pregunta eso, tartamudeé demasiado, ella me miraba fijamente estudiándome como si fuera un ratón de laboratorio, y de pronto dijo "eres gay" cubriéndose la boca, no supe como lo supo, quizás lo intuyo, lo primero que pensé fue que de verdad era demasiado inteligente.
Después que acepte decirle que si y me prometiera que no se lo diría a nadie sobre mi secreto nos hicimos cercanos, la verdad pensé que no me hablaría, pero al día siguiente se acerco a mi y me entrego una nota en la cual decía "en mi casa después de clase, te espero afuera", y la muy desgraciada escogió la primera hora, me tuvo todo el día pensando que era lo que quería hablar conmigo en su casa, pensé incluso que me crucificaría o me sacrificaría ya que de ella no se sabia mucho solo que no hablaba demasiado.
Cuando me despedí de Isaac y Anastasia, tome mi bolso apurado y nervioso, ella ya me esperaba se miraba los pies, era realmente bajito o yo demasiado alto pero era un gran contraste, solo me miro y camino, la alcance como a la cuarta o quinta zancada. 
No dijo nada durante todo  el trayecto a su casa lo que me provocaba Un enorme dolor de  estomago, tenia ansiedad quería saber que sucedería pero a la vez quería salir huyendo y como si no supiese mi secreto.
Su casa era bastante grande, una casa de dos pisos, con una entrada de auto, al entrar comprobé que era una entrada para dos autos, avanzamos a una puerta de color café con un nombre tallado, "familia Cortes Aguilar" supuse que el primer apellido seria del padre y luego de la madre. El living era algo impresionante, sabia solo por verlo lo costoso que eran todos los muebles y sillones, parece que Susana me leyó el pensamiento y solo dijo "mi madre ama su living", luego mirando a las habitaciones superiores hablo mas para si mismo que para mi, "sube".
Yo quede helado primera vez que iba a la habitación de una chica y mas a una que acaba de conocer, solo sabia que era mi compañera, ella abrió la puerta y paso, su cuarto rebosaba de libros, pero no de forma ordenada sino que era todo un completo caos no sabia donde sentarme o siquiera donde pararme para no pisar algún libro abierto.
Antes de que alcanzara a pronunciar la pregunta "¿por que el desorden?" me callo con la mirada y me dijo "me encanta leer y además lo utilizo para un proyecto, por eso el desorden" no se como lo hacia, pero ya me estaba empezando a perturbar el hecho de que supiera que pensaba.
Tomo unos libros que tenia sobre la cama y los dejo un rincón, así que asumí que eso era para que tomara asiento, ella se sentó en la silla frente a su notebook mientras lo encendía, estaba todo en silencio, así aproveche de observar la pieza con con mas calma, era bastante grande quizás el doble de la mía, tenia un baño propio, una cama de plaza y media, sus paredes de color verde musgo sin póster ni decoraciones, hacían la pieza mas triste de mirar, carecía del brillo del living, quizás no tenia la misma habilidad de su madre para la moda.
-oyeeeee, te estoy hablando, después juzgas mi pieza- su grito me devolvió a la cama de golpe, y me recordó lo perspicaz que podría ser esta chiquilla pelirroja.
-que sucede, y yo no estaba juzgando nada- mentí, no quería parecer esa clase de persona que critica a los demás .
-me da igual, se que no tengo el toque de mi madre, no hay armonía en mi pieza, pero no me preocupa, así que espero que a ti tampoco- aunque no se por que se sintió como una amenaza.
-bueno, que me querías mostrar- estaba preparado para lo que fuera.
-es que sabes, me gustas, pero eres gay , así que pensé que podría utilizarte para otro propósito- no me gusto como pronuncio la palabra "utilizarte" pero deje que continuara- es que la verdad estoy escribiendo una novela, por eso los libros en el piso, los uso como referencias, pero no hay mejor referencia que una persona de verdad, uno de mis personajes es gay, así que quisiera que me ayudaras con el a describir lo que se siente estar dentro del closet- no supe que decir, pase de ser aquel que le gustaba a una herramienta para su libro en un día, pero aun no se porque acepte.



 



berich

#11646 en Joven Adulto
#33296 en Novela romántica

En el texto hay: drama, romance juvenil, amistad

Editado: 27.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar