Fate/progressive

CAPÍTULO 21:

Transcurren las horas mientras entrenaba con Artoria y cuando se hacen las 5:00 p.m. paro el entrenamiento con ella, le digo que es tiempo de ir a la casa de Shirou, le mande un mensaje a Reymond para que se vaya a la casa de Shirou debido a que el todavía no había llegado. 
Me dirigía a la entrada de la casa porque Artoria se fue a bañar y cambiar debido que sudamos bastante durante el entrenamiento, yo no lo hago porque estando solos los dos me preocupa que un incidente como el de la última vez y ella termine odiándome por eso bueno, aunque no le molesto que entrara con ella, definitivamente no, el único afectado seria yo. Después de unos minutos Artoria llega a la entrada con un traje de oficina negro el cual le hace resaltar la figura que tiene, me le quedo viendo como un idiota por lo bien que le queda, ella noto como la estaba viendo, lo que hace estar confusa y me habla haciéndome despertar de mis pensamientos.

–Master, ¿será que este atuendo me queda mal? –Artoria me mira como diseccionada, tal vez piensa que estoy viendo que el atuendo que se puso le queda mal, pero es todo lo contrario

– ¿Eh? ¡No! Digo… –toso aclarando mi garganta para disimular y volver a mi postura –No, es todo lo contrario, te queda muy bien –para evitar malentendidos la elogio para que no piense que se ve mal –Es solo que como te ves tan bien con ese atuendo, que no pude apartar  mi vista, es solo eso.

-¿En serio? Gracias por los halagos, Master –con una sonrisa Artoria se pone delante de mí –Creo que deberíamos irnos.

–Si tienes razón, vamos antes de que se haga más tarde –dije con una sonrisa abriendo la puerta de la casa


Al momento de salir de la casa  Artoria se pone a mi lado por lo general ella se pone de tras de mi o al frente cuando caminamos, es la primera vez que se pone a mi lado, inesperadamente se acerca más, casi parece querer agarrar mi brazo,  pero no lo hace, solo se queda al lado mío por lo que después de unas cuadras no le preste atención porque ya estamos por llegar a casa de Shirou, cuando llegamos a la entrada tocamos el timbre, cuando abrieron la puerta, la  que nos recibió es una mujer de veintitantos años, de cabello marrón claro y ojos color avellana, ella no parecía ser la madre de Shirou ya que no noto el parentesco, puede que sea su tutora.

–Buenas noches, ¿se encuentra el joven Shirou? –saludo de forma cordial y pregunto sobre Shirou

–Si se encuentra, ¿pero qué asuntos tiene con él? –dijo esta mujer preguntando de forma curiosa y no sospechosa

–Yo soy un viejo conocido  del padre de Shirou, mi nombre es Alexander midas, un gusto, ella es mi prometida –en ese momento le indique a Artoria que tenía que presentarse de forma sorpresiva lo hace sin equivocarse  

–Soy Elizabeth Midas, un gusto conocerle –al presentarse como mi prometida por alguna razón los latidos de mi corazón empezaron a ser tan fuertes que pensé que los podría oír Artoria

– ¿Eres conocido de Kiritsugu-san? ¡Por qué no lo dijo antes! venga pase, pase –al escuchar que era amigo del padre de Shirou ella fácilmente nos deja entrar,  ella se tomó la mano de Artoria y se la lleva hasta la sala

Ella es bastante imperativa, que interesante persona, al caminar por el pasillo puedo notar la presencia de Shirou y Sakura, tanto como la de Saber, pero no está la de Tohsaka o Archer aparentemente ella no querrá tener nada que ver con nosotros por ahora.

Cuando estoy en la sala, visualizo a Saber en la mesa tomando te, Shirou está en la cocina con Sakura, por cómo se ven ellos pudieron resolver el problema sin que yo interviniera, porque están ablando de forma tranquila y feliz, solo falta que me disculpe con Sakura por revelar su secreto.

– ¡Y pensar que vendría otro conocido del padre de Shirou! –las palabras de la que supongo es la tutora de Shirou me confunden –es una pena que a Saber-chan le robaran todas sus cosas cuando venía para acá.

–Sí, es una pena –respondió Saber tan delicada y cortes viendo a la mujer.

Ya entiendo, con que a si son las cosas, aparentemente ella no sabe que es un servant, bueno yo estoy haciendo pasar a Artoria por mi prometida.

–Y… ¿cómo se conocieron par de tortolos? –sin un toque de delicadeza la tutora de Shirou toda emocionada nos bombardea con un motón de preguntas

–Sí, ¿cómo nos conocimos? Querido –de repente Artoria siguiéndole el juego espera una respuesta mientras toma él te que le sirvieron –yo también quiero escucharlo

Esa pregunta no me dio tanto nervios, lo que me daba nervios era la cara de Artoria cuando me hizo la misma pregunta, esa cara de verdad daba mucho miedo, solo trague un poco de saliva y me dispuse a contar la mentira
–Bien, les contare: fue en Londres, yo soy un científico de una farmacéutica y ellas era una mi nueva asistente, se podría decir que fue amor a primera vista –(por dios trágame tierra porque tengo que contar algo tan vergonzoso) –pensaba mientras todos me veían para que continuara –trate de llamar su atención de varias maneras, pero nuca me hacía caso, hasta que paso un accidente en la farmacia, ocurrió una explosión en el laboratorio, ella trato de salvar los datos de las nuevas medicinas que se estaban desarrollando y yo fui a ayudarla, pero cuando entramos a la sala de informática donde se guardaba los datos digitales, una explosión nos manda volando contra una pared, yo tomo a Elizabeth para evitar que no  tuviera alguna herida

– ¡Kyaaaa! ¡Qué historia más romántica! –La tutora de Shirou engatusada por la historia parece creérsela – ¿y qué paso después la cargaste como a una princesa?

-–No, yo que de inconsciente por varios días, la que me cuido todo ese tiempo fue Elizabeth, desde ese día nos relacionamos más hasta el día que le propuse matrimonio

Cuando termino la historia Artoria se me queda viendo por alguna razón, cuando cruzamos miradas ella desvía la suya y vuelve con su té, por otro lado Saber me está viendo muy intensamente por alguna razón, ¿es que no le gusto mi historia? después ve a Artoria, la ve por unos segundos luego solo regresa a su forma habitual, tomando su tasa de té e ignorándonos.



Reymond23gale

Editado: 11.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar