Evans

Capítulo 13

Llegó Erick junto a Oliver con bebidas para quien, Erick seguía coqueteando con Samantha quien realmente no le respondía el coqueteo, pero estaba disfrutando la fiesta.

—Ten—. Habló Erick a Samantha en su oído—. Para que empecemos juntos a tomar.

—No, gracias—. Movió Samantha su mano en negativa—. No tomo alcohol.

—Bueno, te lo pierdes—. Erick se acabó de un sorbo su vaso con refresco y alcohol, y comenzó a tomar el de Samantha-. Me tomaré este vaso.

La banda seguía tocando, mientras Samantha bailaba con Erick en una parte, mientras Jaime y Anne se encontraban sentados en unas sillas cercanas de ahí.

—Bueno chicos, creo que me iré por que ya tengo sueño—. Se despidió Oliver—. Un placer en conocerte Samantha, hasta luego chicos.

—Igualmente—. Respondió Samantha—. Hasta luego.

Erick volteó a ver a Oliver quien era el que lo había traído a la fiesta y se iría con él por que no había traído carro y era de noche, además de que no quería caminar sólo en la noche varios kilómetros.

—Bueno me tendré que ir por que llegué con él—. Se despidió Erick—. Espero verte pronto Samantha.

Erick rápido le dió un beso en la mejilla dejando a las tres personas de la siguiente manera, a una Samantha confundida, a Anne enojada y a Jaime con una expresión de diversión en el rostro.

Erick se fue junto a Oliver dejando a Samantha, Anne y Jaime solos, era la 1 de la mañana así que también Jaime se despidió de las dos por que tenía que abrir la cafetería Royal y su abuela no podría sola.

Quedaron las dos solas, así que Samantha decidió sentarse un momento , ya que se sentía cansada le habrá estado bailando y estar parada por mucho tiempo.

—Hey—. Habló Anne algo cerca del oído de Samantha—. Sé de un lugar que podría estar más tranquilo.

—Está bien—.Respondió Samantha—. Vamos.

Las dos salieron del lugar y caminaron por un rato, todavía se escuchaba como una banda tocaba, pero conforme llegaban al lugar el ruido fue casi nulo, la luna estaba en su esplendor.

Fueron a un pequeña colina en donde había unas flores y el pasto era frondoso e ideal para acostarse, el cielo era como una bóveda de diamantes, eran muchas estrellas.

Anne se sentó en el pasto y Samantha hizo lo mismo, y se dedicaron a observar el cielo en toda su inmensidad.

—Siento que la luna me llama—. Comentó Samantha mientras veía a Anne—. ¿No lo crees?

—La luna hoy en especial esta muy bella—. Respondió Anne—. La luz siempre parece llamar a todos.

—Todas las personas son más hermosas bajó la luz de la luna—. Habló con franqueza Samantha.

—Cómo tú—. Respondió Anne sin pensarlo.

—Tú también eres hermosa—. Dijo rápidamente Samantha mientras comprendía lo que estaba diciendo, lo que Anne le acababa de decir, y veía a Anne sonrojarse demasiado.

—Es que yo...—. Anne tapó sus ojos verdes mientras sonreía sonrojandose.

—Me gustas—. Respondió Samantha antes de que Anne tuviera oportunidad de decir algo.

Ambas se quedaron en silencio mientras se veían intensamente hasta que Samantha se acostó en el suelo con ambas manos en la cara tapando su rostro, pero su cara totalmente roja la delataba.

—Tú también me gustas—. Dijo Anne mientras veía hacia la luna-. Espero que estemos a mano.

De un momento a otro Samantha comenzó a llorar, llamando la atención de Anne, limpiandole las lágrimas que comenzaron a salir rápidamente, preocupada Anne sólo abrazó a Samantha.

—Perdón—. Se disculpó Samantha—. Perdón.

—No te preocupes-. La abrazó más mientras Samantha se acurrucaba más a ella-. No tienes que pedir perdón.

—Estoy pensando mucho acerca de ti.

Anne quiso comenzar a hablar pero de repente sintió la presencia de bastantes criaturas desconocidas y se levantó en posición de defensa, asustando a Samantha quien ya había sentido la presencia de las criaturas desconocidas pero no había dicho nada.

—¡ES ELLA!—. Gritó alguien desde lejos.

Varias de las criaturas de transformaron en una especie de lobos pero malignos, con ojos rojos color sangre y un pelaje oscuro como la noche.

"Son convertidos" pensó inmediatamente Samantha. " No podré defender a Anne, sabrá mi verdadera naturaleza y me odiará".

Corrieron hasta ellas unos quince convertidos que trataron de golpear a Samantha, pero Anne se convirtió en una  majestuosa Loba con un pelaje blanco como la nieve y con unos ojos dorados que destrozaron a varios de los convertidos convirtiéndolos en polvo y luego desapareciendo, un convertido logró alcanzar a Samantha.

Pero ella fingió que lo había  sido golpeada por el convertido, provocando la ira de Anne quien en menos de un minuto se deshizo de todos los convertidos, pero quedó herida.

Samantha al sentir la presencia de Anne herida corrió hacia ella y logró sostenerla sin necesidad de usar sus poderes, luego se desmayó convertida en humana con una herida en el abdomen que se estaba curando, lento pero se curaba.

Samantha sentía cerca la presencia de  más convertidos así que decidió recurrir a un Stefan que le llamó telepaticamente.

"STEFAN VEN A DONDE ESTOY YO RÁPIDAMENTE, ANNE ESTÁ HERIDA"

"VOY VOLANDO" Respondió a mi llamado Stefan.

Samantha escondió a Anne en una pequeña fosa que había mientras se curaba. Pero llegaron los convertidos y quisieron lastimar a Samantha, pero en ese momento Samantha soltó toda su energía de un solo golpe e hizo que los convertidos escaparan  despavoridos del lugar.

Samantha regresó corriendo al lugar mientras escondía su magia pero su ojo azul tenía un poco de rojo carmesí intenso, no le importó, se aseguró que Anne estuviera bien, seguía en la misma posición y seguía curándose.

Samantha tomó en sus brazos a Anne y se dirigió al carro en el que habían llegado a la fiesta, no tenía alguna otra opción, era posible que los convertidos regresarán, y no quería que le pasará algo a Anne.



chixchax

Editado: 01.11.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar