El es mi Koreano

Capítulo 7

Su...¿Casa?

 

 Pov Shin:

Estaba tan concentrado en la situación de Emma y Agustín, que sin darme cuenta ya había llegado a mi casa y ella seguía en el auto...dormida.

  —Emma —hablé molesto mientras estacionaba el auto.

Gruñí para mis adentros y me desabroche el cinturón de seguridad.

  —Emma, despierta —me acerque a ella para sacudir un poco su hombro.

—Mhm, no molestes idiota —ella se quejo y acurruco en el asiento.

Me rasque la nuca nervioso, osea, me dijo idiota.

Salí apresurado del automóvil, abrí la puerta del copiloto, le desabroche el cinturón y la cargue fuera.

Ya frente a la puerta, busqué las llaves en mi bolsillo, sin darme cuenta cuando fui a abrir le choque la cabeza contra la pared lateral. Sorprendentemente, seguía dormida.

  —Emma, tienes que despertar —le hable mientras entrabamos a la casa.

La recosté en mi cama y luego fui a buscar un vaso con agua.

  —Toma Emma, intenta tomar un poco de agua —La senté y la apoyé contra mi pecho para que no se caiga, y con suavidad le di para beber.

 Termino de beber y se acurruco en mi pecho, se veía tan tierna, nada que ver a como estaba hace una hora, que parecía una zorra. No es educado decir esas cosas, pero al menos puedo pensarlo en silencio.

Emma mientras dormía tenía las manos a medio cerrar, como los bebés.

Intente moverme para ir a lavar el vaso pero, ella no dejo que me levantara, se acomodó más sobre mí y tomo mi remera.

  —No te vayas, no —susurro mientras se abrazaba a mi torso.

Estaba a punto de volver a llamarla para que se despertase pero sonó su celular.

*Help me help you..*

  —Hola.

—¿Quién eres? ¿Qué le hiciste a mi hija? —solo con escuchar su voz tuve miedo de ella.

—Soy el jefe de su hija, y ell...

—Así que consiguió el empleo —me interrumpió.

  —Si, pero ella ahora está..

—No me interesa donde estén, pero que no se atreva a pisar la casa a esta hora o le doy con la chancla. —Volvió a interrumpir con un tono intimidante.

—¿Golpea a su hija? 

  —Solo con la chancla. Adiós.

*tuu...tuu..*

Colgó y no pude decir adiós.

 Suspire y vi la hora, claramente era muy tarde, ya las dos de la madrugada.

  —Con la chancla no mamá —gritó mientras dormía.

Es increíble cómo el subconsciente trabaja.

 La corrí suave para un costado y le di la almohada para que abrace. 

Me levante, fui a la cocina y lave el vaso.

Mientras meditaba que iba a hacer con Emma oí pasos

  —Shin, quiero hacer pis  —Emma estaba restregándose el ojo mientras abrazaba con el otro brazo la almohada.

¿En serio?

—Ve al baño

—No se donde es, estoy perdida ¿Esto es mi casa?

 —No, estás en la mía. Vamos que te indico.

  —A, tu casa... ¿¡Tu...Casa!? 

  —Si, Emma no grites los vecinos duermen.

  —Lo siento, es que temo morir cuando llegue a casa.

  —Tu madre llamó —Le abrí la puerta del baño y encendí la luz.

Me miró con ojos asustados, suspiro y entro al baño.

  —Quédate afuera, no te vayas o no sabré volver al cuarto.

 —Emma está en la puerta contigua a esta —hablé confundido.

  —No importa, no te vayas.

Pude oír cómo tiraba de la cadena y luego lavaba sus manos.

—Te olvidas la almohada —le señale al salir.

—Cierto —entro despacio y la tomo. —Vamos a dormir ¿Si? —tironeo de mi camisa como una niña pequeña.

  —Si, tu duerme en la cama, yo dormiré en el sofá.

—No, no podré dormir si me dejas sola, no conozco tu casa, me da miedo.

—Emma ya estas grande para esas cosas —suspiré cansado.

—Shin, enserio tengo miedo —me miró con ojos lloroso y... no pude resistirme.

 



loquefue

#23004 en Novela romántica
#15132 en Otros
#2236 en Humor

En el texto hay: exnovios, romance humor amor, coreano

Editado: 25.08.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar