Evans

Capítulo 18

Estaban tranquilamente Jonathan y Samantha comiendo comida china, cuando de repente entraron los hermanos Evans, Jaime y Stefan haciendo suficiente para que Anne se levantara de golpe moviendo la cabeza y suspirando por haber interrumpido su descanso.

—¡Ya llegamos!—. Gritó Ezequiel con ganas pero al instante de arrepintió porque vió como Anne  estaba—. No pensé que estuvieras despierta.

—No te preocupes por mí—. Anne habló—. ¿Qué es lo que estuvieron haciendo desde ayer?

—Fue un día entero de chicos—. Dijo Dan—. Fuimos a un bar en la noche, ninguno de nosotros tomó.

—Luego nos dirigimos a un hospedaje de hotel con masajes, que eran muy cómodos—. Todos asistieron ante esa afirmación y Tyler siguió hablando—. Y nos quedamos a descansar.

—Luego fuimos a comprar muchas cosas en descuento—. Habló Stefan emocionado-. Me compré una pista de Baile como la de Tyler y podremos hacer competencias de Baile.

—Al final los alcancé en el super mercado—. Habló Jaime explicándole a Anne—. Y me enteré que habrá una fiesta en una reserva cercana.

Anne solamente se colocó la mano en la cara y la deslizó, molesta por que quería ir sola con Samantha a la fiesta, pero ahora irían todos lo chicos y resopló volteando a ver a Samantha quien seguía comiendo, luego le levantó una ceja y después le dió un guiño.

—Bueno y ahora el momento de la verdad—. Dylan habló—. ¿Quién es el niño que está comiendo comida china?

Todos voltearon a ver al pequeño Jonathan quien se sonrojo y se apenó por tantas miradas dirigidas hacia él.

—Él es Jonathan-. Samantha habló mientras lo abrazaba y frotaba su hombro despacio haciendo que se pusiera menos tenso—. Lo adoptaré. O espero adoptarlo.

—Lo harás—. Stefan le dijo-. Es muy bueno y noble de tu parte.

Mientras transcurría la comida, que al final terminaron pidiendo más comida china por que eran bastantes, Samantha decidió comenzar a bañarse, ya que todos querrían bañarse de un momento a otro, a la velocidad de un rayo.

Todos querían al pequeño Jonathan quien se reía de todas las tontería y apodos que le daban, Samantha se salió de bañar y decidió ponerse un vestido.

Era un vestido asimétrico, color negro con un adorno curvilíneo y tacones negros para cerrar. Salió de su habitación y se bajó a la sala en donde estaba Jonathan.

Jonathan estaba sentado en uno de los sillones y como no llegaba a el piso, sus piernas le colgaban y estaba jugando con ellas. Samantha pensó inmediatamente en él, que en donde se quedaría, debido a sus antecedentes y se le ocurrió pedirle a Jaime de favor, si su abuela podría cuidar a Jonathan.

Jaime le dijo que le preguntaría a su abuela, por cualquier inconveniente que llegará a suceder, le marcó a su abuela quien le dió la confirmación para cuidar a Jonathan.

Samantha le explicó a Jonathan que se había presentado una fiesta que no había previsto, pero que se quedaría con la abuela de Jaime que lo cuidarla muy bien.

Jonathan asintió y le dijo que se veía bien con el vestido, Samantha se ofreció a llevarlo con la abuela de Jaime para que no fueran tantas molestias, pero la razón oculta era por que quería ver a Anne transformada.

Asi que se subió arreglada y se dirigió hacia la Cafetería Royal, ya que según Jaime le había dicho a Jonathan mientras Samantha se estaba bañando, que a casa donde vive con su abuela está detrás de la cafetería.

Llegaron a los pocos minutos, y estaba Margaret con un suéter esperándolos en la puerta, recibió a Jonathan y él se metió a la cafetería Royal encantado.

Pero Margaret le hizo una señal a Samantha quien se acercó a donde estaba la señora Royal, y se dirigió a ella de manera respetuosa.

—Buenas noches—. Habló Samantha haciendo una seña con su mano—. Gracias por cuidar a Jonathan.

—Claro, no te preocupes—. La señora Royal le dió un abrazo—. Qué guapa estás.

—Gracias—. Samntha le sonrió.

—Bueno, sé lo que eres—. La señora Margaret le dijo—. Y sé que tú y tus hermanos no son malos, son vampiros buenos a pesar de haber comió carne de una bruja de la luna.

—Nosotros no sabíamos que era carne de Bruja—. Samantha respondió mientras se rascaba la cara—. Nunca la hubiéramos consumido.

—Perdonada—. La señora Margaret volvió a abrazar a Samantha—. Cuidaré bien la niño, disfruta tu noche.

Jonathan salió corriendo hacia Samantha y la abrazó fuertemente, Samantha se despidió de él y se dirigió de regreso a casa, por que pasaría por Anne.

Sólo llegó a casa y pitó en la calle, porque que tenía flojera de entrar a casa, ya que traía todo lo que iba a llevar en el carro y no había necesidad de regresar.

Sacó su celular para especificar a sus hermanos y acompañante, que no lo llevaría a ellos, que se fueran juntos en otro carro, ya que no quería saber y estar buscándolos para poder irse a casa, dejó el siguiente mensaje.

"Niños míos, me iré con Anne en su carro, tienen dos opciones más; la primera opción es irse con Jaime y la segunda es con Ezequiel. Pd. No tomen mucho, no quiero lidiar mañana con sus resacas".

Cuando terminó de escribir el mensaje para sus hermanos, Anne tocó el cristal de la ventana del automóvil, se metió dentro y le puso en el GPS la ruta que tenía que seguir para poder llegar a la fiesta.

El camino para la fiesta era a una distancia relativamente cercana de la casa, pero Samantha no dijo nada durante todo el camino, pero no pudo hacerlo. ¿La razón? Anne estaba guapísima, Samantha se quedó atontada por el vestido que había escogido.

Era un vestido color vino, con tacones del mismo color, este vestido era corto, con los hombros descubiertos y con una pequeña entrada en el área de la espalda. Con unos aretes largos.

Después de varios minutos de haber estado conduciendo Samantha comenzó a hablar de la nada, ya que había pasado un rato en silencio.



chixchax

Editado: 01.11.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar