En tus brazos

5. Fiesta

Nos abrió -Hola , queréis ir a una fiesta? Me han invitado a una de un chico de vuestro curso.

Sofía y yo nos miramos y asentimos-Vale -dijimos a la vez con entusiasmo.
...

Nos tenemos que arreglar-dije

-Yo voy con Gabi y os recogemos cuando estamos listos, vale ?-preguntó Sofía 
-Vale -respondí

Me fui a mi habitación y me puse un vestido, el pelo suelto con ondas en las puntas y unos tacones negros

Cuando termine de vestirme , baje y le avise a Sofia que  nosotros ya estábamos y que Jorge se tenia que ir, así que le mandaría la dirección del lugar.

Llegamos a la casa y vi que el nombre era Nuñez, en ese momento se me vino él a la mente, no creo que sea su fiesta .

Jorge se fue a saber donde. Y yo fui a por algo de beber mientras esperaba a que llegara Sofía.

Recibí un mensaje, era ella, no podría venir hasta mas tarde, el padre había llegado de su viaje y iban a estar un rato con él.

Visualicé a Jorge desde lejos, estaba divirtiéndose así que no quería decirle que quería irme. Se notaba contento de verdad no como cuando estos días le preguntaba que qué pasaba, estaba claro no hablaba con cristina supongo que están por dejarlo, pero aquí esta feliz y es lo que importa ahora , si le dijera algo él me llevaría y se quedaría conmigo. Así que decidí salir a fuera al jardín a tomar el aire, pero mientras estaba andando siento que alguien me agarra y me pega a él.

Oscar!

Nuestras caras estaban a centímetros, yo le empujé separándome de él. Mientras esto sucedía, Jorge se dio cuenta y se puso detrás nuestra y se quedo mirándonos, no nos habíamos dado cuenta, hasta que Oscar volvió a intentar acercarse de nuevo. Jorge le dio la vuelta parándolo y dándole un golpe en toda la nariz, este cayó al suelo y Jorge se puso delante mía.

-ni se te ocurra -grito mi hermano haciendo que las personas cercanas a donde estábamos nos mirasen. 
Oscar se levanto como pudo ,tenia la nariz rota.
-Y si no quiero echarte cuenta? Para que te metes? 
-Por que soy su hermano, no me digas que no lo sabias, por eso me invitaste, no permitiré que le pongas la mano encima.
Me puse al lado de mi hermano 
-No soy como te crees, no soy una de tus putas, no voy a jugar a tus juegecitos.- dije hacia Oscar.
Empezó a acercarse a mí, Jorge iba a pararlo pero lo pare, Oscar se me hacercó al oído. 
-Eso es lo que piensas? Te dije  que estuvieses atenta. Hoy te a salvado tu hermanito, pero en el instituto él no podrá.

Se separó y se fue, Jorge me agarró de la muñeca enfadado, me llevó al coche y de ahí a casa. Yo me fui a mi habitación y él a la suya.

 



La conciencia C

#18493 en Novela romántica
#7237 en Joven Adulto

En el texto hay: romance, amor, hermano sobreprotector

Editado: 31.05.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar