El internado rebelde

Capítulo 12: De malas ideas a terribles ideas (Parte 2)

Lay POV.

Estábamos en el auto de Natan de camino a la casa de Jessie, después de 30 minutos de camino y un muy largo rato escuchando las pésimos intento de cantar afinado de Carter, Deisy y Dan, por fin llegamos. 

Y es un milagro que no te alteras en todo el camino

La casa de Jessie era prácticamente una mansión, nunca pensé que después de irse del país le fuera tan bien o bien que le fuera por lo menos bien considerando porque huyó de su país natal. Todos nos bajamos del auto el cual estacionamos a unas cuadras de allí, mientras caminábamos Nick nos dice:

—Chicas ustedes hagan lo que quieran, yo tratare que no me maten a golpes las serpientes.

—Nick estás exagerando— le mire fugazmente— mientras estés con nosotras las serpientes no les harán nada.

La música se escuchaba a veinte calles a la redoma, e escuchado muchos rumores que en este tipo de países modernos eso es ilegal. Al entrar siento inmediatamente el olor a alcohol y drogas e el ambiente, me costó un poco re acostúmbrame al olor después de meses lo que hizo perdiera de vista Cárter, Dan, Natan y Deisy, pero en cambio Nick seguía pegado a mi con la capucha puesta, vamos Nick.

¡No te van a matar exagerado!

 Como si lo hubiera dicho yo, pero vamos es solo una fiesta de mi ex no va a pasar nada

 Con tu suerte cae un rayo y todos se mueren pero tu no

A lo lejos veo una alta figura conversando con otras personas la cual reconozco inmediatamente.

— ¡Marico!

— ¡Chama!— respondió y me abrazo tan fuerte que me levanto del suelo

—Yo no entendí y prefiero no hacerlo— murmuro Nick a lo bajo lo cual pude escuchar a la perfección

—O lo siento por no presentar, Jessie es el Nick y viceversa para no repetir— le conté y ellos se dan la mano, pero Nick se cubre la cara con la capucha evitando el contacto visual

—Un minuto tu me recuerdas a alguien— respondió Jessie mirando fijamente a Nick analizándolo como es típico de él

—No te conozco— dice Nick y suelta su mano inmediatamente 

Ese momento se tornó ligeramente incómodo por parte de los dos chicos, solo deseo que alguien hable por favor 

O que se largue

—Bueno, Lay ven conmigo tengo que mostrarle algo— me dijo Jessie tomándome de la mano e ignorando por completo a Nick

—Bueno iré, Nick no te importa ¿Verdad?— le miré de reojo esperando su respuestas

—Sí, yo iré con Cárter— respondió como un murmullo.

Lo vi alejarse poco a poco entre la gente y yo me asegure de seguir a Jessie por la casa hasta llegar a donde quería, entre tantas vueltas y pasillos no me cabe en la cabeza que fue lo que hizo para conseguir todo esto. No lo creo, si lo fuera te aseguro que no haría una fiesta así en primer lugar.

Cuando entramos por una gran puerta negra veo inmediatamente en bosque, que no parece parte de la casa, lleno de árboles de manzana los cuales están tan llenos que había manzanas tiradas en el piso como si nada

—Lay recuerdas cuando nos subíamos a los árboles para comer mango

—Si, pero esto es totalmente diferente, ni siquiera puedo contar cuánto nos costaría todo estoy si estuviéramos en casa.

—Bueno puedo dejarte en claro que ni paga de boxeo pagaría todo esto.

Los 2 nos lanzamos miradas de cómplices y mientras me lanzaba una pequeña sonrisa ambos escalamos el árbol hasta llegar a las ramas más fuertes. Era muy bella la vista desde aquí arriba aunque no se vieran casi las estrellas, en la espléndida vista solté sin pensar:

— ¿Cómo conseguiste tan bella vida?

—Después de que me fuera tuve que trabajar mucho para poder sobrevivir, fueron largos meses de lucha hasta que conocí a alguien que me ayudó y ahora los dos vivimos aquí o bueno cuando no está de viaje.

—Debe ser alguien muy especial — le respondí mientras le miraba.

—Si hoy en día somos novios...

—Me encantaría conocerla.

—Si creo que él está abajo disfrutando de la fiesta.

O ¿Pero que tenemos aquí el pequeño novato resultó ser gay?

Antes de que Jessie pudiera decir algo, unos gritos y golpes se oyen en la casa, yo me bajo del árbol. Que no se haya salido de control otra vez, cuando estoy en el suelo le digo a Jessie:

— ¡Qué carajo pasa Jessie!

— ¡No lo se!

Los dos corremos hasta la sala donde vemos a una multitud, apartó a la gente.

 Esto esta muy mal que Dan resista estar entre tanto chicos.

 ¿Crees que no lo se?, solo espero que no haya bebido mucho, o peor que la tocaran no me hago responsable de lo que hizo Natan. En eso le pregunto a uno de los chicos:

— ¿Qué es lo que pasa aquí?

—Unos chicos de la escuela rival se colaron a la fiesta y ahora los del equipo les dan su merecido.

A alarmada me acerco y veo a Natan, Cárter y Nick, peleando a golpes con otros Tres chicos, los deje solo menos de 30 putos minutos y ya se están golpeando con los demás.



Soluna

#10753 en Joven Adulto
#8286 en Thriller
#3503 en Suspenso

En el texto hay: dolor, amor, locura

Editado: 29.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar