Enamorando al Enemigo

Capítulo 16

 

~Narrador~

Kyu observaba de reojo a Ise, quien permanecía inmóvil en el asiento del copiloto, mantenía la cabeza baja, su cabello caía de forma descontrolada, cubriendo prácticamente todo su rostro, dándole aspecto de estar dormida.

―¿Estás dormida? ―preguntó con cautela Kyu. “Quizás sea mejor así” pensó.

Ella se removió, haciendo a un lado el cabello que cubría su rostro, mirándolo con expresión confusa. Tuvo que parpadear varias veces para poder enfocarlo con claridad, ahora sentía con mayor intensidad los efectos de todo el alcohol que había bebido.

―No, no, señor violador, no estoy dormida ―balbuceó fingiéndose lucida, aunque sentía como sus parpados pesaban.

―No me digas violador ―dijo apretando con fuerza la mandíbula. Alguna vez había tenido una mala experiencia con una chica que lo había acusado de intentar abusar de ella, razón por la cual, odiaba esa palabra.

―¿Entonces cómo debo llamarlo? ―quiso saber.

―Kyu, me llamó Kyu Hyun.

―¡Kyu! ―repitió con voz distorsionada―. No es tan bonito como Woo Bin, pero supongo que no está mal. ―Él rodo los ojos sin entender su comentario. ¿Woo Bin? ¿Qué tenía que ver con él?

Kyu no entendía porque razón Siwon lo había metido en tal lio. Era cierto que a veces bebían juntos, además de trabajar en la misma empresa, pero tanto como ser buenos amigos, o frecuentarse, no. Sin embargo, ese chistecito le resultaría caro. Encargarse de una chica ebria, no era cualquier cosa y menos después de todo lo que había gritado sobre él. Kyu vio como ella se doblaba hacia el frente y se llevaba las manos a la boca.

―¡No! ―gritó negando―. ¡Ni se te ocurra vomitar en mi auto! ―exclamó alterado, luchando por mantener su atención en el camino y al mismo tiempo no perderla de vista.

Acababa de comprar el auto y aun no terminaba de pagarlo, lo cuidaba más que su casa o cualquier cosa y ver que una chica borracha desconocida, que lo había llamado violador, estaba a punto de hacerlo, lo hacía enojar demasiado.

Ise logró contener las náuseas y le puso mala cara. ¿Era lo único que le preocupaba? ¿Su auto?

 ―Eres muy gruñón, Kyu ―protestó sacándole la lengua.

―Y tú, una borracha. ―Ella rodó los ojos y desvió la mirada por la ventana―. A todo esto ¿Por qué me dijiste violador?

―Porque me tocaste en el karaoke.

―No te toque. Te habías quedado dormida y solo intentaba despertarte por eso moví tu cabeza.

―Aun así, no te conocía, no tenías por qué tocarme.

―No te toque.

―Sí, si lo hiciste.

―¡No lo hice! Solo moví tu cabeza.

―Ahí está, me tocaste.

―¡Ash! Olvídalo.

 

~Siwon~

Subí al auto y Claudia sonrió al verme. Era la primera vez que una de sus hermosas sonrisas era para mí, así que no pude evitar devolverle el gesto.

―¿Por qué tardaste tanto? ―preguntó haciendo puchero. Ver a esa mujer haciendo ese tipo de cosas, era algo sin duda memorable. Casi quería tomarle una foto y enmarcarla. Claudia era ese tipo de chica, alegre, simpática, obviamente con el resto de las personas.

―Estaba despidiendo a Ise. ―Frunció la frente y puso expresión de enfado.

―¿Por qué te preocupas tanto por ella? ¿Eh? ¿Te gusta? ―dijo mirándome acusadoramente. Sonreí ante sus preguntas y me puse el cinturón.

―No, no me gusta Ise. Solo hay una persona que me gusta y no es ella. ―Su expresión se relajó y se acercó a mí.

―¿Quién? ―Mirándome atenta. Coloque un dedo en su frente y la empuje ligeramente hacia atrás, intentado regresarla a su asiento.

―Ponte el cinturón ―le pedí.

―No quiero.

―Por favor, Clau.

―No, yo quiero estar contigo ―respondió colgándose de mi brazo.

―Pero es peligroso, tienes que ponerte el cinturón.

―No, no quiero. ―Suspiré y encendí el auto. No lograría hacerla cambiar de opinión y era demasiado tarde.

―¿Segura que quieres ir a mi departamento? ―probé de nuevo, tal vez hubiera cambiado de opinión y aceptara que la llevara a su casa, como debería.



Isela Reyes

#1199 en Novela romántica
#401 en Otros
#124 en Humor

En el texto hay: peleas, hermanos, sebuscaunpadre

Editado: 08.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar