En busca de mi príncipe azul

Capítulo 11

Escucho que suena una alarma y abro los ojos, me cuesta trabajo ubicar donde estoy pero me acuerdo que estoy en la casa de Dylan, se que tengo que levantarme para ir a la escuela pero tengo tanto sueño que no quiero, y decido dormirme 10 minutos más...
- ¡¡SKYLAR!! - escucho que gritan y me levanto de golpe y algo impacta contra mi cara, cuando me doy cuenta es mi ropa - vístete rápido que ya son las 7:20 
- ¡Mierda! - me visto corriendo, literalmente mientras me pongo el pantalón trato de ponerme la camisa y de peinarme, 10 minutos más tarde ya estamos en el carro y en camino a la escuela. Llegamos antes de que se acabará la primera hora y nada nos pusieron un retardo. Así es como inicia mi día en la escuela...

El día escolar al fin había acabado, y hoy no hubo nada interesante que contar por eso ahora estamos a cuando salí de la escuela, ya íbamos hacia la salida cuando O'Brien me detiene para hablar.
- ¡Sky! Espera 
- Ahorita las alcanzó - les digo a mis amigas y me acerco a él - ¿Qué pasó? 
- ¿Quieres ir a comer conmigo? - y me sonríe 
- ¿Cómo una cita? 
- Si, ¿qué dices? 
- Mmm claro porque no 
- Muy bien vámonos 
- Sólo me despido - salimos de la escuela y camino hacia la esquina donde están mis amigas platicando 
- ¿Qué te dijo? - pregunta Yenedith
- Me invito a comer 
- ¿aceptaste verdad? - pregunta Ness 
- Si haber que pasa 
- Cualquier cosa nos avisas - advierte Lucy 
- Claro, si mañana les cuento como me fue
- Con lujo de detalles, ahora ve no hagas esperar más a tu pretendiente - dice Ethan, sólo sonrió y niego con la cabeza 
- Nos vemos 
- Adiós - se despiden todas, mientras camino hacia donde está O'Brien le mando un mensaje a mi mamá diciéndole lo que haré, así al rato no me reclama por no decirle nada, aunque no me contesta pero yo le avise, y llegó a donde está él.
- ¿Lista? - pregunta y extiende el casco, doy un suspiro antes de contestar 
- Si lista vámonos - tomo el casco y me lo pongo - ¿a donde vamos a ir?
- Espero que te guste la comida francesa - comenta y arranca la motocicleta 
- ¡Nunca la he probado! - levanto la voz para que alcance a escucharme por sobre el ruido de la motocicleta 
- ¡Siempre hay una primera vez para todo! ¡y creo que yo me llevado algunas de ellas! - me contesta igualmente levantando la voz y como estaba abrazada a el para no caerme pude sentir las vibraciones que se produjeron cuando hablo. 
Llegamos al centro de la ciudad, conozco algunas partes de la zona así que de cierta manera me siento tranquila, por cierto aquí nunca había visto un restaurante de comida francesa. Una vez que dejamos estacionada la motocicleta en el estacionamiento empezamos a caminar y me toma de la mano entrelazado nuestros dedos como si fuéramos una pareja, las calles del centro estaban algo tranquilas había gente paseando, los vendedores ofreciéndo sus productos, ancianos dándole de comer a las palomas y algunos niños aún con sus uniformes de la escuela corriendo alrededor de las fuentes, nunca había venido a una hora no tan concurrida, generalmente vengo cuando es fin de semana así que siempre hay demasiada gente que terminas fastidiado y ni se disfruta la visita pero con este ambiente hasta ganas de regresar dan 
- Esta tan pacífico - le comento 
- Si es agradable - me responde 
- Lo se, me encanta esta tranquilidad ojala fuera así todos los días 
- Si pero vivimos en un mundo que se mueve tan rápido que ni siquiera tienen tiempo de disfrutar este tipo de detalles 
- Tienes toda la razón, para cuando se den cuenta ya habrá sido tarde y sus mejores miembros habrán pasado por entre sus dedos 
- así es - Nos paramos enfrente de un local - llegamos 
- ¿es aquí? - le pregunto viendo con detenimiento la fachada del lugar deteniendo mi vista en donde está escrito el nombre del restaurante "Le Coupe Chou" es lo que dice, es hermoso este lugar no entiendo como es que nunca me había dado cuenta de que estaba este restaurante aquí.

 Una vez que dejamos estacionada la motocicleta en el estacionamiento empezamos a caminar y me toma de la mano entrelazado nuestros dedos como si fuéramos una pareja, las calles del centro estaban algo tranquilas había gente paseando, los vendedor...

Nos adentramos al lugar y WOW así como el exterior es hermoso el interior no se queda atrás, es tan acogedor y romántico a la vez y algo elegante.

De cierta forma este lugar hace que me sienta fuera de lugar por la ropa que visto, traigo unos jeans un poco grandes para mi, mis Converses un poco sucios y rotos, y la playera de la escuela, me veo en el reflejo de mi celular y me doy cuenta que...



Evanore Malfoy

#3807 en Novela romántica
#992 en Joven Adulto

En el texto hay: crush, parejas, love

Editado: 12.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar