El lago de cristal- Los inicios de una Cristalícense

Capitulo 6: Hasta esa niña es mejor

-luz tienes que esquivar el ataque de Demian

-oh por Kaled ¿estás bien pequeña?

-sí solo fue un rasguño, lo voy a volver intentar

¿Qué es ese ruido?, me levanto de la cama y abro la cortina de mi habitación y lo primero que veo son niños, muchos niños, ¿Por qué hay tantos niños?

-¡Cuidado con la daga!- me agacho al ver ese cuchillo salir disparado hacia mí, escucho la ventana romperse y cae sobre mí varios trozos de vidrio, miro a mi lado y la daga que había caído ahí comienza a desaparecer

-lo siento mucho

-tranquila eso se arregla- los trozos de vidrio comienzan a regresar al marco de la ventana y se restauran, de haber sabido que yo puedo hacer eso, quizás… no lo sé, pero de haberlo sabido me hubiera evitado varios regaños de pequeña al romper algo

Me baño me visto y salgo hacia donde están los mellizos dando clases, de verdad que son rápidos pues solo ayer fue que salieron

-Anna despertaste, cuidado- Joan me jala del brazo para evitar que una flecha me dé- son niños aún les falta mucho que aprender al igual que a ti

-si… que emoción… ¿cuenta como entrenamiento esquivar una daga aun con sueño?

-eso es un buen reflejo pero no, Luz ven

-¿sí?

-entrenaras con ella- me señala- y tu Anna busca alguna de aquellas espadas te servirá aprender a manejar al menos un arma

-¿no es suficiente con el báculo?

-sí, pero no está demás estar preparada para todo además Jace esta con un grupo tu entras con en el siguiente

-está bien- me quejo y agarro una espada, después de todo ¿Qué tan difícil puede ser? Es solo una niña y no creo que pase los diez años

La niña invoca su arma es una daga, es esa daga la que casi me da, claro que la reconozco tiene una piedrita amarilla en el mango

La niña es la primera en atacar es rápida, choca su daga contra mi espada desviándola ¿enserio tengo que hacer esto con un niña? ¿Y si la lastimo? No quiero hacer esto

-no te desconcentres, me estás haciendo esto muy fácil ¿sabías?

-pero y ¿si te lastimo?

-no lo harás, vamos pelea- levanto levemente los hombros, si es eso lo que ella quiere lo hare

Comienzo a atacarla con la espada mientras ella la aleja con la daga, de repente me lanza la daga pero logre esquivarla, aprovecho que estaba desconcentrada por el proyectil que casi me da en el rostro y se escabullo debajo de mí y me dio una patada en la parte de atrás de las piernas haciendo que mis rodillas se doblaran y callera, me volteo y ella está allí parada apuntándome con la daga y una gran sonrisa

-te dije que me lo estabas haciendo muy fácil

-bien, perdón te subestime… ¿Cuántos años tienes?

-está bien tranquila y tengo ocho

-¿¡ocho!?

-sí, ¿quieres agua?- niego con la cabeza- bien como quieras

-buen trabajo, venga el siguiente grupo

-creo que esa es tu señal ¿verdad?

-si…

-suerte

-gracias

-invoquen sus armas

-¿armas? Pero pensé que aquí solo había hechiceros

-el báculo es con lo que peleas por lo tanto es tu arma, ahora quiero ver el reflejo de sus almas- los niños comienzan a invocar sus báculos emanando una pequeña luz de ellos, hay arpas, flautas, pinceles y demás es impresionante-¿Anna?...

-oh sí, sí, voy… ¿Cómo hago eso?

-tan solo ayer invocaste tu arma

-no, no, no, ayer apareció yo no la invoque hay una gran diferencia

-bueno piensa en que quieres verla otra vez, o… no se piensa ¿Qué hiciste ayer para que apareciera?

-nada, solo cerré los ojos por el miedo y dije que quería tener un arma para defenderme de Joan pues pensé que me iba a matar

-pues inténtalo

-¿así nada más y ya?

 -sí, así nada mas

-bien… lo intentare- cierro los ojos con fuerza e intento concentrarme, la verdad es difícil ¿Cómo se supone que repita algo que ni se cómo lo hice la primera vez?- no, no puedo

-chicos necesito que practiquen el conjuro de invocación y el de camuflaje mientras resuelvo  este… pequeño detalle- todos los niños asienten y Jace vuelve a fijar su concentración en mí- ahora ¿Qué hago contigo?... ¿Sabes? Esto es muy fastidioso

-oye- digo ofendida

-no lo digo por ti lo digo por tu poder, haber… cierra los ojos, ahora ¿te acuerdas de cómo es tu báculo?- niego con la cabeza, la verdad no me acuerdo ni me fije en cómo era- entonces en ese caso quiero que te visualices

-¿a mí?

-si a ti

-bien lo hare- intento visualizarme hasta tener mi imagen clara- listo

-ahora ¿sabes quién eres tú? ¿Estas segura de ser quien tú dices ser?- asiento- en ese caso quiero que me demuestres quien eres, libera tu reflejo, saca la esencia de tu alma solo tienes que concentrarte y liberarla

Me concentro nuevamente y la imagen que tengo de mí comienza a brillar, poco a poco se distorsiona hasta volverse un resplandor alargado, esa luz comienza a tener una nueva forma una vara de hierro celeste metalizado con detalles muy bonitos de mariposas seguido de un arco similar a una luna menguante con una gran piedra azul oscuro flotando dentro del arco

Abro los ojos y ese hermoso báculo está frente mío flotando, lo tomo del mango y lo observo atentamente, si pude hacerlo- Jace ve si pude- digo emocionada y el báculo comienza a desaparecer- ¿Qué sucedió?

-lo hiciste bien solo te falta practica para controlar eso, vuelve a intentarlo pero esta vez con los ojos abiertos y ya que sabes cómo es tu báculo solo imagínalo- nuevamente me concentro y una luz comienza a brillar con poca fuerza en mi mano y se vuelve a apagar

-es más difícil de lo que creí

-tu sigue intentándolo mientras yo voy con los niños ¿te parece?

-está bien- Jace se aleja de mí y yo sigo intentando hacer aparecer mi báculo, cuando logre que por fin apareciera no duro ni tres segundos y volvió a desaparecer

-¿Cómo vas con eso?- me pregunta a lo lejos- ¿lo lograste?



Albany Yepez

#2610 en Fantasía
#478 en Magia

En el texto hay: amor juvenil, aventura, odio y venganza

Editado: 12.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar