El Pacto

Capitulo X

Nick trataba de romper las cadenas que lo ataban, éste sentía el dolor de Samantha tanto físicos como emocionales. Al seguir tratando de liberarse desesperadamente se cortó la mano, al ver como la sangre corría no pensó en nada más que…

Apretó fuertemente el collar que contenía la reliquia, la sangre fue adsorbida por aquel objetó, un aura en forma de llamas invadió el cuerpo de Nick, y algo dentro de la reliquia habló con tal autoridad que el alma de Nick fue abstraída aun lugar invadido por llamas eternas que nunca se apagaban, en el centro de aquel lugar había un hombre con un rostro hermoso, piel rojiza clara, y sus cabellos ardían en forma de llamas rojas oscuras. El hombre se levantó de su trono, miró a Nick y dijo – así que has sido el elegido por el hilo rojo del destino, aquellos que anhelan tanto proteger a alguien no solamente heredan el poder de aumentar sus capacidades físicas, sino que también hereda el poder de mi espíritu. Yo soy el poderoso espíritu Fénix, más conocido como el ave Fénix, aquel que renace de las cenizas. – las llamas eternas consumieron el alma de Nick, este gritaba de dolor, sólo quedaron cenizas de él, Fénix notó algo extraño en las cenizas de Nick, algo poderoso que trataba de renacer, así que Fénix tomó las cenizas de Nick y dijo – ¿sacrificarías tu humanidad por salvar a quien amas? – Las cenizas de Nick gritaron – Si – sin dudar ni por un segundo. Fénix soplo sobre esas cenizas reconstruyendo a Nick.

Habían pasado como dos segundos, Nick se sintió como nuevo, tomó las cadenas y las derritió él ni siquiera supo como; corrió a tal velocidad que ni se dio cuenta que llego en menos de tres segundos, intentó golpear a Kaira, pero esta notó su presencia y lo recibió de un golpe que sentó a Nick. Samantha tomó la daga con la que mató a Bad, y apuñaló a Kaira por la espalda, Kaira giró y golpeó tan fuerte a Samantha que la dejó en un estado criticó casi sin fuerzas como para respirar. Nick se encontró en las mismas condiciones por tener sus almas atadas, Kaira notó esto y dijo – así que ella es quien significa tu todo – Nick fue invadido por las llamas eternas, estas derretían su piel, hasta los huesos, el dolor era abrumador, tanto así que Nick gritaba de la manera más desgarradora, pero Samantha no sentía este dolor. Las poderosas llamas tomaron forma de un ave, y de entre ellas salió un grito de águila; los ojos de Nick fueron invadidas por unas llamas desapareciendo el café de sus ojos, ahora tenían una tonalidad rojiza pasión, las heridas del sanaron, pero su piel se seguía quemando, se quemaban tan rápido como sanaban, era un dolor constante. El corazón de Nick latía como una orquesta.

Él se levantó y dijo – no importa lo que deba hacer protegeré a mi amada – Samantha sonrió en el suelo no sabía porque estaba feliz; Kaira estaba sorprendida, al ver la determinación de Nick que hizo hasta despertar a la dormida ave Fénix de la reliquia. Nunca un humano había llegado a tal estado como para soportar el dolor y sufrimiento que era ser poseído por ese enorme poder.

Nick no sabía cómo luchar así que mandaba golpes herméticos, unos tras otros sin cesar, no dejaba ninguna abertura, Kaira empezó a cansarse además la herida que tenía en la espalda hacia que se le dificultara luchar. ¡Hasta que!, ella alcanzó a tomar su espada, lanzó un poderoso ataque que le cortó un brazo a Nick, éste brazo al caer se convirtió en llamas, luego del deltoides salieron llamas que reconstruyeron el brazo cortado, Nick miró su nuevo brazo sorprendido, Samantha se sorprendió al darse cuenta que cuando Nick entró en ese estado de “Fénix”, las heridas causadas no se transmitían a ella.

Kaira miró fijamente a Nick, estaba bastante molesta al ver tal adaptación que sufrió éste al fusionarse con el aura del Fénix, apretó su espada fuertemente y pensó que si mataba a Samantha el también moriría. Ella lanzó una ventisca que congelo a Nick pero éste derritió fácilmente el hielo, ella saltó por encima de él, cayó al lado de Samantha y le enterró la espada por la espalda para desquitarse de lo que ella le había hecho, Nick cayó al suelo el aire le faltaba, las llamas del Fénix jugaron en su contra pues para mantener el poder necesitaba mucha energía vital; Él cayó al suelo sin esperanza, veía como el cuerpo de Samantha estaba siendo congelado; Nick lamentó no haber podido salvarla, lloró amargamente hasta que salió sangre de sus ojos; él sintió como si su corazón hubiese sido arrancado. Sorprendentemente el contrató del pacto que tenía Satanás se convirtió en cenizas, éste al darse cuenta de eso sudo frio, supo que era un mal prestigió, atemorizado afanó a Fengriz para encontrar a los muchachos.

Nick aún tenía los ojos abiertos pero no veía nada, de entre la oscuridad una voz le susurró algo que ni el mismo entendió, pero las palabras se marcaron en su mente, las llamas del Fénix volvieron arder pero esta vez eran acompañadas por un aura roja sangre, Nick se levantó, las llamas destruyeron una gran etaria de lo que había alrededor, en el brazo izquierdo de Nick aparecieron estos símbolos המשחתת, los ojos de Nick estaban segados por la ira; él tomó del cuello a Kaira y le arrancó una ala, la sangre escurría por todos lados, Kaira gritaba del dolor, pero Nick no entraba en sí, de repente llegó Samael junto con Fengriz y las tropas; el gigante monstruoso Grendel golpeó Nick, pero solo lo correó como dos centímetros; Nick soltó a Kaira, miró al gigante y saltó y de un solo golpe en la frente lo mató.



Albert Peiz

#2258 en Paranormal
#733 en Mística
#15560 en Fantasía
#6669 en Personajes sobrenaturales

Editado: 21.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar