Entre cartas de amor

El dia menos esperado

La historia comienza en alemania en el año 1959 donde un joven escritor llamado Arnold decide cambiar su vida y obtiene un amor y sufrimiento inimaginable.

En un cuarto con una vieja maquina de escribir, una cama y un estante de libros casi vacio con un intenso  olor a tabaco y vino vivia un joven escritor de novelas ligeras llamado Arnold

Mientras este intentaba escribir una de sus novelas de amor, este pensaba constantemente:

Pero por que demonios no puedo escribir una historia tan simple y tan cliche, solamente son dos enamorados que viven felices por siempre y ya, o es que...acaso yo no tendre talento para esto, acaso...este desde el prinsipio nunca fue mi anhelo...o quiza simplemente hoy no tendre inspiracion...no lo se pero ya me estoy aburriendo de todas las noches romperme la cabeza solo por un poco de agua y pan... Supongo que abrire una negocio mas estable que esto.

En una calle fria y nublada como en todo el país esta Arnold abriendo su nuevo negocio

Arnold: Al fin eh terminado de abrir mi nueva panaderia. Ya hacia falta un nuevo negocio por estos rumbos, espero y asi poder ganar mas dinero sin tanto trabajo.

(Y asi, Arnold comenzo a trabajar todos los dias en aquella calle tipo bazar al lado de una carniceria y enfrente de un bar al cual diario despues del trabajo siempre asistia con sus ganacias del dia sin ninguna preocupacion.

Habian pasado algunos meses desde que Arbold habia abierto su nuevo negocio, y mientras mas pasaba el tiempo, mas olvidaba lo que alguna vez fue pero su vida iba a cambiar un dia 3 de febrero)

 

Arnold: Hasta luego señor hector vuelva pronto

(Entra una chica claramente extranjera al local)

Arnold: Buenos dias señorita, veo que no es de por aqui cierto, ¿cual es su nombre?

(Con una tierna y delicada voz responde la chica)

Extranjera: María, buenos dias y pues...lo que pasa es que iba de camino hacia Austria pero me eh perdido en el camino y me eh quedado sin un centavo ¿no sabe donde podria conseguir algun trabajo?

Arnold: Ya veo, si que es una tragedia, pero...si usted gusta yo le puedo dar comida y techo a cambio de su ayuda en la panaderia por que me es muy dificil trabajar solo y por cierto mi nombre es Arnol, un gusto conocerla.


 

Maria: Encerio, !Muchas gracias señor Arnold me a salvado la vida! Por supuesto que trabajare con usted.



Tzubaki

Editado: 22.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar