Enseñame a amar

Capítulo 26 ("Viaje a la cabaña parte 2")

"Viaje a la cabaña parte 2"

Emma:

-¡Feliz cumpleaños amiga!- Ginger me abraza.

-¡¡Feliz cumpleaños!!- escucho por parte de los demás, quienes vienen corriendo para abrazarme y darme sus felicitaciones.

-No lo puedo creer- Chase se saca una falsa lágrima de los ojos y me carga mientras me envuelve en sus abrazos- nuestra pequeña niña ya se está convirtiendo en mujer.

No podía respirar a causa del animal de mi primo.

-C-Chase, m-me robas... el aire- el me aprieta más- no p-puedo respirar.  

-Calla y abrázame- Chase me suelta y todos ríen.- ¿Qué quiere hacer la pequeña cuchicuchi el día de hoy?

-Chase no soy un perro- lo regaño- y respondiendo a tu pregunta, por ahora solo quiero irme a la cama- la única razón por la que me encontraba despierta en ese momento era porque literalmente me obligaron a estarlo.

-¡Que cumpleañera más aburrida!- se queja Chase. Le saco la lengua, ese niño debe de tener serios problemas.

-¡Bueno chicos! Ya la oyeron, festejaremos luego cuando la cumpleañera tenga más energía- comienza a decir Ginger- ¡Por ahora todos a sus habitaciones!

-¡Si, mi señora!- Chase imita a un militar y se va "volando" a su cuarto.

-En serio, ¿de dónde salió ese muchacho?- Leo pregunta para sí mismo.

-¡Del loquero!- contestamos Ginger y yo al unísono chocando los cinco.

-¡Escuche eso!- oímos la voz de Chase desde lo lejos.

Luego todos nos fuimos  a dormir.

(...)

Estaba durmiendo plácidamente mientras soñaba con 'bananas y nutellas' bailarinas. De repente escucho algunos gritos y lo próximo que siento es la cama hundiéndose conmigo, efecto de que una persona se había tirado encima de mí aplastándome.

-¡ES HORA DE DESPERTAR!- alguien grita en mi oído causando que me cayera  de la cama por el susto.

-¡Ginger!- exclamo con frustración al darme cuenta de la causante de mi dolor de culo y falta de audición. Logro levantarme del suelo con ayuda de la ya antes mencionada y me encuentro con Eiza sosteniendo un pastel, el cual decía:

¡Feliz cumpleaños Yemma!

-¿En serio? ¿Yemma?- dije incrédula

-¡No me culpes! Culpa a Chase- pronuncia Eiza a la defensiva.

-¿Y a mí por qué?- Aparece Chase de la nada.

-¡fuiste quien quería hacer un corazón en el pastel y terminaste arruinándolo!- dice Ginger.

Esto ya se puso interesante...

-¡No soy culpable hasta que se demuestre lo contrario!- se defiende mi primo colocando las manos en alto.

-Creo que el chocolate en tus manos habla por sí solo- doy como respuesta enarcando una ceja.

-Solo es coincidencia...

Este chico de verdad que es todo un caso...

-Bueno, alístate para que bajes a desayunar- obedezco a Ginger y me dirijo a ducharme.- después iremos a la playa- Asiento.

¡Amo la playa!

Es una de las razones por las que adoro vivir en California.

Después de salir del baño, no me molesté en secar mi pelo, preferí dejarlo al natural. Me coloqué  un traje de baño azul rey y encima un vestido floreado. Observé mi reflejo en el espejo y contenta con el resultado final, fui a lavarme los dientes para luego dirigirme donde se encontraban los chicos.

Todos estaban en la cocina.

-Tardaste demasiado- se queja Luke y Ginger le propina un pequeño golpe- ¡Auch!- se queja mi hermano.

-Te lo mereces- da en respuesta- Tyler te preparo el desayuno.

Me pasa un plato con omelette, pan tostado y jugo de fresa, mi favorito.

Le hecho una mirada a Tyler y le sonrío.

-Feliz cumpleaños...- es lo único que dice y le agradezco.

No puedo explicar lo que pasaba con nosotros últimamente, pero se sentía bien.

-¡Hora de los regalos!- Eiza grita emocionada

-Chicos... no debieron molestarse

-¡Ya calla y abre tus regalos!- Chase me interrumpe- ¡El mío primero!- ruedo los ojos.

-Como digas...- y así lo hago. Era una caja pequeña, al abrirla no me sorprende su contenido- ¿Un jabón, en serio?- los chicos ríen.

-¿Te... quiero?- coloca una cara de niñito inocente- ¡oh vamos! Estaba en oferta, ¡soy pobre! ¿De acuerdo?- esta vez yo soy quien ríe.

El que sigue es el de Ginger. Era un retrato con una foto reciente de nosotras dos.

-Ay... amiga ¡te adoro! ¡Me encanta!- la abrazo.

Me dispongo a abrir los otros regalos.

Luke me dio un perfume, Eiza unos pendientes muy bonitos, Leo un libro.

Ahora me encuentro abriendo el de Tyler. Lo que sea que tenga en manos lo siento frio.

-¿Qué es?- pregunto asustada.

-¡Solo ábrelo!- Tyler se ríe por mi reacción al abrirlo.

-¡Te amo, te amo, te amoooo, ¿ya te dije que TE AMO?- le doy un gran abrazo- Ginger te han superado- mi amiga pone cara de ofendida y Tyler le saca la lengua.

El regalo de Tyler fue una tarta de ''Joanna's", así que ya pueden imaginar mi felicidad.



Focus_lgv14

Editado: 02.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar