El mundo en Iris.

Capitulo 1 parte 2

Cada vez nos acercábamos más, pero un sonido de alerta de mi celular hizo que la distancia existiera y el poder de volver a pensar con claridad también.

 

Era un recordatorio de la entrevista. Suspiro pesadamente al celular, no quiero levantar la cabeza y verlo, muero de vergüenza, necesito tiempo para pensar como sobrellevar esto. Pero debo recordar

que él me tiene que llevar a la empresa. Me pongo derecha tratando de aparentar que no estoy aturdida sino sólida y segura, pero no funciona, cuando lo veo vuelvo recordar lo ocurrido.

Él esta con la cabeza hacia abajo y con una mano se friega el cuello, sé que está pensando en esto...

- ¿Tomás? podemos irnos, es tarde (lo miro con tristeza, no quiero perderlo ni distanciarme, no de él)

No responde, solo me mira y asiente, dándose media vuelta para salir de casa, yo lo sigo.

Subimos al auto, sin mirarnos ni hablando, somos dos entes, ¡dioses! ni que hubiéramos tenido sexo.

- ¿Vas a ignorarme el resto del día? indago mientras pongo música para llenar el vacío.

-no, solo necesito un momento, me conoces.

- (lo miro estudiándolo) de acuerdo. No quiero esto entre nosotros, tú sabes, tensiones y malos entendidos. Prefiero pelear a ignorarnos.

-(sonríe) lo sé, por eso mismo solo déjame que ponga en orden mi cabeza todo esto.

Miro hacia a la ventallina y cambio de tema...

- ¿hoy entrenaras?

-Si, no puedo debilitarme (habla ausente)

- ¡bien! que mates mucho cuernos

-tú deberías entrenar (ignora mi chiste) estas muy dispersa en este asusto y no es bueno (habla mientras dobla con cuidado)

- no empieces, (lo miro) quiero tener una vida normal por eso tome esta entrevista, debo empezar de algún modo, pensé que me apoyarías (apago la radio, le es fácil hacerme enojar).

-te apoyo en todo Iris (me mira) pero puedes con las dos cosas. NO abandones.

- no, si no quiero la vida de bruja mata demonios cornudos.

-sé que eres necia, y no te detendré ante esto, solo no quiero que las cosas se vuelvan locas y salgan peor.

-suspiro, bien tratare de dar lo mejor de mí en no abandonar nada, si no vuelves a tocar el tema de cambio de vida (lo señalo con el dedo).

- (se ríe apartándome el dedo) está bien, lo cumpliré.

El resto del viaje es menos tedioso ya no hay tensión entre nosotros.

Aparca el auto una manzana más lejos de la empresa.

- (me mira dulcemente y dice....) mucha suerte mi bruja azul ( me da un beso y me sonríe)

- ¡gracias! estoy muy nerviosa Tomás, ¿y si no lo consigo? (desabrocho el cinturón)

- lo harás, no creo que alguien pueda hacer lo que tú haces (se peina su pelo rubio hacia atrás)

-lo sé, pero lo otro, sabes que soy parlanchina cuando estoy bajo presión y ningún don podrá contra eso.

-pues (piensa) no hables (hace cara de obviedad sonríe).

-ja ja ja eres el dios supremo de las soluciones (digo saliendo del auto).

Él me imita y se coloca frente mío.

- solo respira Iris, ya lo tienes de acuerdo. Eres segura y eres hermosa, no se perderían tenerte en la empresa (me acomoda un mechón de pelo).

- ¿qué haría sin ti? (lo abrazo). Lo suelto, pero al alejarme, él me empuja nuevamente hacia su cuerpo y deposita un beso corto pero dulce en mis labios.

No tengo tiempo de reaccionar cuando al fín caigo de la nube él ya se subió al auto y arranco rumbo a su entrenamiento. Quedo viendo la calle hasta que suena el teléfono, es un mensaje de Tomás: "ya puse en orden todo esto en mi cabeza, te espero en casa".

No sé si reír o preocuparme.

Estoy tan concentrada en la frase que no me doy cuenta que llego al edifico y que estoy parada en una vereda donde hay un charco de agua donde y que pasa un auto a alta velocidad que me moja entera con agua de barro.

Quedo parada, congelada es como si mis pies estuvieran pegados al piso, no sé qué hacer en 30 minutos es la entrevista y yo estoy acá atónita en medio de la vereda, frente al edificio mirando un punto fijo puteando lentamente al que manejaba el auto; ¡ojalá tuviera el don de secarme y ponerme bella pero no!

No mido el tiempo en el que estoy aquí hasta que una mano me toca el hombro, pienso que me trataran de loca vagabunda que quiere parecer un mapache ya que mi delineador no es resistente al agua y mi pelo tampoco ...¡mi anti friz!! lloro en silencio. definitivamente debo parecer una loca y no quieren que este frente al edificio.

 



DAIANA

#15550 en Fantasía
#6658 en Personajes sobrenaturales
#21458 en Otros
#3184 en Humor

Editado: 22.02.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar