Evelyn

— Creo que soy invisible

— De hecho un día en célula, ella se levantó al baño y chocó contra mí

— ¿Enserio? y ¿qué te dijo?

— Si bro, la verdad ese día me sentí mal porque me dijo "Perdón Eder, no te vi"

— Eso si es raro, eres de tamaño muy grande como para que no te vea, lo digo sin ofender

— Jajaja, lo mismo pensé

Después de un tiempo, me resigne a que era invisible, así que comencé a juntarme con algunos chicos de la iglesia, diferentes a los de la última vez, estos si me agradaban, además, también eran amigos de Eve, también comencé a juntarme con una chica, ya la conocía desde 2014 que llegue a la iglesia pero hasta apenas ahora comenzaba a hablarle, su nombre Brenda, una chica un par de años mayor que yo, muy madura e inteligente, nos agradamos desde el principio

También comencé a recordar lo que era estar solo, es raro porque apenas llevaba poco tiempo de estar en compañía de alguien que no fuera mi familia

Pero a pesar de que las cosas volvían a ser como antes, si me dolía que ella no me hiciera caso, que no me hablara, ni siquiera un mensaje, la única palabra que ella cruzaba conmigo era algún "Gracias" en la célula o en el desayuno de los domingos

Lo más raro de todo esto, es que ella se veía normal, de hecho, llegué a preguntarme si acaso yo la había lastimado, o le había hecho algo malo, y le intenté preguntar pero todo lo que obtenía era un mensaje vacío

— Hola Eve ¿Cómo estás?

— Hola amigo, muy bien, súper ocupada, ¿Podemos hablar más tarde?

— Ok, mándame mensaje cuando ya no estés ocupada, quiero hacerte una pregunta

— Ok

— Ten un lindo día

— igual

Un momento, ¿Amigo? Ósea, si era su amigo, pero nunca me ha gustado que me llamen así, suena falso, hipócrita y vacío (al menos así suena la esposa de un amigo de mi papá, siempre le dice "Esposo" a su esposo, nunca le llama de otra manera) Y además solo eso eran sus mensajes, y nunca me buscaba más tarde.

Comencé a salir con Brenda, la verdad la pasamos muy bien, pero no crean que buscaba algo con ella, es una excelente amiga; nos veíamos en la iglesia, salíamos a comer o al cine, y había veces que no nos veíamos en un par de meses, pero las pláticas por WhatsApp eran extensas.

Un día en célula, Mónica, una chica de la célula me preguntó:

— Oye Eder, ¿Quién es la chica con la que estás saliendo?

Inmediatamente Eve volteo a verme con cara de asombro y enojo combinados, hasta rompió el tenedor de plástico con el que comía el espagueti

— Es Brenda, es una chica de la iglesia

— Si la conozco, pero mi pregunta es más un ¿Brenda es tu novia?

La verdad es que yo no buscaba nada con ella, pero ver la reacción de Eve, me llevó a hacer una mala jugada

— Aún no es mi novia pero...

— Ah mira, que guardadito te lo tenías

Interrumpió Eve, levantándose al baño

En eso Roberto, el tío de Mónica interrumpió

— ¿Apoco si te gusta Brenda carnal?

— Si, es una chica muy inteligente, me agrada estar con ella

— Hasta donde sé es una chica muy estudiada ¿no?

— Si, de hecho está por iniciar un doctorado, aún no se decide entre tanatología o trastornos mentales

— Pues muy bien carnal, ¡éxito con esa chica!

— Gracias Roberto

El ambiente de la cena se volvió un poco tenso cuando Eve regreso del baño

— No me habías contado de Brenda

— ¡Claro que sí! Desde que entré al curso de discipulado de la iglesia

— Pues no me habías dicho que salías con ella

Era mi momento, se veía su enojo al hablar de Brenda, podría haberle reclamado en ese momento y decirle algo como "te contaría si habláramos más seguido" o "con eso de que ya no me hablas, no podía contarte" pero, no fue así, fui un tonto y respondí:

— Lo había olvidado

Después de eso, volví a ser invisible, lo cual a partir de ese momento dejó de dolerme, y comencé a hacer mi vida de manera normal, ya sin ella, sin preocuparme por si le interesa como estoy, o si estoy ahí

Al domingo siguiente me encontré a Brenda en la iglesia comprando unos chilaquiles, me acerque a saludar y me dijo:

— Hola, como estas, te veo diferente, te ves más alegre, no totalmente feliz, pero si diferente

— Hola Brenda, jejeje pues, no sé si es porque le deje de dar importancia a alguien

— ¿A quién? no me digas que a la niña de los tacos de hace 15 días

— Si, a ella

— Muy bien, la verdad tiene una cara de hipócrita y mustia que no puede con ella

Wow, nunca nadie me había dicho algo así, de verdad que Brenda era muy directa, ya alguien me había dicho que Eve no era una chica que me conviniera, pero no de la forma en la que Brenda me lo decía.

Ese día después de la iglesia fuimos a desayunar, Evelyn ni siquiera se acercó a despedirse cuando se fue con sus papas, pero ya está más que decidido a hacerme a un lado, esta situación llevaba meses y por más que la buscaba, no pasaba nada; así que disfrute la tarde con Brenda, la pasaba muy bien con ella, es psicóloga, y la psicología era una de mis opciones para estudiar en la universidad, así que las pláticas eran bastante interesantes , otra de las pláticas con ella, es que su papá es General de la Fuerza Aérea, y a mí me encantan los aviones

— Wow que padre, a mí me encantaría aprender a volar, y tal vez subirme a un F5

— Entonces, te gustan los autos, las computadoras, la psicología, la chica de los tacos y los aviones

— Jajaja sí, pero no es la chica de los tacos, eso suena a que ella los vende

— Así suena a que hace algo productivo

— Sí que te cae mal ehh! además si hace algo productivo, estudia

— pero administración de empresas, eso no cuenta y su hipocresía se le nota a kilómetros y por lo que me has contado, te trae como idiota babeando por ella

— Yo estudié administración, no es hipócrita y pues, no tanto, si me gusta mucho y la quiero, pero de eso a que me trae como idiota

— Perdón por lo de administración, no lo recordaba, oye por cierto, ella viene por detrás de ti



Not Loved Guy

Editado: 16.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar