El Pacto de Emma (libro 1)

Capítulo 19

Una puerta aparece a lo lejos. La luz se filtra por las esquinas. Me llama, me invita a ver.  Me encuentro en un cuarto oscuro y frío. Las voces se entremezclan del otro lado de la puerta. Están discutiendo.

Veo por la rendija. Dos figuras se encuentran a centímetros de la puerta. Una delicada y femenina. Mama.  Otra hostil y masculina. No se quien es, no puedo ver su cara.

 -No te la llevarás - la voz de mi madre llega temblorosa y furiosa - Tendrás que pasar sobre mi cadáver

 Una risa fluye. Me hiela la sangre. La reconozco. Mi mente da vueltas pero no logro localizarlo.

Ella es mi salvación, Lilith - un gruñido amenazador surge de su garganta - Apártate y regresa al infierno

La figura masculina avanza hasta donde me encuentro. Mi cuerpo tiembla incontrolablemente. 

- Si voy a regresar - la voz de mi madre es ahora seria -Iremos juntos

Hay un forcejeo y de pronto la habitación se ilumina y el calor se filtra por la puerta. 

El lugar está en llamas.

Un grito sale de mi garganta al sentir que algo se posa sobre mi. Como una manta oscura que cubre mis sentidos, mi vista y penetra en mi cuerpo hasta que puedo sentir solo el frío suelo y el vacío en mi interior.

Alguien me llama. Su voz repite mi nombre una y otra vez. Lucho para abrir los ojos pero no puedo. Mis músculos se encuentran entumecidos y mis parpados pesados.

   - Emma - la voz es suave y dulce - Emma despierta 

 En un esfuerzo logro abrir mis ojos. Lo primero que  veo es el techo de mi habitación. Parpadeo y trato de levantarme. "ERROR" Un dolor me recorre el cuerpo y gimo. 

   - No hagas eso - el rostro de Violet aparece en mi campo de visión - Es solo hasta que tu cuerpo responda -ella me mira con lágrimas en los ojos - Pensé que te quedarias asi por siempre 

 La miro confundida

   - ¿Que paso? - recuerdo la voz de Dante y lo sucedido con el demonio - ¿Cuánto tiempo llevo aquí?

 Violet suspira temblorosa

   - Cinco días

 Parpadeo lentamente, asimilando sus palabras. Mi boca cae abierta

   - ¿Cinco días? - sacudo la cabeza desconcertada - Debes estar bromeando

   - Ojala lo hiciera, Emma - agarra mi mano - Luego de que te desmayaras en el club, Dante y yo te trajimos de vuelta al aquelarre. Intentamos de todo pero no despertabas. Estaba tan asustada. - mira hacia otro lado - Al tercer día iba a decirle a mi abuela, asimilando las consecuencias y castigos si eso aseguraba que volvieras...Pero Dante me freno. Él dijo que te dieramos tiempo y acepte -su agarre se aprieta y vuelve a mirarme, en sus ojos hay una tristeza profunda - Los siento. Jamás debimos haber ido.

   -No es tu culpa - mis músculos protestas cuando intento sentarme, pero aun asi lo consigo -Violet - la miro a los ojos - Fue mi plan - suspiro - Fue mi maldito plan el que causo todo esto, soy yo la que debería disculparme - Me siento avergonzada y cansada. Pero es un tipo de cansancio distinto...como si algo me faltara

 Violet sonríe 

   -Debes estar hambrienta - alcanza una bandeja que está en la mesa de noche

 Mi estomago gruñe y mi boca se hace agua. "Demonios sí, me comería hasta las paredes"

 

Cuando terminó de devorar la comida, miro a Violet entrecerrando los ojos

   - ¿Le dijiste a Dante? - sería un problema más

   - Por supuesto que no - levanta las cejas - Solo insistí en que habías bebido mucho...Aunque pensándolo bien ni siquiera yo me lo creería - se encoje de hombros

   - ¿Dónde está él? 

   - Debería venir pronto - frunce el ceño - De hecho esta es la primera vez en los cinco días que sale por tanto tiempo - Entorna los ojos - Nunca lo había visto tan... preocupado

 Su tono insinúa algo que no me gusta "¿Dante y yo? No lo creo". Recuerdo un fragmento de conversación de aquella noche

   - No te hagas ilusiones - bufo - ¿Porque no me dijiste que eran primos?

 Violet abre la boca sorprendida y luego baja la vista

   - Es complicado - suspira - La mayoría de los que viven aquí no lo saben y prefiero que siga así. Mi abuela nunca lo menciona tampoco, pero él siempre fue, es y seguirá siendo su favorito. Es difícil competir contra un miembro de tu familia. -chasquea la lengua - De todos modos no tiene importancia. Nuestra relación nunca fue más allá de las formalidades

 Asiento comprensiva. Era como la relación que solía tener con Jeff. Una en la que no existia el contacto pero habia un vinculo innegable. 

   - Quisiera disculparme con Aaron por haberlo dejado esperando. -hago una mueca



S. Luque

#1510 en Fantasía
#185 en Paranormal

Editado: 17.03.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar