El nacimiento de una nueva flor.

XXVIII

XXVIII

Vasijas Vacias

 

¿Por qué el luchar?

 

Todo sigue igual

 

Sigo tus pasos, los cuales se vuelven distantes.

 

Los míos se marchan sin echar un vistazo atrás,

 

dejando miradas vacías y vasijas sin llenar.

 

Fuimos hechos para luchar, pero nadie nos advirtió de la desgracia.

 

No tengo nada de que arrepentirme, tuve una vida grata, puedo morir en paz.

 

Y aun las vasijas siguen sin ser llenadas.



Maria Castalia. Escritos de una chica

#13544 en Fantasía
#10646 en Joven Adulto

En el texto hay: poesia

Editado: 01.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar