"Entre Dos Mundos"

Capítulo II Segunda Parte

EL COMIENZO DE MI NUEVA VIDA

Segunda Parte

 

El amor consuela como el resplandor del sol después de la lluvia.”

William Shakespeare

 

Todo parece tan tranquilo, tan diferente no sé si después de todo, un mundo sin Dorian y mi hermana sea mejor, siento un alivio que no sé cómo describir, ya no siento la angustia de pensar de que puedan estar juntos, la ansiedad ha desaparecido-Respiró aliviada Virginia

Sale a la puerta a recibir a Alexia quién llega en un coche rojo marca Volvo bastante llamativo —Pero…Es el vehículo… ¡mejor dicho era…Bueno no sé qué demonios…—El vehículo en el que llegaba su amiga era el carro de Dorian, el que había abollado cuando retrocedía antes del accidente —sube al vehículo, sin reconocer ni el rostro de su amiga quién la saluda efusivamente, Virginia finge y la saluda como si nada, pero no pudo aguantarse, aquella pregunta daba vueltas en su cabeza:

— ¿Y este coche?

— ¿De dónde lo sacaste?

Alexia arruga el rostro extrañada.

—Lo compré hace 3 meses ¡de hecho te lo comenté me dijiste que estaba estupendo.

—Mmm cierto lo había olvidado¡¡

—Amiga el accidente aún hace estragos en ti, se lo compré a Dorian ¿lo recuerdas? Al chico de la universidad del último año, estudiamos con él —Virginia traga grueso.

— Claro, claro que sí, ¿y…Cómo sigue él?

— Alexia pone rostro de sospecha —¿No me digas que te interesa? (risas)

— No para nada ¡Solo preguntaba!

La tarde transcurre con normalidad, ya Alexia había puesto al día a su amiga, no paraba de hablar, Virginia estuvo toda la conversación asintiendo con la cabeza, perdida, tratando de mostrarse normal —Estas más rara que de costumbre ¡actúas un poco extraña ¿te sientes bien? —Sí, si —replica Virginia sentada en el cafetín, fue la única vez que Alexia abrió la boca para referirse a otra cosa que no fuera ella misma, de repente se levanta para ir al baño, Alexia para de hablar con ella, afortunadamente, y recibe una llamada telefónica donde inicia una conversación donde solo ella habla, aturdida, Virginia camina hacia el baño y tropieza con un Joven, quien cargaba unos libros y un periódico, caen al suelo, rápidamente recoge los libros y el periódico, sus ojos se posaron unos instantes en este último, para poder observar la fecha en la que estaba, con alivio descubre que está en el mismo año y fecha, eso no había cambiado como todo lo demás.

Cuando Virginia levanta la mirada, ve a David por primera vez…

Aquel joven estaba parado allí extendiendo la mano para tomar el periódico, pero yo no podía pensar en otra cosa, que, en esos ojos azules, tan intensos, obviamente me sentí atraída, este joven era descaradamente atractivo, era algo innegable, él mostro una sonrisa amable, y algo apenada, por mi evidente mirada que lo esculcaba con detalle, me sentí avergonzada de ser tan evidente, así que solo logré decir —disculpa-realmente tumbar al suelo sus pertenencias era lo de menos, mis disculpas eran por mirarle como lo hice, por supuesto no se lo aclaré, aunque él seguro lo dedujo —Descuida, esto suele suceder —Escuchar su voz dulce fue un flechazo directo, una voz dulce que parecía un calmante. Quería que ese momento durara mucho más, pero tan solo fueron unos instantes, se despidió con un hasta luego, y esa voz de nuevo, esa voz. Luego noté que volteo a mirarme mientras se alejaba, entré rápidamente al baño y me di cuenta que estaba sonriendo cuando me miré al espejo.

Al salir del baño empecé a buscar a Alexia, me fije que no estaba en la mesa, mi celular vibro en mi bolsillo, era ella que acababa de enviarme un mensaje:

¡Lo siento ¡tuve que irme se me presentó una emergencia, fue grato verte y hablar contigo, ¡nos vemos pronto, te cuidas ¡—Fin del mensaje —la verdad no me importó que lo hiciera, más bien me alegré, no quería oir otra vez sus historias y menos después de escuchar esa voz tranquilizante, tener una conversación con ese hombre sería fantástico, ese si sería una charla agradable, y no la voz parlanchina… ¿Por cierto donde se me ocurrió ser amiga de Alexia? Bueno, en fin, decidí caminar, y luego tomar un bus si era necesario.

Al salir de la cafetería más adelante, tan solo a unos metros vi un cartel donde anunciaban la fecha de una conferencia —Mundos paralelos y las diferentes realidades del Ser-Mi corazón se detuvo —palpitaba acelerado, como si supiera algo, tenía que asistir por supuesto, así que tomé una foto al cartel con el celular y luego seguí caminando con rapidez, como queriendo que pasaran ya los días.



Becky Villm

#9748 en Thriller
#4086 en Suspenso
#5613 en Misterio

En el texto hay: drama misterio suspenso y sorpresa

Editado: 07.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar