Eres Mi Luz (draco y Hermione)

Capítulo 20 "Infierno"

A la mañana siguiente, los chicos despertaron mas felices que nunca, poco les importo el haber pasado la noche sobre la alfombra de su sala común.

-Buenos días, futura señora Malfoy- saludo con total euforia el chico a Hermione en cuanto noto que ella había despertado.

-Buenos días, amor- respondió ella con una amplia sonrisa.

-¿Bajamos a desayunar?- cuestiono el chico, a lo que ella respondió con un asentimiento.

Como era sábado, subieron con calma cada uno a su respectiva habitación a cambiarse de ropa.

Al terminar de preparase, se encontraron nuevamente en la sala común y como ya era costumbre, salieron tomados de las manos rumbo al comedor.

Draco se despidió de Hermione al llegar a su mesa y el, con la más radiante de las sonrisas se dirigió a la suya con las demás serpientes.

-¿Qué tal la noche casanova?- cuestiono Zabbini con su socarrona sonrisa al ver la radiante expresión de su amigo.

-Eso no es de tu incumbencia Zabbini- respondió serio el chico -Pero si tanto lo deseas saber, te puedo decir que pase la mejor noche de mi vida y más aun porque Hermione acepto ser mi esposa- ante aquella declaración, el moreno escupió el jugo de calabaza que estaba tomando.

-¿Me estas tomando el pelo cierto?- cuestiono incrédulo.

-Te felicito Draco- interrumpió Astoria -Yo sabía que ella aceptaría, a leguas se ve que te ama como a nadie.

-Y yo a ella Astoria- dijo el rubio.

-Si, si, si- hablo de nuevo Zabbini -Pero no has respondido mi pregunta.

-Es la verdad Blaise- reafirmo el rubio -Míralo tú mismo en la mano de Hermione- el aludido de inmediato giro su mirada a la mesa de los leones, su rubio amigo tenía razón, en la diestra de la chica, se podía ver con claridad la conocida sortija de la familia Malfoy.

-No lo puedo creer- fue lo ultimo que se escucho de voz del moreno, quien mantuvo silencio y cara de shock durante todo el desayuno.

Por su parte, en la mesa de los leones, se estaba llevando a cabo una conversación similar, entre un azabache y una castaña, solo que con menor intensidad.

-¿Entonces te casaras con el?- cuestiono Harry.

-Si- respondió la castaña sin más -Aunque aún no hemos pensado en una fechasi te soy sincera, esto me pone nerviosa y mas aun sabiendo quien es la madre de mi novio.

-Prometido- corrigió el chico -Ya me imagino tu boda- dijo con sorna y reprimiendo las ganas de reír.

-Cierto- acepto ella, aunque después analizo a detalle el tono de voz de su amigo -¿Acaso te estas burlando de mi Harry James Potter?- la mirada que la castaña le lanzo a su amigo, fue mas que suficiente para que este borrara la sonrisa de su rostro.

Aquella amena mañana, continuo su curso, Draco y Hermione desbordaban felicidad por lo acontecido la noche anterior y por lo bien que sus amigos habían tomado la noticia.

Los días posteriores siguieron su curso como si todo en la vida fuera perfecto.

--------------------

Los días avanzaron con suma rapidez, hasta llegar al 21 de marzo.

Fecha en la que una linda castaña, estaba que se moría de los nervios.

Flash Back

Draco y Hermione, estaba recostados sobre la alfombra de su sala común, abrazados, escuchando el crepitar de la leña en la chimenea. Aquel era el único sonido que se podía percibir en el gran salón.

Eso, hasta que un ligero repiqueteo los alerto y ambos miraron al lugar de donde provenía el sonido. La ventana central de la torre.

-Es la lechuza de mi madre- exclamo el rubio y se levanto de inmediato para recibir el mensaje que el animal llevaba en su pata.

-¿Esta todo bien?- cuestiono nerviosa e intrigada Hermione.

-Pues- fue la única expresión que obtuvo de su prometido -Mi madre ya se entero de que aceptaste ser mi esposa- exclamo el chico, quien había olvidado totalmente avisarle a su madre lo acontecido y las cualidades mágicas de aquella sortija.

-No entiendo- comento temerosa la chica -Se supone que ella sabia de esto ¿No?, o es ¿Qué no le dijiste que me propondrías matrimonio?- cuestiono, cambiando su semblante a uno triste.

-Claro que si le dije amor- respondió el, rascando su nuca con nerviosismo -Es solo que

-¿Qué, que? Dilo ya Draco- la chica estaba al borde de las lágrimas, pensar que quizás había alguien que la quisiera separar del hombre que amaba, le estaba rompiendo el corazón.

-Se me olvido decirle que ya habías aceptado y su carta es para reclamarme ese hecho y es que la sortija tiene, aparte de las cualidades que te conté aquella noche, el poder avisar a la anterior portadora, cuando la chica elegida acepta- respondió como si nada, mostrando al final, ambas hileras de dientes, como un niño pequeño cuando es atrapado en una travesura y busca excusarse.

-Eres un tonto- exclamo la chica sintiendo como el aire regresaba a sus pulmones con normalidad y lanzándole a su prometido uno de los cojines de la sala -Pensé que era algo peor.

-Es que eso no es lo peor- hablo el, usando de escudo el cojín que tenía en sus manos y recibiendo una mirada amenazadora por parte de la chica -Lo peor, es que ya organizo nuestra fiesta de compromiso para el 21 de marzo- otra vez aquella infantil sonrisa.

-¡¿Queeeeeee?!- grito la castaña, levantándose de golpe del sitio donde anteriormente estaba tan cómoda.



MafeZant

#11004 en Fantasía
#3907 en Fanfic

En el texto hay: amor, draco y hermione, howarts

Editado: 03.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar